Y tú, ¿qué haces en tu primer día de vacaciones?

Sí, por fin. ¡Ha llegado agosto! Para muchos, el mes más esperado, y solo por una razón…¡Empiezan las vacaciones!

Y aprovechando estas fechas estivales vamos a hacer un repaso de los hábitos vacacionales de los españoles en las últimas décadas. ¿Te has parado a pensar en cómo veraneaban tus abuelos? ¿Crees que veraneamos de forma distinta o somos un “animal de costumbres”?

¡Vamos a la playa!

Si hay un plan que jamás pasará de moda pese al paso de los años es ir a la playa. Todos tenemos en mente la imagen de esa familia de los setenta que conducía su coche durante horas, repleto de bártulos, sin aire acondicionado, cantando el Dúo Dinámico y con más personas de las que debería, y todo por pasar unos pocos días a la orilla del mar y tomarse una cervecita en ese chiringuito. En la actualidad, con algo más de comodidad y seguridad, continuamos prefiriendo la playa como destino vacacional, ya sea en pareja, con la familia o amigos. La playa nunca defrauda.

De la verbena a las fiestas de mi pueblo

¿Y qué decir de las fiestas del pueblo? Ese lugar anclado en el tiempo en el que desconectar de la ciudad y poder dormir fresquito. Las orquestas y bailes en la plaza, las comidas familiares, y sobre todo la diversión que lo han convertido en otro de los planes preferidos, aunque en los últimos años haya perdido fuerza. Porque seamos sinceros, a todos nos encanta decir que nos vamos unos días al pueblo y no hay lugar como este para bailar el ya mítico ‘No rompas más, mi pobre corazón’ en mitad de la plaza 😉

Vacaciones 2.0 ¡No sin mi móvil!

Si hay algo que ha cambiado en nuestros hábitos vacacionales es el cómo ha variado nuestra manera de hacer la maleta. ¿Hay algo que no puedas olvidar en casa pase lo que pase? ¿El bañador y la cámara de fotos? ¿Un buen libro? ¿La camisa hawaiana?… tal vez fuera así hasta hace poco, porque aunque parezca mentira, lo primero que metemos hoy en día en la maleta es el móvil. ¡Antes que el bañador y las chanclas, priorizamos el poder subir nuestra fotito a Instagram o Facebook! Nos encanta posturear y compartir nuestro momento más esperado del año.

telefono playa

Ha pasado el tiempo y, lógicamente, los españoles de ahora no somos los mismos que hace 50 años; pero si hay algo que de verdad no ha cambiado es tomar unas cañas en una terraza y rodeados de nuestra pareja, amigos o familiares, porque sigue siendo uno de los planes favoritos de los españoles para pasar sus vacaciones. Así que no lo dudes, si eres uno de los afortunados que coge vacaciones este mes, reúne a tus amigos en ese bar al que siempre vais en verano o mejor aún, descubre algún chiringuito nuevo en el que probar su tapa más típica y… ¡a cervecear se ha dicho!

Es momento de terrazas y chiringuitos

Seguro que todos tenemos una terraza preferida. Aquella en la que refugiarnos del calor. Aquella en la que descansar después de haber estado nadando, corriendo, o tomando el sol. Aquella en la que te tiras horas y horas sin darte cuenta de que el día avanza. Aquella en la que el camarero te hace sentir querido, y siempre te pone la cerveza como a ti te gusta, acompañada de tu tapa preferida. Porque todos tenemos un sitio especial, aquí va un listado de algunas terrazas veraniegas que nos gustan y queremos compartir contigo:

Terraza The Hat, Madrid

Todos sabemos que Madrid, desgraciadamente no tiene playa, pero sí tiene áticos desde los que disfrutar de espectaculares vistas y atardeceres de la ciudad. The Hat, situado en el barrio de la Latina cuenta con uno de esos áticos. Los sábados podéis disfrutar de una barbacoa acompañada de una cerveza bien servida, y unas vistas privilegiadas del Madrid de los Austrias.

