Vacaciones en la red

¡Por fin estamos de vacaciones! (o casi casi). Y esto se puede ver en todos lados. Ya no hay atascos en las ciudades, no hay que hacer colas en los supermercados, siempre hay sitio para sentarse en el bar, e incluso puedes hablar con el camarero. Pero, en los lugares de playa ocurre todo lo contrario: atascos, reservar para ir a comer en cualquier sitio, esquivar personas en el paseo marítimo. Y lo más importante… hacerse la foto de vacaciones. ¡Porque sin foto no hay prueba de que te lo has estado pasando muy bien! Todos nuestros amigos, a estas alturas, han cambiado su foto de perfil en las redes sociales:

Aunque en vez de salir así:

Salgan así:

Muchas veces no subimos fotos a Facebook, Whatsapp, Instagram o Twitter porque queramos fardar de lo que estamos haciendo sino porque hay veces que nos vamos a sitios extraños, indómitos, exóticos en los que vemos cosas alucinantes que necesitamos enseñar al mundo. Cosas que jamás nos habríamos imaginado que fueran posibles:

Porque el hecho de no poder contarlo puede hacer que no pegues ojo en toda la noche. Porque lo bonito de vivir nuevas experiencias es el poder contar la batallita después… y lo sabes.

¿Alguna vez habéis pensado cómo serían unas vacaciones sin redes sociales? Quizás se lo has preguntado a tu abuela alguna vez pero si no lo has hecho, estamos seguros de que serían algo así:

No habría nada. Nadie se iría de vacaciones, porque no lo sabríamos. Alguno llegaría más moreno que de costumbre, pero no le daríamos importancia. Como no le vimos en una semana, posiblemente estuvo malo y le dio el sol por la ventana. Haríamos tres fotos en vez de doscientas porque esas tres fotos son suficientes y sólo las veremos nosotros. Habría muchos monumentos que no conoceríamos, y la pradera de la Torre de Pisa estaría más vacía porque no habría tanta gente haciendo la foto perfecta sosteniéndola para después triunfar con la foto de perfil. Otro tema es… ¿qué haríamos sin los me gusta? Pero esa, es otra historia.

Aparte de los lugares remotos, sucesos extraños y fotos de postureo de rigor… seguro que habrá una estrella indiscutible en nuestras redes. Y esa es la cerveza. Porque, a pesar de que estemos todo el día con el móvil siempre sacamos un rato para disfrutar del verano como se merece, cerveceando con los amigos y familiares con un par de cañas en nuestro bar preferido de las vacaciones; ya sea en el mar o en la montaña. Así que, disfrutar de las vacaciones y ¡no os olvidéis de compartir vuestras fotos tomando una cerveza en vuestro bar de vacaciones preferido! Larga vida al postureo 2.0

Tiñamos las redes de oro y espuma. Bye bye chaqueta amarilla

Chaqueta amarilla. Chaqueta amarilla. Chaqueta amarilla… Sí, nosotros también te vamos  hablar de la famosa chaqueta. ¿No sabes a qué nos referimos? Pero, ¿dónde te has metido estas últimas semanas? Pues bien, la chaqueta amarilla no es más que otro fenómeno online que se ha hecho viral gracias a los miles de shares y publicaciones de it-girls luciendo esta prenda del gigante Inditex. Existe ese mismo modelo en otros colores pero no, la importante es la amarilla, ¿por qué? No existe un porqué claro, es la fuerza de la gente, de las redes y las modas.

No, no queremos hablarte de lo bonita o fea que es esta prenda, ni alentar o criticar la falta de stock en las tiendas, queremos hablarte de la fuerza que tenemos ahora las personas para revolucionar e invadir las redes a nivel global con algo tan básico como una chaqueta o un vestido azul y negro ¿o era blanco y dorado?

Como llevamos celebrando desde hace unas semanas, el verano está al caer y con él las cervecitas, que siempre han sido grandes amigas de esta estación. Por eso queremos proponeros algo a vosotros, nuestros incondicionales amantes de la cerveza: tomemos las redes, cambiemos el cuero amarillo por el oro líquido, los outfits más chic por los looks desenfadados de una tarde de cervezas con amigos. O si eres de las afortunadas que ha conseguido hacerse con una de las ansiadas chaquetas, combínala con el blanco de la espuma y el oro de la cebada, un acierto seguro, palabra de cervecero.

