Septiembre ya está aquí, ¡una caña por favor!

Por ti, cerveza

¿Habéis notado que la ciudad empieza a tener vidilla por las calles? Tras las vacaciones, dejamos la sombrilla aparcada en primera línea de playa para el año que viene y llegamos a casa con un moreno espectacular y con el modo zen ON para entrar con una sonrisa y llenos de energía por la puerta de la oficina.

Si eres de los que andan tristones por la calle pensando que, después de deshacer la maleta, la alarma dejará de estar en silencio para sonar de nuevo a eso de las ocho de la mañana, saca pecho y vence al síndrome postvacacional. Porque con Septiembre llega de nuevo la jornada laboral, pero también miles de planes que te harán “amar” la vuelta a la oficina.

Aunque te resistas a volver, tenías unas ganas locas de juntarte de nuevo con todos tus compañeros de trabajo después de dos meses de vacaciones. Cuando uno seguía frente al ordenador, los otros estaban desconectando bajo el sol y viceversa. Ahora, por fin, podéis retomar el café de media mañana y la siempre divertida hora de la comida para poneros al día y hacer un remember de los momentazos y las fotos del verano. Y por supuesto, inaugurar la tarde C, de cañas, obligatoria al menos una vez por semana para mantener el buen rollo con el que has aterrizado.

Además, si das una vuelta por el barrio te darás cuenta del buen ambiente que se respira. Conciertos, nuevas películas y obras de teatro en la cartelera, talleres DIY, ofertas en gimnasios, inauguración de exposiciones y, lo mejor, el final del verano para tu camarero preferido. Tu segunda casa quita el cartel de “cerrado por vacaciones” y vuelve a abrir las puertas para darte la bienvenida. Así que ya estás tardando en escribir por WhatsApp a tu grupo de amigos y organizar una quedada para el reencuentro. Vuestro héroe hostelero también tiene ganas de volver a ver vuestras caras, abrazaros y serviros una ronda de cervezas tiradas con todo el amor del mundo. Todo un planazo si tienes en cuenta que el sol está de tu parte y sigue dando licencia para disfrutar de la terraza mientras escuchas a tus amigos contando sus nuevos proyectos.

Si todavía sigues dudando de las posibilidades que te ofrece Septiembre solo tienes que buscar tu plan y decidir el lugar, la hora y la compañía para disfrutar de la ciudad. Seguro que empiezas el curso con buen pie.

A orillas de la playa

El chiringuito

¿Quién no ha querido dejarlo todo alguna vez y montar un chiringuito de playa? ¡Ay! el chiringo, el quiosco playero, las casetas, la taberna de verano, la terracita del paseo marítimo… son muchos los nombres que designan a ese gran lugar en el que arreglamos el mundo durante las vacaciones y en el que nos gustaría pasar más días al año. Indispensable oasis para combatir el calor en los meses de julio y agosto, cómplice de nuestros mejores momentos playeros y como no, guardián de la cerveza fresquita. Por todo esto y mucho más, hoy le dedicamos nuestro post en el blog.

Ponte en situación: la una del mediodía, cremita en la frente, tus amigos, el ruido de las olas, unas bravas, dos cañitas y una paella encargada para cinco. ¿Se puede vivir mejor? Lo dudamos.

La verdad es que lo hemos hecho todos y en todas las épocas, nuestros padres y abuelos también, sí. De hecho, los orígenes de este mágico lugar se remontan a principios de los años cincuenta, a las playas del litoral catalán, concretamente en Sitges. Y por si no lo sabíais, tiene un pasado literario.

El primer establecimiento que da nombre a todos los demás se inauguró en 1913 con el nombre de ‘kiosket’. Fue a mediados de los años cuarenta cuando un ilustre parroquiano, escritor y por aquel entonces colaborador del periódico La Vanguardia, César González Ruano, sugirió al dueño del local que cambiara el nombre a Chiringuito. Para César era un lugar especial donde encontraba la inspiración para escribir sus novelas y sobre todo, donde disfrutaba en compañía de buenos amigos.

Muchos años han pasado, y muchos otros locales a lo largo de la costa española se han ido abriendo, pero su esencia sigue imborrable. El chiringuito, ya sea de madera o azulejo, con manteles de papel o de tela, es ese sitio donde puedes desconectar, darte una tregua del sol y sobre todo, disfrutar de una cerveza fría y unas tapitas, ya que en el fondo es lo que nos gusta.

Así que ya sabéis, este verano (toalla en mano), no dejéis de acercaros a vuestro chiringuito favorito, porque es el planazo del verano, y no lo decimos nosotros, que ya nos lo cantaba Georgie Dann.

¡Jefe! ¡Esa tapita!

Las 4 tapas ganadoras

En España, cuando nos tomamos unas cañas, queremos compartirlas con nuestros amigos o familiares, con una buena conversación y ¡con una buena tapa!
Sois vosotros los que habéis resuelto cuál ha sido la tapa cervecera ganadora, ¡y sabemos que no ha sido una decisión fácil!, porque la cerveza se combina igual de bien con el ‘pescaito frito’ o con unas croquetas, con los escabeches, pulpo o gambas. Estos son los cruces que nos han llevado al ganador…

(pulsa en la imagen para verla ampliada)

La tapa cervecera, cruces
Estas son las tapas que se enfrentaron en el campeonato de la tapa cervecera

And the winner is… (redoble de tambores) ¡La tortilla de patatas! (aplauso). Seguida por las patatas bravas, el pan con tomate y jamón y la ensaladilla rusa. Cuatro titanes de nuestra gastronomía mediterránea que nos acompañan, como lo han hecho siempre, en nuestros momentos cerveceros.