The Hat

Club Náutico, Zaragoza

Situado en la ribera del río Ebro, con vistas a la basílica del Pilar, el Club Náutico nos ofrece una terraza ideal para disfrutar de las noches de verano en pleno centro de Zaragoza. Sitio perfecto para tomar un par de cervezas después de visitar los monumentos de la ciudad.

Club Náutico Zaragoza

Xiringuito Escribà, Barcelona

Situada en la Avenida Litoral de la ciudad de Barcelona, este chiringuito regentado por una familia pastelera ofrece una carta típica de chiringuito catalán. ¡No hay mejor manera de terminar un día de playa que con una auténtica fideuá y una cerveza bien fría!

Xiringuito Escribà

Chiringuito María, Málaga

Después de un día de turismo, y con el calor malagueño… creemos que la mejor idea es ir por el paseo marítimo Antonio Banderas para tomar en el Chiringuito María un par de cañas acompañadas por espetos de sardinas. ¡Planazo!

Chiringuito María

Chiringuito San Xiao, A Coruña

Este chiringuito se encuentra en la el norte de la provincia de A Coruña, cerca de la Estaca de Bares y su faro, en una zona de salvajes acantilados costeros difíciles de encontrar en el resto de Europa. ¡Una visita a la zona y una caldereta de pescado o carne a la parrilla acompañada de una buena cerveza bien merecen la visita!

Chiringuito San Xiao -1

Allende Muelle, Las Palmas de Gran Canaria, Islas Canarias

En el parque Romano de Las Palmas, en plena costa canaria, encontramos un lugar ideal para disfrutar de la brisa del océano y del sol. Estas vistas invitan a pedir una cerveza con unas papas con mojo, verde y rojo ¡que no falte de nada! Y después de comer, contemplar la puesta de sol en el Océano Atlántico…

Allende Muelle

Marina Beach Club, Valencia

En la Marina Real Juan Carlos I, en el Paseo de Neptuno podemos encontrar este chiringuito en el que podremos darnos un buen capricho tras visitar la Ciudad de las Artes y las Ciencias, ubicada en sus proximidades. Después de un día de turismo por la ciudad podemos disfrutar de su variada gastronomía mientras nos tomamos una cerveza y escuchamos a los artistas invitados. Después..¡a bañarse en la playa de la Malvarrosa!

valencia

6 Tipos de personas que te encontrarás en la playa este verano

Con la llegada del calor, las calles están desiertas…

La mayoría de los españoles prefieren pasar el verano cerca de la playa, disfrutando de la brisa del mar mientras toman un par de cañas en el chiringuito… Al ser el destino preferido de tanta gente, en la playa te puedes encontrar personas de todo tipo. Aquí tienes una guía rápida para identificar a tus nuevos compañeros de vacaciones:

1. El “artista”

Es capaz de construir verdaderas ciudades de arena solo con la ayuda de un cubo y una pala. Castillos, sirenas, tortugas gigantes, rascacielos… Sus obras de arte suelen venir acompañadas de fosos, ríos, pozos y lagos, por lo que recomendamos que te apuntes a clases de escalada por si caes en estas trampas.

2. El madrugador

El que, cargado con su casa a cuestas, se instala en primera línea de playa para no moverse de ahí, ni cuando llega la pleamar. Así que por mucho que intentes quedarte con su sitio, ni te molestes: él ya habrá llegado antes.

3. El “de la pelotita”

El súper deportista, inmune al calor. Seguro que tras echar un partido de voleibol, otro a las palas y una pachanga de fútbol querrá tomarse un par de cañas y… ¡recuperarse de la bola que tenía a huevo y falló!

4. La tribu de los Brady

Y qué decir de los abuelos con treinta y seis nietos. Al llegar a la playa, liberan a la manada que se dispersa por todos lados. Pero en el momento en el que los abuelos empiezan a comer y abren la nevera… aparecerán todos ansiosos como tigres por echarse algo a la barriga.

