¿Y qué hago yo ahora con una hora más de sol?

Reconócelo: con las horas de sol, los españoles, nos quejamos de vicio. No es necesario viajar muy lejos para ser conscientes de que los españoles somos unos afortunados en materia “solear”, y sin embargo, ponemos el grito en el cielo cuando anochece a las seis de la tarde en invierno o se nubla un poco la mañana durante la semana.

Este cambio de hora que se inició la madrugada del domingo pasado a las 2:00 (perdón, a las 3:00) nos traerá nada más y nada menos que 135 horas más de luz al año. Y habrá que aprovecharlas, ¿no?

Sin embargo: ¿qué hago yo ahora con una hora más de sol? Puesto que despertarse una hora antes tampoco es del agrado de nadie, hoy te traemos una serie de ventajas (muy en nuestra línea) para poder afrontar esta semana, en la que irremediablemente dormirás una hora menos. Porque, como suele decirse en estos casos, siempre es mejor mirar la caña de cerveza medio llena. Era así, ¿no?

  • La posibilidad de volver a tu infancia: todos tenemos un pequeño Peter Pan que de vez en cuando nos empuja a volver a los parques y disfrutar del sol primaveral al aire libre con nuestros amigos. Dale una tregua al mundo de los adultos y de las obligaciones para mancharte de barro y saltar en todos los charcos. En el fondo lo estás deseando. Pero sin pasarse:

  • Sales del trabajo y… ¡milagro!: Sigue siendo de día. Se acabó aquello de entrar y salir de la oficina como si vivieras en Stavanger, Noruega. La noche no te alcanzará en tu interminable jornada de trabajo, y de repente, comprobarás que tienes todo el día por delante para hacer de todo. Además, querrás acabar lo antes posible con todas tus tareas e incluso serás más productivo. ¡Son todo ventajas!

  • Ver más a menudo a tus familiares y amigos: el “perdona, es que se me ha hecho tarde” ya no es excusa… ¡mira que solazo hace ahí fuera, no es tarde en absoluto! Tienes una hora más de sol para salir a la calle y disfrutar de la “sugerencia de la casa”: compartir con tus seres queridos una terraza al sol que más calienta, que no es otro que el brillo dorado de una cerveza bien fría.

  • Invitar a esa ronda: si haces caso a nuestra sugerencia cervecera con tus amigos, tendrás el dilema de pagar la cuenta (las terrazas no se ponen solas y nuestro hostelero se merece siempre la mejor propina) que sobre todo, a un par de días de terminar el mes, vaciar la cartera cuesta bastante… a no ser que tengas en cuenta lo siguiente: el cambio de hora, además de traernos una hora más de sol, ¡nos aporta un ahorro económico/energético de 6 euros! Que si bien no es demasiado… termina siendo un par de rondas acompañados por amigos en la mayoría de nuestros bares. Y eso, amigo cervecero, sí que es mucho

Y es que muchas veces nos obcecamos en no ver más allá de lo negativo, cuando la mayoría de las veces todo cambio trae consigo algo positivo. Incluso el de hora. Solo hay que ser creativos. Porque ya lo decía la canción: Always look on the bright side of life

Planes para sobrellevar el fin del verano

Camping veraniego

Nos resistimos a la llegada de septiembre. El noveno mes del año sólo trae problemas: la vuelta al cole, el regreso a la oficina, los nuevos realities de televisión… todo dramas. Por eso, queremos olvidarnos que el verano tiene los días contados y preferimos vivir esta cuenta atrás como si estuviéramos en la primera semana de junio. Somos conscientes de que ya habéis ido a la playa, a las fiestas de vuestro querido pueblo y a un mínimo de dos festivales. Por eso, aquí os ofrecemos tres planes diferentes para que pases el final de agosto de una forma mucho más amena:

  • Surcar los siete mares. Todos de pequeños hemos jugado a ser piratas y, prácticamente todos, hemos tenido un disfraz de pirata. Así que por qué no serlo ahora. ¿Qué necesitamos? Una bandera pirata, un barco, tu grupo de amigos y ¡BOOM! Tenemos el viaje perfecto. Pero claro, tener un barco aparcado en casa no es fácil, por eso tenemos la solución: compartirlo. Hay varias webs (barcoamigo.com, boatbound.com o genteparanavegar.com, entre otras) donde compartir los gastos del viajes o incluso alquilar el barco entero para vosotros es posible. De todas formas, si el oleaje os parece demasiado “extremo”, sois más de relajaros en ríos y no os conformáis con viajar sólo por el territorio nacional, os presentamos a Leboat (leboat.es) donde podrás recorrer varios países a través de sus vías fluviales.
  • GampingOlvida el camping y descubre el gamping. Dormir en una tienda de campaña, hacer barbacoa y beber unas cervezas mientras disfrutas de la brisa veraniega es un plan al que al menos nosotros no sabemos decir que no. Pero, ¿qué hacéis cuando queréis ir a un lugar sin zona de camping? Aquí es cuando aparece Gamping (Gamping.es), una página web donde podemos elegir en qué jardín queremos pasar la noche. Sí, habéis leído bien: jardín. Y es que de ahí viene el nombre garden + camping. Es una novedosa forma de conocer nuevos lugares y personas de forma económica que por lo menos nosotros no nos queremos perder.
  • ¿Turismo, cerveza y deporte? Sí, queremos. Negarnos a que haremos este plan cuanto antes, es ridículo. Y es que encontrar una manera de recorrer una ciudad de forma más divertida es difícil. Este “bar móvil” se mueve con el esfuerzo grupal: pedaleando todos es la única forma de poder pasear por las calles de varias ciudades españolas como Madrid, Barcelona, Sevilla, Murcia o Málaga. Además, mientras conocemos la ciudad, disfrutaréis de una caña bien fría recién tirada. El resultado: una experiencia inolvidable.

El cine ya no es lo que era. Es mejor.

Lo antiguo, si parece nuevo, dos veces bueno. Esa es la filosofía que siguen las nuevas tendencias para realmente, hacer lo de siempre. Ahora disfrutamos de la cerveza de afterwork y de las fotografías con filtros vintage. Sí, volver al pasado se ha convertido en el plan del presente y si no, pensemos en un par de planes para cualquier fin de semana de verano.

Hoy que podemos decidir entre salas en tres dimensiones, efectos increíbles, mejoras en la calidad de la reproducción y sillones que ya nos gustaría tener en casa… elegimos un clásico, los cines de verano.

Gente reunida en un espacio abierto por y para disfrutar de una película. Por supuesto, no todo el mundo va igual de provisto para este tipo de eventos; está el tipo que lleva la merienda o la cena, siempre lleno de bocadillos, patatas fritas y dulces para que a su grupo no le falte de nada; la señora que lleva cojines, lo que en principio parece ridículo, a los 20 minutos se convertirá en la más envidiada de toda la sesión; el que lleva una mantita, que aunque pasemos por la tercera ola de calor, él tiene la costumbre de taparse hasta arriba, y aunque lo intentéis nunca se quitará ese pedazo de felpa de encima.  Y por último, nuestro favorito,el que propone comprar unas cervezas frías para poderlas beber mientras disfrutan de la película.

La situación es idílica: 28 grados, ligera brisa veraniega, chanclas, rodeado de amigos, una buena historia y una cerveza para refrescarte en los momentos de mayor tensión de la trama. A su vez, todo es como una película americana de los 80. Así que todo se vuelve completamente nostálgico.

No podréis decir que no es un gran plan. Sin embargo, si sois de los que además del cine, adoráis ser estrellas de la canción en la intimidad, tenemos el plan perfecto. Al fin, ¡han llegado a España los cines-karaoke! Sesiones en las que ya no tienes que ocultar tus gallos tras un chorro de agua en la ducha, porque todos los asistentes hacen lo  mismo. Pensad en Grease o The Rocky Horror Picture Show. Ahora imaginad a una masa enloquecida gritando “tell me more, tell me more”, mientras sigue la película. Y nadie te critica. De hecho el personal coge su botellín de cerveza y lo usa como micrófono. Eso, amigos, es otro planazo de cine para estos días de calor que nos acompañan.