Merecido ha sido el homenaje que le habéis dado a nuestros grandes clásicos encabezados por la tortilla de patatas (¡qué grandes momentos nos ha brindado siempre!), pero no dejéis de probar a combinar la cerveza con otros sabores, ¡que no es a lo loco! ¡ tiene todo el sentido del mundo!, porque la cerveza casa perfectamente con los quesos, acompaña a su sabor en lugar de anularlo, con agridulces y comidas orientales por el contraste que ofrece con la soja o el wasabi, ¡con hamburguesas!, prueba a saborear el contraste perfecto de la cerveza con el kétchup o la mostaza, con ácidos y amargos o con picantes y especiados. ¿Y si quieres una cerveza más oscura, con más cuerpo? Prueba a maridarla con carnes sazonadas y busca la cerveza perfecta para cada condimento o salsa. Pero, por favor, ¡no te olvides de contarnos qué tal te ha ido el descubrimiento! Y disfruta, con una tapita, haciendo lo que más nos gusta: ¡cerveceando!

La cerveza… ¡que te la den con queso!

Queso

Seguro que muchas veces has oído eso de… ¡que no te la den con queso! Este dicho popular viene de la costumbre de algunos bodegueros de ofrecer queso antes de dar a probar los vinos mediocres, porque el fuerte sabor de este alimento impide degustar en su plenitud esta bebida. Ante un queso de sabor fuerte el vino parecía mejorar pero una vez en casa el comprador descubría que el caldo no era de la calidad apreciada en la bodega. Esto no ocurre con la cerveza que por su capacidad de limpiar el paladar consigue una armonía perfecta con los quesos.

cerve y queso

Continuamos nuestra serie de armonías con cerveza proponiendo la combinación de esta bebida con un alimento que ocupa un lugar destacado en nuestra gastronomía, tanto por variedad como calidad, el queso. ¿Preparados para que os la den con queso?

La mayor parte de afinidades entre cervezas y quesos se dan con los quesos de vaca, a excepción de uno de nuestros más característicos y populares quesos, el manchego curado de oveja. El queso manchego curado, con notas ligeramente ácidas y picantes, logra una gran armonía con las cervezas de abadía, donde predominan los matices florales y frutales de la manzana.

En el caso de los quesos de vaca, en general, podemos afirmar que las cervezas lager, ligeras y frescas, casan bien con los quesos jóvenes de vaca donde predominan las texturas blandas o semiblandas porque neutralizan bien la grasa y acidez del queso.

A medida que los quesos ganan maduración y son más añejos, requieren también cervezas de mayor grado, cuerpo y aroma. Los de vaca añejos combinan bien con las negras y los quesos pestosos con las cervezas aromáticas.

Os damos algunas propuestas de armonías entre quesos y cervezas:

Lager especial con Tronchón-cabra

La cerveza lager especial, por su cremosidad y notas de ahumados leves es ideal para acompañar la acidez de este queso histórico.

Lager extra con Afuega el Pitu

Una cerveza cremosa y frutal como la lager extra controla y equilibra esta variedad de queso de final picante e intenso.

Lager extra con Mahón

El queso de Mahón, intenso y cremoso, con notas muy lácteas consigue un perfecto equilibrio de sabores con una cerveza de carácter y cuerpo como las lager extra.

Lager negra con queso de Abadía

Un queso ‘de los de antes’, cremoso, intenso y con pasta lavada que expresa unos aromas muy potentes con un fondo lácteo dulce, consigue una excelente armonía con las cervezas de tipo lager negra; robustas, tradicionales, donde el regaliz y los torrefactos equilibran y aportan acidez y frescura.

Cerveza sin alcohol y stout negra con queso de Burgos

Cerveza y queso

Los quesos de Burgos nos ofrecen singulares armonías con dos tipos de cerveza bastante dispares: sin alcohol y stout negra. En el caso de la cerveza sin alcohol, su sabor a cereal dulce hace que esta combinación nos recuerde al matrimonio del queso con pan. En cambio, la armonía con cerveza negra da la impresión de que estamos regando el queso con miel de brezo.

Cervezas tostadas con queso ahumado San Simón

Su sabor es muy parecido al queso de tetilla gallego con la particularidad del ahumado exterior que le presta una tonalidad cerosa y oscura. Precisamente ese sabor ahumado sumado al gusto lácteo consigue una armonía perfecta con
las cervezas más tostadas: extras y negras.

Cervezas y mucho más en Las Palmas

Este fin de semana nos vamos a Las Palmas con Beer Runners. Después de haber visitado A Coruña, Barcelona, Madrid, Zaragoza, León, Sevilla y Valencia damos el salto desde la península para disfrutar de la cerveza y el deporte en las Islas Canarias. Por eso en esta entrada del blog os proponemos una ruta de cañas por la capital de Gran Canaria. ¿Nos acompañáis?