5. El ‘chuloplaya’

También hay gente que va a la playa en busca de su amor de verano…

Aunque a veces tienen menos fortuna de la esperada…

6. El conguito

Tiene un único objetivo: tomar el sol y ponerse moreno, más moreno que nadie en la playa. Su rutina es cambiar de orientación según se va moviendo el sol y espatarrarse como una lagartija para que todas las partes de su cuerpo sean bañadas por los rayos del sol, sí, axilas incluidas. El primer día de playa ya está moreno, por lo que puede que puede que haya pasado todo el año, tomando rayos UVA.
Por cierto, ¡mucho cuidado con los rayos UVA!

Tras el calor y las emociones del día, una buena recomendación es invitar a tus nuevos amigos a un par de cañas en el chiringuito. El verano es el momento perfecto para conocer a personas inimaginables que podrán hacer de estas, las mejores vacaciones.

¡Un amigo con piscina, por favor!

El verano y las vacaciones, sin lugar a dudas, sacan a relucir nuestra mejor versión. Parece que el sol, el calor y el tiempo libre nos convierten en personas más alegres, divertidas, generosas.

Pero para que engañarnos: en algunos casos también despierta nuestra versión más interesada. Con el mes de julio, llega la temporada de “caza”… de amigos con piscina.

Este hecho seguramente se acrecentará si vives en grandes ciudades lejos de la costa. A falta de playa, necesitarás recurrir a amigos con piscina privadas. Seguramente habrás experimentado esta situación desde un extremo u otro: como el amigo afortunado (y envidiado) por contar con una piscina propia a su disposición durante todos los meses de verano que tiene que soportar como, de repente, su lista de amigos crece exponencialmente… o como el amigo acaparador que busca en las piscinas ajenas su particular manantial con el que afrontar las altas temperaturas estivales.

Deberás ser cuidadoso si te encuentras en esta última tesitura. Para empezar, actúa con sutileza, ya que si apareces de buenas a primeras en pleno mes de julio después de meses sin hablar con tu amigo, te informamos: se te va a ver el plumero. La misión “Piscinas en verano” empieza en abril/mayo, donde deberás hacer gala de tus mejores dotes sociales llamándole a menudo, invitándole a un par de cervezas y en cierto modo, haciéndole creer que te interesa algo más que su sublime piscina. Porque entendemos que es así, ¿no?

Si la “Operación Piscina” comienza bien entrado el verano… ¡al menos cúrratelo! Inventa una buena excusa que explique tu ausencia durante el largo y frío invierno y preséntate en su casa con cervezas y algo de picar. Probablemente tu amigo de la piscina será quien ahora se aproveche de ti y de tu “manantial” de tapas y aperitivos. ¡Si al final ganamos todos!

No obstante, en Cervecear siempre apostamos por la amistad. No hay nada mejor que disfrutar de una buena tarde de piscina, acompañado de buenos (y desinteresados) amigos con los que compartir un par de cervezas y una barbacoa, por ejemplo. El camino se hace al andar, y tras el verano, te auguramos un divertido invierno en compañía de tu amigo de la piscina. Porque el calor en verano, y con una piscina de por medio, está muy bien. Pero no lo olvides: como decía la canción, “no hay como el calor de la amistad en un bar”.

Porque era así, ¿no?

Una noche mágica para celebrar el día más largo del año

Dicen que el día del solsticio de verano, este año tuvo lugar ayer, 20 de junio, tiene el mayor período de luz del día y por tanto es el día más largo de año. Ayer el sol llegó a su punto más alto, por lo que inevitablemente a partir de hoy los días empiezan a ser más breves y el sol comienza a bajar hasta llegar al punto más bajo, lo que simboliza la llegada del invierno. Si bien hace poco que desempolvamos las chanclas y no queremos pensar en eso todavía, sino que preferimos pensar en playas, hogueras, fiestas, tradiciones, en resumen: San Juan. Da igual si en tu ciudad lo celebráis hoy o el viernes, en la playa o en la ciudad, lo que está claro es que esta semana es la semana de San Juan.