Este verano es nuestro y debemos tomar nuestro lugar en él, compartamos buenos momentos en Móvil, cerveza y hamburguesala terraza de nuestro bar de cabecera, en el chiringuito, en el Parque de Atracciones, comiendo una paella en Valencia, sentados admirando la playa de la Concha, visitando Segovia o conociendo las casas colgantes de Cuenca. Recorramos la rica geografía española y tiñámosla de oro, amarillo y marrón. Quistémosle el protagonismo al cuero, que hace mucho calor para eso y pongamos de moda las cañas, las risas y el lino.

Somos personas a un móvil pegadas, pero saquemos lo bueno de ello. Haz una foto o un vídeo de tu momento de cerveceo y compártelo en tus redes, luego guarda el móvil y disfruta de una conversación con tus amigos. Utilicemos internet y nuestro poder de influencia para transmitir buen rollo, alegría y ganas de disfrutar.

¿Tú también compartes tus momentos cerveceros en las redes sociales?

Es por todos sabido que las redes sociales ya son parte de nuestra vida; continuamente subimos fotos, vídeos o tuits para compartir viajes, experiencias gastronómicas, conciertos, quedadas con amigos, eventos deportivos, acontecimientos familiares… en definitiva, generalmente utilizamos las redes sociales para registrar nuestros mejores momentos y hacer partícipes de ellos a todos los que nos rodean (mejor dicho a todos nuestros followers).

Estamos seguros de que más de una vez habéis subido a vuestros perfiles alguna captura en la que aparezca una cerveza en segundo plano e incluso como la protagonista principal de una reunión con amigos.cervecear_selfie

Instagram, Twitter y Facebook son un must have pero cada vez se oye hablar más de otras como Snapchat, Meerkat o Periscope. Esta última es de las que más han visto aumentada su popularidad en los últimos meses, y se trata de una aplicación para retransmitir vídeos a tiempo real a través de Twitter. Modas aparte, la cuestión es compartir la “buena vida” y sacar partido de las recomendaciones en la red porque, ¿no os pasa que a partir de una foto de gente posando en un bar os entra curiosidad por saber dónde están y probar sus tapas el próximo fin de semana? Por eso os animamos a que compartáis vuestros momentos cerveceros y nos deis ideas de qué bares y restaurantes están de moda en España.

Además de cervecero, ¿instagramer?

Instagram… esa red social en la que los selfies pasaron de ser un fenómeno criticable a un elemento indispensable en el perfil de cualquier iger. Esta red social que instauró los filtros para que todos sintiéramos que somos los mejores fotógrafos del mundo y que, de repente, todo sea maravilloso si utilizamos el conocido “Earlybird” dejando a Mario Testino como un simple aficionado. Además, contradictoriamente, pusieron de moda el término #nofilter porque se les debió pasar por la cabeza que podría haber gente en el mundo que no los necesitase porque de verdad son buenos fotógrafos. (sí, claro)

La cuestión es que hoy en día Instagram, al igual que Twitter o Facebook, es un must have; cualquier personaje famoso, bloguero o marca tiene perfil en esta red social y es que, las fotos tienen mucho que decir. Te puedes enterar de sitios de moda, eventos, ver paisajes bonitos, cómo viste o qué come la gente que te interesa, ver el SÚPER CONSEJITO DEL DÍA de @alessgibaja, o los selfies que, cada día, sube @davidbusta

Después de todo lo que Instagram tiene por ofrecer, en @Cervecear también teníamos que tener perfil porque, ¿quién sino os iba a deleitar con esas copas de cerveza tan apetecibles para un viernes tan soleado como el de hoy?

A parte de nuestro perfil hemos pensado en algunas cuentas de Instagram que os pueden resultar interesantes e incluso os sacarán una sonrisa:

1. PARA LOS VIAJEROS @Civilking

Instagram Civilking

 

2. PARA LOS AMANTES DE LA COMIDA @julieskitchen

Instagram foodies

 

3. PARA LOS AMANTES DE LOS ANIMALES @Trotterpup

Instagram Trotterpup

 

4. PARA LOS CURIOSOS @zachking

Instagram Zachking

 

5. Y COMO NO, PARA LOS CERVECEROS @Cervecear

Instagram cervecear

Postureo cervecil

Hoy en día el que no presume de algo que no tiene es por qué no quiere. ¿Y presumir de algo que no sabemos? Pues también. Somos esclavos del postureo y lo llevamos a límites insospechados. A nosotros, aunque negaremos haber admitido esto, también nos afecta y sí, somos posturitas.
Y es que con el buen tiempo, los primeros rayos de sol, el hecho de sacar toda esa colección de ropa veraniega y las primeras cervecitas con amigos, nuestro esplendor en las redes sociales se hace más presente.