Las Palmas puede presumir de ser la ciudad más grande y más poblada del archipiélago, de su clima -con unos 22 grados de temperatura media anual-, de sus playas, de ser la tierra que vio nacer a Galdós, Javier Bardem, Alfredo Kraus, Juan Negrín… y también de su gastronomía.

En el recetario tradicional canario, el de los palmenses, encontramos platos tan exquisitos como los potajes de jaramagos, los pejines con gofio, el sancocho o los caldos de millo o de papas.

[slider crop=”yes” slide1=”http://www.cervecear.com/wp-content/uploads/2013/03/caldo-papas-41.jpg” slide2=”http://www.cervecear.com/wp-content/uploads/2013/03/Caldo-de-Millo.jpg”][/slider]

Hay muchas zonas en las que se puede disfrutar de estos platos y acompañarlos de unas cervezas, no podía ser de otro modo. Desde la ciudad histórica hasta la zona de Tafira, el Monte y sus alrededores o los barrios de San Cristóbal y La Isleta, donde se pueden probar los mejores pescados de la ciudad. Pero nos gustaría detenernos en un sitio en especial: el Mercado del Puerto.

Con una ubicación inmejorable, en el istmo de Santa Catalina, el Mercado del Puerto es un espacio en el que conviven los puestos tradicionales del mercado con nuevos locales de hostelería en los que se puede disfrutar tanto de platos de la cocina canaria ‘de la de toda la vida’ con propuestas más exóticas de gastronomía internacional.

Os recomendamos leer este artículo publicado recientemente en El Viajero sobre el Mercado del Puerto, y visitar su página en Facebook para conocerlo un poquito mejor.

Aquí os dejamos otras sugerencias para ‘cervecear’ en esta ciudad y, sobre todo, os animamos a enviarnos las vuestras: La Marinera. En la playa de Las Canteras, en la zona de la Puntilla, su especialidad es el pescado fresco traído directamente por los pescadores. También en el Paseo de las Canteras está la cervecería Las buenas pulgas, un buen sitio para disfrutar de un aperitivo al lado del mar. En la misma zona de la Peña La Chica están La Guarida y La Barca. Allende (Allende Muelle, Allende Puerto y Allende Triana), tres restaurantes que comparten una cocina excelente. Deliciosa Marta, otro restaurante que apuesta por la cocina elaborada y que se ha ganado al público.

Sevilla, capital del tapeo

Sevilla

Seguimos proponiendo lugares para tapear en algunas ciudades emblemáticas. En este caso, se trata de Sevilla, sede de la última carrera Beer Runners, que resultó un éxito total, tanto por el número de participantes como por el fantástico ambiente que pudimos disfrutar.

Tomaros estas sugerencias como lo que son: un simple aperitivo que esperamos os abra el apetito de la curiosidad por descubrir una ciudad imposible de resumir en un artículo como éste.

Cuando de tapear se trata no hay quien pueda negar que Sevilla es una de las ciudades que primero se nos viene a la cabeza ya que está considerada por muchos como la cuna del tapeo.

Es un placer perderse por sus calles disfrutando tanto de su legado histórico como de su ambiente, de sus gentes, de su tradición y, por supuesto, de su sabor.

En Sevilla se tapea de pie, sentado, solo, en pareja, entre amigos, con la familia, con los compañeros de trabajo porque nadie se puede resistir a su encanto, a su carácter andaluz desenfadado y a sus gentes amistosas y alegres que te cautivan al momento.

Es imposible hacer un post con todos los bares y todos los sabores que os podéis encontrar en Sevilla pero podemos daros algunas recomendaciones de locales que no podéis dejar de visitar si tenéis la oportunidad. Empezamos:

El barrio de Triana

Si lo que queréis es entrar de lleno en el ambiente andaluz más puro y gitano tenéis que visitar el barrio de Triana y sus bares, como por ejemplo:

  • Cervecería Triana: Situada en la Ronda de Triana es el lugar ideal para tomarte una cerveza fresquita, eso sí, no esperes estar sólo porque está siempre repleto de gente disfrutando de esa costumbre tan nuestra.
  • Casa Manolo: Historia y buenos platos es lo que te encontrarás en este bar. Si quieres un plato de cuchara con buen sabor aquí es donde tienes que ir.
  • Taberna Sol y sombra: Ambiente taurino y sabor andaluz. Tienes que probar sus tapas de marisco y pescado si quieres saber lo que es el cielo.
  • Taberna La Sonata: ambiente flamenco, actuaciones en directo, tapas deliciosas y buena cerveza. Nada más que añadir.

Ronda histórica

Si necesitas un descanso antes de seguir con tu recorrido histórico, aquí te dejamos algunos sitios donde parar para retomar fuerzas:

  • Casablanca: Tapas exquisitas, tradicionales  y deliciosas entre las que destacan sus guisos marineros y su tortilla de whisky. No te la puedes perder.Foto de una tapa de tortilla de whisky típica del Bar Casablanca
  • Bar-restaurante Milagritos: Situado a los pies de la Giralda te encontrarás este pedacito de cielo desde donde podrás observar la catedral mientras disfrutas de un respiro, una cerveza y una tapita.
  • Bar Ajoblanco: Mezcla de culturas. En este bar podrás disfrutar del sabor de México y Andalucía acompañado de buena música y mejor cerveza.