Este rito, protagonizado por las hogueras, tiene como objetivo dar más fuerza al sol, intentar que aguante ahí arriba un poco más y atrasar el frío, la lluvia y la nieve lo máximo posible. Que nos perdonen los amantes del esquí y la montaña, pero es que ahora mismo sólo podemos pensar en la arena, la toalla, el chiringuito, las cervecitas y el sol. Así que queremos pediros que nos echéis una manita para darle fuerza al sol que tantos buenos momentos nos regala.

Por lo general cuando se habla de la Noche de San Juan, inevitablemente tendemos a pensar en la Comunidad Valenciana, quizás porque esta fiesta está especialmente arraigada allí o porque las fiestas de San Juan de Alicante están consideradas de Interés de Turismo Internacional, pero esta noche se celebra en toda la península. Y es que los españoles somos muy celebrar:

La Nueche de San Xuan en Asturias se celebra principalmente en Mieres, Langreo, Corvera o Gijón. En Andalucía le dan su toque personal, como a todo, por ejemplo en algunas ciudades de Cádiz queman los conocidos Juanillos, unos muñecos de trapo, y en Jerez de la Frontera es conocido el Toro de Fuego. Por otro lado, en Galicia San Xoán se ha convertido en toda una tradición, concretamente en A Coruña la fiesta dura varios días durante los cuales celebran conciertos y actividades de ocio, tanto para mayores como para los más pequeños. Por último en el interior también celebra esta noche: en Madrid, a falta de playa, la gente se reúne en distintas plazas. En Soria preparan la llegada de este día con fiestas locales, toros y otras tradiciones.

Además existen un montón de leyendas y tradiciones en torno a esta noche que inicialmente surgió como una forma de adoración al sol y que hoy une el fuego con el agua para atraer suerte, dinero, amor o salud. La tradición más extendida dice que saltar las hogueras aleja las malas energías, si bien también puedes saltar siete olas para alejarlas. En los lugares de playa dicen que meterse de espaldas mirando a la luna y sumergirse 12 veces seguidas trae un año de salud y si saltas nueve olas de espaldas, aumenta tu fertilidad. Asimismo, el amor, el sentimiento al que rodean los rituales y supersticiones más elaborados, también tiene cabida en esta noche mágica. Si quieres que esa persona caiga rendida a tus pies mientras saltas debes pensar en él/ella, y si además el romanticismo corre por tus venas y eres un romántico confeso al más puro estilo Richard Gere, Hugh Grant o Kristin Davis, entonces prepara una trenza de flores o de tela, cuando saltes la hoguera lánzasela a tu casi-amor y si tu puntería es buena y sus reflejos también… voilà, amor asegurado.

No diréis que no os damos consejos para empezar el verano con buen pie, solo esperamos que celebréis y disfrutéis de una noche mágica en buena compañía y pongáis la guinda con un brindis cervecero mientras miráis la hoguera y pedís uno, dos o cinco deseos.

¡Feliz noche de San Juan!

san juan fuego

Junio ya está aquí, y con él las escapadas exprés y las piscinas naturales

piscinas naturales

Junio, el pistoletazo de salida de las vacaciones de verano ¿recordáis aquellos años de estudiante cuando el verano duraba tres largos meses? Junio significaba el comienzo de un verano infinito y tu mayor preocupación era qué hacer con todo ese tiempo libre, aquellos años en los que no parabas quieto y te faltaban horas en el día ¿los recuerdas?. Qué tiempos ¿verdad?

Ahora parece que hemos sustituido esos largos meses de verano estudiantil por escapadas de fin de semana a lugares cercanos, casas rurales o viajes exprés en los que pasar más tiempo en el coche o en el avión que en la ciudad de destino. Pero al final, merece la pena. Porque estas escapadas siempre se cogen con más ganas y, a veces, hasta se disfrutan más que las largas semanas de vacaciones por su carácter efímero e intenso. Porque sí, todos estamos deseando olvidar la contraseña del ordenador de la oficina durante unas semanas, pero mientras llega ese momento, ¿por qué no disfrutar del verano, las horas de sol y los intensos fines de semana al máximo? Hagamos la espera más amena.