Es ahora cuando descubrimos cada día que algún amigo nos recuerda que dejes el abrigo en casa. De hecho, lo que en principio parece la tarea más simple del el mundo, se convierte en toda una batalla: elegir los hashtags correctos. #Sol, #sun, #solecito, #tiempazo, #sunny, #spring, #primavera, #aquisufriendo, … la lista parece no acabar nunca. Necesitamos que se respondan algunas preguntas básicas: ¿cuántos son los mínimos que debemos usar?, o ¿cuál es el máximo socialmente aceptado? Necesitamos una guía clara que nos ayude con este tema. Pero, sin duda, lo que podremos leer cada día, es de lo afortunados que somos por vivir en España y por disfrutar de nuestro maravilloso tiempo.

Pero este hecho destapa todo este BOOM postureil. Preparaos amigos para las fotos de gente bronceándose. Porque ¿qué es la primavera sin lucir nuestros primeros morenos? Absolutamente nada. Nos desmembramos para poder enseñar nuestra parte más negra: clavículas, brazos, torsos, favoritos entre el sector masculino; o las piernas, siempre preferidas por ellas. Piernas en el parque, piernas en la playa, piernas con zapatos o piernas descalzas… el abanico es amplio.

 

Las fotos de cañas entre amigos es un clásico a partir del comienzo de mayo. El color ámbar de la cerveza atravesada por los rayos de sol, hace al jugo de lúpulo el principal objetivo de todas las cámaras. Pero sola una caña puede quedar sosa en la foto y sabemos que siempre la intentamos poner al lado de nuestras mejores adquisiciones: nuestras gafas de sol, siempre polarizadas y con cristales de colores reflectantes; la cartera nueva, el último modelo de móvil y, si somos afortunados, las llaves de coche, que siempre dan un toque bastante importante y resultón. Pero aun así, a la cerveza hay que acompañarla de las tapas que nos pongan. Regla básica: cuántas más, mejor. Otro complemento imprescindible para estas instantáneas son los amigos. Bueno, los acompañantes.

Porque amigos o no, tienes que mostrar lo bien rodeado que estás y lo popular que eres en esta época del año. ¿No tienes tiempo para tomar unas cervezas por ellos? No pasa nada: acércate cinco minutos, hazte la foto de rigor y vuelta a casa.

no friends no problem
Lo que cuenta es que parezca que hay gente

 

Por supuesto debemos hacer mención al famoso palo para hacer selfies. Cuánto más largo sea el palo, mejor. Que se pueda ver a todo tu grupo y al de los de la mesa de al lado. Y no importa que alguien se ofrezca a haceros la foto, vosotros negaros en rotundo y mostrad con orgullo vuestro palo-selfie. Advertencia: el uso de esta herramienta te hará ganar puntos en la escala del postureo social.

Aunque también nosotros, como amantes cerveceros, tenemos lo nuestro. Amamos la cerveza entre los 5ºC o los 10ºC, aunque con que este fría, nos conformamos. Gritamos que queremos que nos la sirvan con un dedo de espuma, pero si la vemos con uno y medio, la beberemos igualmente; y defendemos con toda nuestra pasión que se sirva en copa de cristal, y nunca nunca, en vaso de tubo.

Como veis, todo el mundo peca de “posturitas”. Nosotros ya nos hemos confesado y vosotros, ¿cuál ha sido vuestro momento de postureo de este mes?

Dime qué red social te gusta y te diré qué cerveza bebes

Cervezas y redes sociales

Todos tenemos una red social predilecta, esa red social que nos engancha y nos quita horas y horas, ¿cuál es la tuya?