Barrio de Santa Cruz

Lugar turístico y con encanto que te permitirá disfrutar de buenas tapas cuando decidas darte un respiro de tu visita por el lugar.

  • Bar Las Cabrillas: Como se puede deducir de su nombre la especialidad de la casa son las cabrillas (caracoles). Un bar donde la barra siempre está llena.
  • Bar Las Teresas: Un protagonista indiscutible en su carta y en su decoración: el jamón. No olvides pedir también su tapa de garbanzos con espinacas, una tapa muy sevillana cuya receta ha pasado de generación en generación.
  • Las Columnas: Buen ambiente, buena gente, buenas tapas y buen servicio. Tienes que probar su tortilla de bacalao.Foto de tapa de jamón y queso con Sevilla

Estos son los bares que os recomendamos (sabemos que nos dejamos muchos en el tintero), os animamos a que nos contéis vuestra experiencia si pasáis por ellos y que nos recomendéis vuestros locales favoritos de la ciudad, ese lugar al que vais sí o sí y por qué. Lo apuntaremos en nuestra pizarra junto a la barra al estilo sevillano, por supuesto.

Ya lo decían Los de Río: “Sevilla tiene un color (y sabor) especial”

León: Lúpulo y tapas

Una de las muchas cosas buenas de Beer Runners es que nos dan la excusa para descubrir las ciudades anfitrionas desde un punto de vista cervecero. En esta ocasión, os invitamos a probar una muy pequeña muestra de las posibilidades que ofrece esta histórica ciudad a la hora de cervecear. Porque, aparte de su famosa catedral y no menos famosa cecina, León tiene mucho que ofrecer.

La provincia del lúpulo

La provincia de Léon merece el agradecimiento de los amantes de la cerveza porque en ella se produce la gran mayoría del lúpulo utilizado para su elaboración. En esta entrada de nuestro blog  encontraréis información sobre la importancia del lúpulo y sobre la comarca donde se produce.

Un tapeo como una catedral

Si la provincia de León produce un ingrediente de la cerveza, la ciudad de León ofrece un sinfín de lugares en los que degustar el resultado final, acompañado de una gran variedad de tapas y platos.

Foto de una calle de tapeo típica de la ciudad de LeónLa gastronomía de León recopila los diferentes platos típicos de la gastronomía autóctona, adaptada al frío clima provincialmediante platos energéticamente ricos que permitían afrontar las tareas cotidianas durante los fríos inviernos leoneses.

El embutido es pieza clave en este aspecto, por lo que en la ciudad de León se pueden saborear productos como la cecina de León, la morcilla de León, el chorizo de León y el Botillo del Bierzo, entre otros. Platos de mayor consistencia como el cocido Maragato, la sopa de trucha, la trucha frita y fría y el lechazo asado también son muy relevantes en la gastronomía de la ciudad, compendio de la presente en el resto de la provincia. Todo ello sin olvidar los platos de legumbres y hortalizas provenientes de las huertas leonesas, tales como las alubias de La Bañeza, pimientos de El Bierzo y de Fresno de la Vega y puerros de Sahagún.

Sin embargo, las tapas son sin lugar a duda el mayor exponente de la gastronomía de la ciudad. Pueden ser de todo tipo, desde guisos y platos calientes pasando por fritos, arroces hasta la más ligera de platos fríos y sencillos. La tapa leonesa se sirve gratuitamente junto a la bebida en la mayoría de los bares de la ciudad, aunque sin duda el lugar donde el tapeo alcanza su máximo esplendor es en el Barrio Húmedo, donde la concentración de bares y el esmero de los propietarios de los mismos a la hora de preparar las tapas ha propiciado el ambiente idóneo para el tapeo.

En la variedad está el gusto

Es imposible recopilar aquí todos los buenos bares y restaurantes que ofrece León para tentar al viajero o al residente. Si queréis tener un recorrido más completo de los locales de la ciudad, os recomendamos estas páginas:

Aytoleon

El Palillo Leonés

A continuación resaltamos unos cuantos ejemplos, que nos sirven para mostrar la variedad de las propuestas, desde tascas casi centenarias a locales temáticos o con un aire más renovador. Hay tanto para elegir:

  • Sports (C/ del Fuero, 7). Restaurante-Bar-Cafetería con un concepto innovador de restauración temática deportiva que se desmarca de cualquier negocio de restauración en el Mercado Leonés. Ofrece una gastronomía cuidada y de calidad dentro de una ambientación y actitud de carácter deportivo, con la exposición dinámica de imágenes, noticias y elementos deportivos en constante actualización.
  • El Capricho (Plaza de san Marcelo, 9) Después de un siglo en la plaza de San Marcelo,  la vieja taberna se transforma en moderno restaurante. Un referente de la hostelería leonesa. Espectacular su secreto de cerdo ibérico, junto a otros entrantes adaptados al picoteo popular: mollejas guisadas de ternera, codillo de cerdo, callos al Capricho, revuelto de gulas, setas y gambas, pulpo con cachelos, además de unas sensacionales ensaladas.Imagen de tapa de pulpo con cachelos
  •  Casa Blas (Sampiro, 1) Lasa Blas se encuentra otra vez en su lugar original, tras una estancia anterior en la calle Lucas de Tuy. La especialidad de Casa Blas, como bien conocen todos los leoneses, son sus patatas fritas, para muchos, las mejores de León. Picantes o no, con su toque de ajo, son patatas del campo leonés.
  •  Seaki (C/ del Fuero, 11) Uno de los bares más conocidos de León, especialmente por los universitarios que acuden en masa a “estudiar” al Albéitar… Como para tapear siempre hay tiempo, seguro que muchos de nuestros lectores leoneses estaban deseosos de acabar de estudiar para comer la abundante tapa del Seaki, llamada por algunos “El reino de los rebozados”.
  • Casa Coneso (Plaza Torres de Omaña, 5). Una cocina de hoy con los sabores de siempre. Especialistas en el bacalao y carnes de la tierra. Ofrece tapas, menú del día y una carta variada. Perfecto para hacer una pausa reconfortante mientras se visita el barrio romántico.Calle del Barrió Romántico de León
  • Camarote Madrid (C/Cervantes, 8). También en el barrio romántico , uno de los lugares de mayor confianza, por la calidad de sus productos, es una propuesta algo más sofisticada y moderna.
  • Cervecería Gótica. (Avenida de los Cubos) con un estilo antiguo, basado en la madera y en imágenes y aperos de la provincia, La Cervecería Gótica nos hace sentir cómodos a pesar de la gran cantidad de gente que suele tapear en el local. La maestría del camarero hace que todavía sepan mejor las diferentes tapas que se ofrecen.
  • Ribera. (Fernando Gómez Regueral,8) uno de los bares más reputados de León. Bar clásico y con solera, siempre lleno de gente. Su decoración castiza, inspirada en temas populares y tradicionales de León, convive en este local con alguna que otra alegoría del espíritu colchonero colgada en sus paredes. En cuanto a la tapa, se puede elegir entre albóndigas, champiñones, asadurilla, mejillones y sus famosas e irrepetibles patatas.

Y podríamos seguir y seguir, pero seguro que después de leer esto ya tenéis ganar de salir corriendo… a tomar una tapita con su cerveza en recuerdo de León.

 

Pasear y tapear por Zaragoza

Basílica del Pilar

Zaragoza es una ciudad de viento, una ciudad
donde vivo al abrigo de símbolos y metáforas….
(Guillermo Urbizu)

Pasadas las fiestas del Pilar, Zaragoza es otra de las ciudades que acogerá Beer Runners. Esto nos sirve de excusa para proponer a nuestros amigos cerveceros, sean corredores o no, un paseo por esta emblemática ciudad. Pocas cosas puede haber más agradables que pasear sin prisas por una ciudad que tiene tanto que ofrecer, dejándonos sorprender por cada rincón, disfrutando la cordialidad de su gente y por supuesto, descubriendo diferentes lugares para tap

ear y cervecear. De esta forma, combinando el ejercicio del paseo con unas paradas estratégicas para reponer fuerzas, convertimos el ocio y la cultura en una actividad que nos revitaliza el cuerpo y el espíritu. ¿Nos acompañáis?

Zaragoza es un ciudad para perderse en sus calles y disfrutar de un paseo que es un reflejo de nuestra historia. Su ubicación estratégica, a medio camino entre Madrid, Barcelona y Bilbao, le otorga su carácter de “punto de encuentro”. Eso se refleja en la hospitalidad de sus paisanos y se materializa en un gran número de bares y restaurantes, lugares por excelencia propicios al encuentro y la socialización.

De tapeo por Zaragoza

De tapeo por ZaragozaPodríamos nombrar numerosos lugares para tapear por Zaragoza pero, sin duda, la zona de tapeo por excelencia es “el Tubo”, en pleno casco viejo. Por el Tubo y sus callejuelas se entremezclan los rancios y antiguos bares de toda la vida con coloridos locales reformados y modernos que hacen de esta zona del casco histórico de la ciudad la mejor opción para tomarte unos vinos o cañas disfrutando de unas buenas tapas. Un lugar que fin de semana tras fin de semana se convierte en un hervidero de gente, de jóvenes y no tan jóvenes, que recorren un bar tras otro disfrutando tanto de las tapas más tradicionales como de las tapas más vanguardistas. Os animamos a visitar:

  • La cueva de Aragón: especializada en tapas de champiñones (el famoso ‘champi’, como lo llaman en la ciudad)
  • La Republicana: especialidad de la casa, patatas al mojo picón y huevos rotos.
  • Fenicia, La Casa de las Empanadillas: deliciosas empanadillas, como ya habréis adivinado
  • La Miguería: un local pequeño con fama de servir las mejores migas de Zaragoza
  • Taberna Doña Casta: especialidad de huevos rotos y croquetas en distintas variantes

Si queréis hacer una ruta completa por esta zona podéis verla aquí: Tapear por “el Tubo”

No lejos de “el Tubo”, nos encontramos con los alrededores del Pilar, que cuenta también con locales donde el estómago ruge sólo al pasar por delante de sus fachadas. No dejéis de visitar:

  • Cervecería Marpy: un ambiente taurino en el que disfrutar de su rabo de toro y su perdiz escabechada.
  • Casa Juanico: conocido por su jamón con chorreras
  • El Salero: perfecto para un cena a base de raciones y tapas de buen tamaño.
  • Casa Pascualillo: especialistas en tapas tradicionales de jamón y revueltos.
  • Los Victorinos: para los que busquen tapas más elaboradas.