Con el objetivo de ofreceros una alternativa a los que echáis de menos el mar, los chiringuitos, las cervecitas después de un chapuzón o a los que tenéis el mar a escasos kilómetros (incluso metros) y os apetece hacer un plan diferente, hemos realizado una intensa labor de investigación para encontrar una alternativa a la altura de vuestras expectativas y creemos haberla encontrado: las piscinas naturales. Espacios mágicos que nos ofrecen una vía de escape de la rutina a escasos kilómetros de la ciudad. Allí puedes disfrutar del tan esperado primer baño del verano, practicar deportes acuáticos como buceo, vela o windsurf, hacer senderismo o simplemente ir a pasar el día a las cascadas con amigos y ver anochecer en el bar o chiringuito, disfrutando de una cerveza bien fría.

Si bien, además de las excepcionales playas que tenemos en España, nuestra geografía también nos ofrece pequeños rincones naturales como Gulpiyuri, una pequeña playa situada en Llanes; las Fuentes de Algar en Alicante, Montanejos, en la comarca del Alto Mijares en Castellón; La Fontcalda en Tarragona; el Salto del Usero en Murcia. También en las Islas podemos disfrutar de estos espacios únicos como El Charco Azul en la isla de El Hierro, Los Charcones en Lanzarote, o El Caletón en Tenerife.

Piscinas naturales
Foto: Vicencio Padovani

Según nos vamos adentrando en la península, el sonido del mar se va disipando y en tu mente comienza a sonar, inevitablemente, la banda sonora que acompaña al verano madrileño (y al de toda la zona centro) desde hace 30 años… ‘vaya, vaya, aquí no hay playa, vaya, vaya…’

Porque sí, aunque la mítica banda se refiriera a Madrid, este casi-himno se ha extendido a toda la zona centro y sí, es verdad, no hay playa, nos pongamos como nos pongamos. Pero la naturaleza es sabia y ha sabido recompensarnos con unas piscinas y termas naturales increíbles. En Madrid, por ejemplo, encontramos Las Presillas en Rascafría y el Pantano de San Juan. En Castilla La Mancha, a 80 km de Cuenca, están Las Chorreras, y entre las provincias de Albacete y Ciudad Real se encuentran las Lagunas de Ruidera. En Castilla y León, podemos escaparnos a las Arenas de San Pedro en Ávila, o al Lago de Sanabria en Zamora. Por último en Cáceres se encuentra una de las piscinas naturales más conocidas: La Garganta los Infiernos, situada en el Valle del Jerte.

Nosotros ya hemos planeado una ruta para conocer todos estos rincones y brindar por vosotros en cada uno de ellos con una cervecita mientras disfrutamos del sol y el paisaje, ¿os unís?

Nos vemos en los bares

Grifos de cerveza

Ya somos mayorcitos como para llorar la vuelta al cole. Los anuncios de uniformes en la televisión y las ofertas de material escolar no nos afectan tanto ahora como hace varios años. Sin embargo, lamentamos mucho más otros asuntos propios de la llegada del otoño.

El hecho que debemos asumir es que los días son más cortos. Así que, si os sorprendéis cualquier día mientras tomáis unas cañas de que hay una luz propia de Helsinki en noviembre, ¡no os asustéis! Es normal. Los días comienzan a ser cada vez más cortos y no podemos evitar este hecho.

Vuelta a la oficinaAdemás, empezamos a usar la querida “chaquetilla” que tanto hemos echado de menos este verano. A partir de ahora, esta prenda estará presente durante los próximos meses. La solución es clara y dejar de salir no es una opción. Durante estos días las terracitas comienzan a encender sus estufas de las calles, y las barras comienzan a llenarse de gente que no duda en seguir haciendo planes.
Pero el tema que más nos incomoda es, sin duda, la vuelta a la oficina y la pérdida de horas libres en las que cervecear. Pero amigos, no hay mal que por bien no venga. Así que coged a vuestros colegas y proponedles ir de afterwork o mejor, de Bartes. Que aunque este concepto esté ahora muy de moda, en España siempre hemos sido muy de reunirnos alrededor de unas cervezas, unas tapas y debatir los temas de la oficina.