Nosotros hemos probado ambos planes y somos muy fans de ellos. Ahora os toca a vosotros, salid a la calle, poneos vuestras mejores galas y disfrutad del cine en todas sus posibilidades.

Ahora

Keep calm and ¡Nos vamos de Bartes!

La semana pasada te contábamos que los martes son un buen día para salir a tomar una cerveza. Puede que aún te preguntes, entre nervios, “¿qué puedo hacer el próximo martes?”. Tranquilízate, porque tenemos respuesta. Ya están aquí los BARTES.

Keep_calm_nos_vamos_de_bartes

Madrid, Barcelona, Sevilla, Zaragoza, A Coruña y Las Palmas son las ciudades que acogerán las más de 60 actividades programadas. Conciertos, teatros, monólogos, espectáculos de magia, quedadas deportivas y mucho más te espera en los bares de estas ciudades.

Si te  gusta el teatro y el próximo martes 3 de febrero vas a estar en Sevilla puedes  darte un paseo por la zona de la Alameda y tomarte unas cañas en el Estraza Taberna viendo a la compañía de teatro y comedia La Cía Milagros. Si, por el contrario, prefieres un buen concierto puedes acercarte al Gigante Bar y ver en directo a Holed Coin.

En Madrid, en pleno corazón del Barrio de Las Letras, podrás dejarte caer por el Érase una Vez y  disfrutar del concierto de Iseo, tocar las palmas a ritmo flamenco en La Anchoíta o intentar averiguar el truco del mago Alex Navarro (The Magic Factory) en el Terramundi. Si sientes que lo que te falla son los idiomas, aprende inglés de la forma más divertida con los profesores de Mingles en el Ganz Café Bistrot.

El BARTES  de A Coruña, en los bares de la zona del Obelisco, te brinda la oportunidad de reírte con el monólogo de Dani Currás en el Bailén 4, de bailar ritmos R&B o funk con Dj Judah a los mandos del sonido del Bar Bristol. Además, con exhibiciones de baile, monólogos radiofónicos y magia entre otros, los coruñeses no tendrán excusa para hacer de su martes el mejor día de la semana.

Barcelona no iba a ser menos, así, en el mítico Barrio de Gracia, locales como el St. Germain, el Café del Sol o el Sol de Nit sacarán brillo a sus tablas para albergar una extensa agenda que destaca por la oferta de conciertos, como el de Saphie Wells Duet en Le Journal, y teatro con compañías teatrales como WK y Groteska.

En Zaragoza, locales de zona de El Tubo como las Bodegas Almau, brindaran la oportunidad de sacudirse el frío bailando a ritmo de Zaraswing. En El Balcón del Tubo, aquellos aficionados a la escritura y las redes sociales podrán conocer a los blogueros más activos de la capital maña de la mano de Miss Techin y los que prefieran empezar la semana de buen humor entre cervezas y amigos podrán dejarse caer por El Ensanche o La Miguería donde los cómicos David Aso y Marcos Calvo del grupo mañólogos prometen hacer reír al respetable.

Ahora que ya sabes cuál es el plan del martes, puedes relajarte.

Y recuerda que esto es sólo el aperitivo,  para conocer a fondo el proyecto y la agenda de espectáculos y locales visita www.bartes.es

Vuelven los Bartes, los nuevos Martes

Desde hace algún tiempo, somos muchos los que no sabemos qué día de la semana elegir para salir a dar una vuelta, tomar unas cañas y disfrutar de la compañía de nuestros amigos.