Mención aparte para los más cerveceros merece la Cervecería Restaurante Palomeque todo un ejemplo de “perfect serve” de la cerveza.

Gastronomía zaragozana

Si pasamos de las tapas a formatos más serios, encontramos que esta preciosa ciudad también cuenta con una importante tradición gastronómica que no dejará indiferente a nadie.

Con una fuerte influencia de la cocina manchega y navarra, muchos de los platos denominados “a la aragonesa” tienen su denominación de origen en la provincia de Zaragoza, platos en los que predomina la carne de cordero, cereales y lácteos debido a su economía basada en la ganadería y cultivo de cereales.

Os proponemos un menú zaragozano para que disfrutéis del sabor de esta tierra, por supuesto, maridado con una rica cerveza:

Primero: Ensalada de borrajas con queso.

Para empezar, un plato ligero, exquisito y muy zaragozano. Ingredientes típicos de esta región como son la borraja (cuyo consumo se centra en la cuenca del Ebro) y el queso de cabra hacen de esta receta la mejor opción para empezar a degustar el sabor de Zaragoza.

Ensalada de borrajas con quesoVer receta aquí

Segundo: Ternasco aragonés a la manzana.

La mejor carne de Aragón en una receta sana, sencilla y riquísima para saborear la tradición maña.

Ternasco aragonés a la manzanaVer receta aquí 

Postre: Trenza de Almudévar

Para cerrar con broche de oro este menú qué mejor que un dulce tan zaragozano como esta trenza de masa de hojaldre con mantequilla, nueces, almendra y yema pastelera.

Trenza de AlmudévarVer receta aquí 

Si queréis más recetas zaragozanas aquí os dejamos una lista con recetas típicas de la región aragonesa: Gastronomía zaragozana 

Como habéis podido comprobar Zaragoza es una ciudad para disfrutarla a cualquier velocidad; corriendo por sus maravillosas zonas verdes regadas por el Ebro, paseando por sus calles históricas, y parando en mil y un lugares para degustar una variada gastronomía. Un lugar a tener en cuenta para escaparse un fin de semana y disfrutar de todo lo que ofrece mientras ejercitamos cuerpo, mente… y estómago.

¿Qué se esconde en nuestras tapas?

Tapas variadas

No hace falta repetir que irse de tapas es una deliciosa forma de disfrutar comiendo en compañía. Sólo tenemos que asomarnos a las calles de nuestra ciudad un fin de semana para ver lo arraigada que tenemos esta costumbre. Incluso en muchos otros países, gracias a nuestros grandes embajadores, podemos decir que la tapa está de moda.

Lo que muchos no saben es que la tapa, además de una forma muy divertida de comer, puede ser una forma válida de comer. Efectivamente, un reciente estudio ha demostrado que la tapa, acompañada de su cerveza con o sin alcohol, nos aporta gran variedad de nutrientes y, dentro de unos parámetros moderados, es compatible con una dieta saludable, enmarcada en el modo de vida mediterráneo.

Y la buena noticia es que esa combinación, muchas veces tiene menos calorías de lo que pensamos.

Hemos escogido 6 tapas de las de toda la vida, cada una representativa de una parte de nuestra geografía, tapas que nos podremos encontrar en cualquier bar. Pero ojo; el hecho de que sean sencillas, no significa que no sean fantásticas todas y cada una de ellas. Precisamente esa sencillez realza su valor y las convierte en pequeños milagros cotidianos. Si pudiéramos verlas con los ojos de un “guiri” cuando las descubre por primera vez, seríamos muy afortunados…

Vamos a saber lo que “vale” cada tapa, es decir, los nutrientes que nos aporta, y lo que “cuesta”: su coste calórico acompañada o no de una caña (con o sin alcohol). Ya veréis como merece la pena.

1ª Tapa. Papas “arrugás” con mojo picón. (Canarias).
Elige un tipo de papas muy característica, que sólo se produce en las Islas Canarias y cuécelas con mucho cuidado, de manera que se les quede una inconfundible costrita de sal. Añade una salsa a base de guindilla, comino, pimentón picante, aceite, vinagre y algún secretillo más, y el resultado es este plato.

Lo que vale: esta maravilla es rica en hidratos de carbono complejos, incluidos dentro de los alimentos que deben ser la base de nuestra alimentación. Destaca su contenido en potasio y vitamina C. El “mojo colorao” completa el plato dando un intenso sabor a las patatas sin modificar apenas su valor calórico. Cuando consumimos esta tapa con cerveza sin alcohol, se puede destacar su contenido en vitamina B6, el cual cubre una cuarta parte de la ingesta recomendada.

Lo que cuesta: la tapa en sí, unas 142 kcal, con una cerveza normal (se recomienda una Lager Especial) 208 kcal, 158 kcal si es Cerveza SIN.