Nosotros nos secamos las lágrimas mientras escribimos estás líneas pero, como solemos decir: nos vemos en los bares.

Planes para sobrellevar el fin del verano

Camping veraniego

Nos resistimos a la llegada de septiembre. El noveno mes del año sólo trae problemas: la vuelta al cole, el regreso a la oficina, los nuevos realities de televisión… todo dramas. Por eso, queremos olvidarnos que el verano tiene los días contados y preferimos vivir esta cuenta atrás como si estuviéramos en la primera semana de junio. Somos conscientes de que ya habéis ido a la playa, a las fiestas de vuestro querido pueblo y a un mínimo de dos festivales. Por eso, aquí os ofrecemos tres planes diferentes para que pases el final de agosto de una forma mucho más amena:

  • Surcar los siete mares. Todos de pequeños hemos jugado a ser piratas y, prácticamente todos, hemos tenido un disfraz de pirata. Así que por qué no serlo ahora. ¿Qué necesitamos? Una bandera pirata, un barco, tu grupo de amigos y ¡BOOM! Tenemos el viaje perfecto. Pero claro, tener un barco aparcado en casa no es fácil, por eso tenemos la solución: compartirlo. Hay varias webs (barcoamigo.com, boatbound.com o genteparanavegar.com, entre otras) donde compartir los gastos del viajes o incluso alquilar el barco entero para vosotros es posible. De todas formas, si el oleaje os parece demasiado “extremo”, sois más de relajaros en ríos y no os conformáis con viajar sólo por el territorio nacional, os presentamos a Leboat (leboat.es) donde podrás recorrer varios países a través de sus vías fluviales.
  • GampingOlvida el camping y descubre el gamping. Dormir en una tienda de campaña, hacer barbacoa y beber unas cervezas mientras disfrutas de la brisa veraniega es un plan al que al menos nosotros no sabemos decir que no. Pero, ¿qué hacéis cuando queréis ir a un lugar sin zona de camping? Aquí es cuando aparece Gamping (Gamping.es), una página web donde podemos elegir en qué jardín queremos pasar la noche. Sí, habéis leído bien: jardín. Y es que de ahí viene el nombre garden + camping. Es una novedosa forma de conocer nuevos lugares y personas de forma económica que por lo menos nosotros no nos queremos perder.
  • ¿Turismo, cerveza y deporte? Sí, queremos. Negarnos a que haremos este plan cuanto antes, es ridículo. Y es que encontrar una manera de recorrer una ciudad de forma más divertida es difícil. Este “bar móvil” se mueve con el esfuerzo grupal: pedaleando todos es la única forma de poder pasear por las calles de varias ciudades españolas como Madrid, Barcelona, Sevilla, Murcia o Málaga. Además, mientras conocemos la ciudad, disfrutaréis de una caña bien fría recién tirada. El resultado: una experiencia inolvidable.

Cuatro libros para meter en la maleta

En verano tenemos algo que echamos de menos el resto del año: vacaciones y tiempo libre. Por eso, es el momento de hacer todo lo que nos apetece y retomar aquello que tenemos pendiente como, por ejemplo, leer. Te proponemos que, estés en las playas del caribe o en Benidorm, te relajes en la hamaca del chiringuito más cercano, pidas una buena cerveza y devores los libros que tenías en la lista desde hace meses. Hoy te proponemos cuatro lecturas y cuatro cervezas para disfrutar en vacaciones.


La chica del trenLa chica del tren (Paula Hawkins) y una cerveza de trigo

Más de 44 millones de personas han descubierto la historia de Rachel, una chica que vive inmersa en una rutina que empieza todas las mañanas en el tren de las 8:04. Cada día imagina las vidas de los pasajeros que siempre la acompañan y que no conoce hasta descubrir que nada es como ella pensaba.

Para disfrutar de la novela de Paula Hawkins te recomendamos que pidas una cerveza de trigo con la fruta del verano: sandía o melón. Deja volar tu imaginación con la lectura y con el aroma a cereales de esta bebida que acabará con un final especiado largo, perfecta para este thriller.