  1. Facebook. Eres de los de siempre y no te gusta innovar demasiado. Te gusta la tradición, lo que lleva tiempo contigo; si está bien para qué buscar otra, ¿no?. Eres de los que no cambian su Lager Pilsen por nada de este mundo. Te gusta compartirla con tus amigos, en vuestro bar y luego colgar la foto en Facebook. La caña de siempre es tu mejor aliado y para qué engañarnos, ¡a nosotros también nos encanta!
  2. Twitter. El tweet, ese gran aliado que llega a miles de personas con un solo click. A ti te gusta condensar el contenido en 140 caracteres para que contenga cuanta más información, mejor. Eres de Lager Extra, un tipo de cerveza muy sabrosa, con cuerpo y carácter, pero sobre todo, con mucha personalidad, como tus tweets y los de esos influencers con los que tanto te ríes.
  3. Instagram. ¡Cómo te gustan los filtros! No sabes si elegir “rise”, “mayfair”, “x-pro II”, “valencia” o “lo-fi”, pero eso sí, cuando tienes que escoger una cerveza lo tienes claro: la cerveza de trigo. Seguro que te gusta por ese color amarillo claro con destellos dorados que te transportan a un universo “vintage” y que parece que tenga varios filtros en uno. Seguro que luego eres de los que suben su foto a Instagram #sinfiltros.
  4. Tumblr. Si tú eres de ese tipo de personas que se dedica horas y horas a ver gifts animados en Tumblr, a enseñar a todo el mundo los finales de las series que solo se conocen en Estados Unidos o a enviar e-mails a tus compañeros de trabajo con mil tonterías para alegrarles la mañana, lo tuyo está claro: a ti te encanta la cerveza de Abadía. Es un tipo de cerveza sorprendente – como los gifts de tu red social favorita – que mezcla sabores afrutados, lácteos y que además tiene toques de caramelo.
  5. Youtube. Los vídeos son lo tuyo, odias los anuncios y los youtubers son tus mejores amigos. Te pasas días enteros viendo vídeos de rusos o haciendo tutoriales, y qué mejor que acompañar esas sesiones maratonianas de vídeos de “epic fails” con una armonía de cerveza negra y un brownie de chocolate. Te dejará con la boca abierta, igual que los vídeos que tanto te gustan. ¡Pruébalo!

¿De qué hablamos cuando salimos de cañas?

Móvil y cerveza

La cerveza, esa bebida social que nos une en momentos inolvidables que dan lugar a conversaciones profundas. O no tan profundas. Una terracita, los amigos, unas cervecitas fresquitas y ¡el debate está servido! Estos son algunos de los temas sobre los que, y creemos no equivocarnos mucho, se habla cuando se está cerveceando:

  • Fútbol
  • Chic@s
  • Cualquier tiempo pasado… que siempre fue mejor
  • “De este año no pasa. Hacemos equipo de futbito, sí o sí”
  • Televisión: del “qué mala es la televisión de ahora” al “qué fuerte que han echado a Marcial de Gran Hermano” en una misma conversación
  • Fútbol
  • Chic@s
  • Curro: lo simpático o simpática que es tu jefe o jefa y lo mucho que le quieres
  • De lo gorda que se ha puesto Manoli o el tipazo que se le ha quedado (dependiendo de si Manoli ha venido a las cañas o no, claro)
  • “Jajaja, ¿te acuerdas de cuando…?”
  • 1001 soluciones para la crisis: “si es que nos ponen a nosotros, y en dos patás”
  • “He estado viendo fotos de hace años y ¡madre mía lo que hemos mejorado!” (y cuánto daño hicieron los ´90)
  • ¡Me sé un chiste nuevo!
  • Fútbol
  • Chic@s
  • “¡Jefe!, ¿unas patatitas? Una tapita o algo…”
  • “No sabes lo que me pasó el otro día…”
  • “¡No! ¡No! ¡hoy pago yo!” “¡ni mucho menos! ¡que hoy pago yo!” (y nadie sabe cómo, Miguel nunca paga)
  • “Madre mía, hace que no voy al cine…”
  • “¡Sí! ¡Sí! Este año vamos a ese festival sin falta”
  • “Nos hacemos viejos, con lo que hemos sido…”
  • “¡Lo ha leído y no me contesta! ¡Porque se ha conectado hace un rato y ha hecho doble check!”
  • Políticos
  • Familiares. De ellos y nuestros.
  • Chic@s
  • Fútbol
  • Del “ha dicho un francés que este año no hay verano” al “te prometo que en mi vida había pasado tanto calor como estos días”
  • De ese partido de pádel pendiente… que a ver cuándo ponemos fecha… que la culpa es siempre de Jesús que hasta última hora no se pronuncia…
  • De lo geniales que han sido tus vacaciones (lo hayan sido o no)
  • ¡Ay, madre! ¡la ITV! ¡que tengo que pasarla!
  • “Bueno, no sabes a quién me encontré el otro día…”
  • “De hoy no pasa. Mañana vuelvo a correr”
  • “¿Pero, quieres dejar el móvil de una de una vez?”
  • ….Y algunas veces de chicos, o chicas. ¡O incluso de fútbol!

Estas terapias grupales de risas entre amigos nunca tienen desperdicio. ¡Brindamos por ellas! ¿De qué habláis vosotros y vosotras cuando estáis de cañas?