2ªTapa. Pan con tomate y jamón (Cataluña).
Un buen buen jamón sobre una rodaja de buen tomate, sobre un buen pan payés, con un chorrito de buen aceite de oliva. Así de fácil, y así de difícil.
Esta tapa tendrá la calidad que le aporten sus 4 ingredientes. Si los cuatro son buenos, el resultado es sublime.

pintxo27

Lo que vale: Esta tapa, típica de Cataluña y extendida a todas partes, combina los hidratos de carbono del pan con las proteínas de buena calidad del jamón. Podemos destacar micronutrientes como el selenio (aproximadamente cubre una cuarta parte de las ingestas recomendadas de este mineral) y la tiamina. Tomando cerveza tradicional como acompañamiento, aumenta su contenido en fósforo, (tan necesario como el calcio para el mantenimiento de la mineralización de huesos y dientes). En el caso de tomarla con cerveza sin alcohol, el contenido en niacina aumenta, cubriendo más de la cuarta parte de las ingestas recomendadas para esta vitamina.

Lo que cuesta: 266 kcal, 332 con una cerveza tradicional ( se recomienda Lager especial) y 282 con cerveza SIN.

3ª Tapa Pulpo a la Gallega. (Galicia, claro).
Pulpo, patatas, pimentón, aceite de oliva, y mucho, muchísimo talento a la hora de cocer el pulpo. El resultado es ese inconfundible festín que se suele servir en un plato de madera y tiende a desaparecer como haya varios comensales en la barra y te descuides.

Pulpo a la gallega

Lo que vale: El pulpo tiene un escaso valor energético además de un contenido de colesterol y proteínas relativamente bajo en comparación con el resto de los moluscos. Sin embargo, destaca el aporte de minerales como el selenio y vitaminas como la niacina, siendo el contenido de esta última mayor cuando se consume la tapa con cerveza tradicional y sin alcohol. La guarnición de patata complementa el valor nutricional del plato, al incluirle una fuente de hidratos de carbono complejos.

Lo que cuesta: 138 kcal de nada, 204 si es con una cerveza normal y 154 acompañada de una SIN

4ª Tapa: Salmorejo (Andalucía).
Esto no es una tapa, ¡es una fiesta! Este primo lejano del gazpacho adquiere solidez a base de una alta proporción de aceite y miga de pan y se acompaña con huevo duro y la presencia opcional de la anchoa. Todos son invitados del tomate maduro, el anfitrión y la base de esta joya cordobesa.

Salmorejo

Lo que vale: La gran variedad de alimentos incluidos en esta receta hacen que este plato contenga gran cantidad de nutrientes, entre los que se puede destacar su contenido en hidratos de carbono complejos, minerales como el selenio y el fósforo y vitaminas como la vitamina B12 y C. El tomate, él solito, nos presta licopenos y carotenoides de alto poder antioxidante. Cuando acompañamos esta tapa con cerveza tradicional, cubrimos las ingestas recomendadas de vitamina B12 en más de un 30%.

Lo que cuesta: la tapa tiene unas 212 kcal, acompañada con cerveza normal (se recomienda una Lager) son 278, 228 si la cerveza es SIN.

5ª Tapa: Taco de escabeche con pimientos (Aragón, País Vasco).
Para levantar este monumento a la sencillez nos puede bastar un abrelatas. El secreto está en escoger la lata adecuada, lo que no será difícil, dada la enorme calidad de nuestra industria conservera. Un taco de atún o bonito en escabeche, un pimiento rojo, una rodaja de pan y un palillo para unirlos a todos. El resultado es mágico.

Taco de escabeche con pimientos

Lo que vale: Los ácidos grasos omega 3, presentes en el pescado azul, se relacionan con la reducción de los niveles de colesterol y triglicéridos en sangre. Otro nutriente a resaltar en esta tapa es la vitamina D, ya que cubre más del 150% de las Ingestas Recomendadas, ayudando a regular los niveles de calcio en sangre y favoreciendo su absorción y fijación a los huesos. También se considera importante el contenido en vitamina B12, que aumenta al incorporar una cerveza tradicional a nuestro plato.

Lo que cuesta: sorprendentemente poco; apenas 80 kcal, 142 con una cerveza Lager Especial y 92 kcal con cerveza SIN.

6ªTapa: Patatas Bravas (Madrid).
Acabamos el recorrido con una tapa muy madrileña que encierra dos secretos: el toque para que las patatas queden fritas pero bien tiernas, y la famosa “Salsa Brava”, a base de harina, agua, pimentón y mucho misterio (dicen que existe una patente de la salsa brava “original”).

Patatas Bravas

Lo que vale: las patatas son una buena fuente de hidratos de carbono complejos, nutriente que debe ser la base de una dieta saludable. Este plato va a aportar distintos micronutrientes al organismo, entre los que destacan minerales como el potasio. Cuando consumimos esta tapa con cerveza sin alcohol, se eleva su aporte de vitaminas como la niacina, cubriendo así el 18% de las ingestas recomendadas para esta vitamina.

Lo que cuesta: 190 Kcal, 256 con una cerveza Lager, que es la que le va bien, y 206 si es sin alcohol.

La próxima vez que os topéis con una de estas maravillas cotidianas, disfrutadla sabiendo que a veces lo que nos gusta se parece mucho a lo que nos conviene. ¡Hasta pronto!