Libro LolitoLolito (Ben Brooks) y una cerveza lager

Si este verano quieres divertirte te recomendamos la obra de  Ben Brooks, una comedia sobre un adolescente que comienza a vivir en sus propias carnes los problemas del mundo adulto.

La comedia marida a la perfección con la clásica lager, ligera y refrescante. La rubia de siempre acompañada de un buen libro como Lolito, hará que te acabes esta novela en lo que te dura una caña.


chap chapChap Chap (Kiko Amat) y una cerveza abadía

El novelista y periodista Kiko Amat nos ofrece esta antología profesional. Amat recopila algunos de sus mejores artículos con conocidos personajes como Juliette Lewis o Julio Iglesias, pero siempre manteniéndose como protagonista.
El ingenio de las crónicas se saboreará mejor con la cerveza de abadía  y si lo acompañas con unas piezas de manzana, mejor que mejor. Sus sabores afrutados, frescos y su toque acaramelado harán quieras que el momento de lectura dure para siempre.


El JilgueroEl jilguero (Donna Tartt) y una cerveza negra

Para el jilguero recomendamos una cerveza con cuerpo y cremosa. La negra stout es la variedad perfecta para acompañar a Theo Decker, un joven superviviente a un atentado en el Metropolitan de Nueva York que aprovecha el caos de este ataque para robar una obra del museo. Los aromas a café y regaliz de la cerveza harán que vivas más intensamente las aventuras del protagonista por Nueva York, Las Vegas y Amsterdam.

El cine ya no es lo que era. Es mejor.

Lo antiguo, si parece nuevo, dos veces bueno. Esa es la filosofía que siguen las nuevas tendencias para realmente, hacer lo de siempre. Ahora disfrutamos de la cerveza de afterwork y de las fotografías con filtros vintage. Sí, volver al pasado se ha convertido en el plan del presente y si no, pensemos en un par de planes para cualquier fin de semana de verano.

Hoy que podemos decidir entre salas en tres dimensiones, efectos increíbles, mejoras en la calidad de la reproducción y sillones que ya nos gustaría tener en casa… elegimos un clásico, los cines de verano.

Gente reunida en un espacio abierto por y para disfrutar de una película. Por supuesto, no todo el mundo va igual de provisto para este tipo de eventos; está el tipo que lleva la merienda o la cena, siempre lleno de bocadillos, patatas fritas y dulces para que a su grupo no le falte de nada; la señora que lleva cojines, lo que en principio parece ridículo, a los 20 minutos se convertirá en la más envidiada de toda la sesión; el que lleva una mantita, que aunque pasemos por la tercera ola de calor, él tiene la costumbre de taparse hasta arriba, y aunque lo intentéis nunca se quitará ese pedazo de felpa de encima.  Y por último, nuestro favorito,el que propone comprar unas cervezas frías para poderlas beber mientras disfrutan de la película.

La situación es idílica: 28 grados, ligera brisa veraniega, chanclas, rodeado de amigos, una buena historia y una cerveza para refrescarte en los momentos de mayor tensión de la trama. A su vez, todo es como una película americana de los 80. Así que todo se vuelve completamente nostálgico.

No podréis decir que no es un gran plan. Sin embargo, si sois de los que además del cine, adoráis ser estrellas de la canción en la intimidad, tenemos el plan perfecto. Al fin, ¡han llegado a España los cines-karaoke! Sesiones en las que ya no tienes que ocultar tus gallos tras un chorro de agua en la ducha, porque todos los asistentes hacen lo  mismo. Pensad en Grease o The Rocky Horror Picture Show. Ahora imaginad a una masa enloquecida gritando “tell me more, tell me more”, mientras sigue la película. Y nadie te critica. De hecho el personal coge su botellín de cerveza y lo usa como micrófono. Eso, amigos, es otro planazo de cine para estos días de calor que nos acompañan.

Nosotros hemos probado ambos planes y somos muy fans de ellos. Ahora os toca a vosotros, salid a la calle, poneos vuestras mejores galas y disfrutad del cine en todas sus posibilidades.

Ahora