(Fotos y datos extraídos del libro: “El valor nutricional de las tapas y la cerveza” publicado por la Federación Española de Nutrición. Teresa Valero Gaspar, José Manuel Ávila Torres, Susana del Pozo de la calle, Emma Ruiz Moreno y Gregorio Varela Moreiras)

Decálogo de las tapas en la cocina actual

Cerveza y tapa

Un placer muy nuestro

Si los antiguos fenicios hubieran llegado hoy a la península, tal vez en lugar de llamarla “Hispania” (país con abundancia de conejos), hubieran considerado más propio denominarla “Tapelia”, tal es la asombrosa variedad y riqueza de tapas, o “Pintxos” en el norte, que podemos encontrar en lo alto y ancho de nuestra geografía.

En un país en el que afortunadamente hay tantas opiniones diferentes sobre todo, hay pocas cuestiones en las que estemos tan de acuerdo como en el hecho de que irse de tapas es un pequeño gran placer.

Historia y definición de la tapa

La Real Academia Española define “tapa” como: “pequeña porción de algún alimento que se sirve como acompañamiento de una bebida”.

Cerveza y croquetasCon permiso de tan respetable institución, nos parece una definición exacta pero incompleta. Porque la tapa es mucho más. La tapa significa el momento de “irse de tapas”; es algo que se disfruta siempre en compañía, es un elemento de relación social y contribuye a la sensación de compartir y estimular la charla y el intercambio de opiniones. La tapa es algo que está profundamente ligado a nuestra forma de ver y entender la vida.

Hemos visto que dentro de la definición de tapa está el servir de acompañamiento a alguna bebida. De hecho en las dos versiones que circulan como probables orígenes de la tapa, el alimento ha nacido como complemento a la bebida, y no al revés: la primera versión nos habla de Alfonso X el sabio, que decretó en el siglo XIII que en los mesones de Castilla no se despachara vino si no era acompañado de comida. En la segunda versión, más reciente, le colocan a Alfonso XIII una loncha de jamón encima de su copa para evitar que le entre arena; al Rey le gusta tanto el invento que pide la siguiente copa con una “tapa” igual.

La cerveza, la mejor amiga de las tapas

Si hay una bebida que encaja perfectamente con el concepto y espíritu del tapeo, es la cerveza. Por muchas razones; en primer lugar porque su escasa graduación alcohólica (nula en el caso de la cerveza sin alcohol, de la que somos los máximos consumidores en el UE) nos permite calmar la sed sin perjudicar nuestra salud, siempre por supuesto, con niveles moderados.

Además, la cerveza tiene la cualidad de combinar bien con un enorme abanico de sabores, incluyendo los más fuertes, especiados o picantes, que en muchas ocasiones caracterizan a este tipo de platos (ya hablaremos con mucho más detenimiento del mundo de los maridajes o armonías con cerveza).

Pero hay otra razón clave para que el binomio cerveza/tapa sea una fórmula de éxito, y es que ambos encuentran en el bar su ecosistema “natural”. En efecto, según el último Informe Socioeconómico del Sector de la cerveza en España 2010 el 66% de la cerveza consumida ese año fue a través del canal de hostelería. Eso tiene que ver con nuestra forma de consumo de cerveza, muy mediterráneo: moderado, con un componente muy social y acompañado de comida.

Según el mismo informe, para el 97% la cerveza es la bebida favorita para acompañar las tapas y, de hecho, el 81% de los consumidores de cerveza así lo hace.

También ayuda que nuestro formato favorito a la hora de beber cerveza sea la caña (unos 200 ml) una cantidad de cerveza moderada en comparación con los estándares del norte de Europa. Fresca y bien tirada, con su dedo de cerveza reglamentario, la caña comparte con la tapa esa actitud desenfadada y amigable, que no nos obliga a permanecer sentados para disfrutar una experiencia gastronómica de primer orden.

Podríamos hablar mucho más sobre las diferentes tapas que alegran nuestra cocina; de su valor nutricional y sus posibilidades de maridajes con cerveza, pero lo dejaremos para otra ocasión (en cuestión de tapas  y cañas siempre recomendamos la moderación).

Así que os dejamos con lo prometido en el título:

El decálogo de las tapas en la cocina actual

1. Las tapas son el gran elemento de proyección de la gastronomía española en el mundo.

2. En nuestro concepto tradicional de la tapa conviven las tapas propiamente dichas, procedentes del sur, con los pinchos tradicionales del norte y ambos tienden a intercambiarse.

3. Las tapas en sentido genérico han comenzado a triunfar en todo el planeta, como hicieron anteriormente la pizza italiana o el sushi japonés.

4. El éxito de la tapa y de nuestra alta cocina en miniatura en el mundo significa el triunfo universal de nuestros cocineros.

5. La cultura de la tapa ayuda también a abrir nuestros productos a los grandes mercados internacionales.

6. La popularización de la tapa supone la superación de la rigidez de la alta cocina. Y permite comer de pie, en la barra, en taburetes o en sillas y mesas.

7. La tapa abre el escenario de libertad tanto para cocineros como para comensales.

8. Comer de tapas permite disfrutar de varios sabores diferentes y combinarlos con distintos vinos o cervezas. Tomar pocas o muchas pequeñas raciones.

9. A través de las tapas, el comensal no sólo disfruta con todos los sentidos, sino que se sorprende y se emociona igual que con otras manifestaciones artísticas.

10. El concepto de tapa va más allá de la mera cocina, para erigirse en una verdadera forma de vida, de fiesta, de alegría y de libertad.

Fuente: Ansón R, 2010

Así que ya sabéis: a cañear, a tapear y a cervecear…