Y es normal, aunque ya sea archiconocido que los jueves son los nuevos viernes, resulta que hay quien dice que los viernes son los nuevos sábados. Pero para más inri, hemos encontrado gente que nos dice que los sábados son los nuevos jueves. Esto está llegando demasiado lejos.

Menos mal que los domingos siempre han sido los días de descanso por excelencia para estar en casa y ver otro capítulo de True Detective.

Y entre toda esta vorágine parece que los martes se han quedado en tierra de nadie, como algo insulso y entre dos aguas. Pues nada más lejos de la realidad. Desde Cervecear queremos apostar porque los martes sean el sinónimo de un plan perfecto, porque los martes, como sabes, son los nuevos ‘Bartes’.

Puede que a primera vista no estés muy convencido, pero, además de no tener que hacer cola para tomarte unas cervezas, salir un martes tiene sus ventajas.

Es una oportunidad para descubrir bares nuevos y escapar de la monotonía

Seguro que no verás a tu jefe bailando en la pista

Lo mismo hasta te encuentras un concierto inesperado

El buen rollo con tus amigos fluirá por todos lados

Y desde luego, será más fácil conseguir un taxi de vuelta

 

Por esto y mucho más, creemos que los martes son el día perfecto para irse de bares porque…¿Quién sabe lo que puede pasar?

 

Las vacaciones hay que tomárselas de forma litoral

vacaciones de forma litoral

Guardar. Cerrar todas las ventanas. Inicio. Apagar.

Esta es la primera ruta que haréis, la que os lleva directamente a vuestro destino: las vacaciones. Muchos sois los afortunados que en la segunda quincena de julio desconectáis el ordenador y, desde el momento en que salís por la puerta de la oficina, encendéis automáticamente la sonrisa y veis la vida de otro color.

Creéroslo porque, después de desear durante meses y, en los últimos días, durante cada segundo, las jornadas de descanso y sol, por fin están aquí. Y sí, como cada año, a más de uno le ha pillado el toro (y no hablamos de los San Fermines) pensando más en su llegada que planeando su disfrute. Así que abrid la maleta, meted la toalla, el bañador y la crema solar porque os proponemos 5 destinos para tumbaros a la bartola, divertiros y cervecear.

¿Para qué pasar 10 horas en un avión cuando en España tienes playas paradisíacas? En el noroeste de la península está la Costa Brava, territorio que esconde calas pequeñas y tranquilas, de aguas cristalinas y arena fina. Rodeada de montañas, Aiguablava es una de las playas perfectas donde disfrutar de nuestras vacaciones. Desde allí podréis visitar los pueblos de la zona y probar lo mejor de la gastronomía gerundense con una cerveza lager mientras sentimos la brisa en nuestro cuerpo.

Nos quedamos en el mediterráneo
Foto de iculist

Seguimos en el Mediterráneo porque, sea la época del año que sea, siempre es una buena opción para alejarse de la rutina. Y Altea, por tener playa y paella, es una de nuestras ciudades preferidas. Si vuestra elección es el municipio valenciano, en él podreís plantar la sombrilla a lo largo de sus 8 km de playas. No podéis terminar vuestra estancia sin probar la ‘Paella amb aladroc’, plato típico de la ciudad, que marida a la perfección con una cerveza especial, algo más tostada (igual que estaréis vosotros).

Si bajamos por el Levante llegamos a la Comarca de la Luz y, concretamente, a uno de los pueblos costeros con las playas más geniales: Tarifa. Después de pelearos con el viento, las mareas, la tabla de surf y la propia torpeza, y haber conseguido manteneros tres segundos en pie, es hora de relajarse, recuperarse del esfuerzo con unas cañas y echarse unas risas con los amigos recordando los intentos fallidos de convertirse en los reyes de las olas. Para este momento, la cerveza extra va que ni pintada.

En el mar Cantábrico, os espera la preciosa playa de Gulpiyuri en Asturias. Declarada Monumento Natural, la pequeña playa está rodeada de rocas y acantilados perfectos para desconectar. Cuando el agua os haya convertido en una pasa, es hora de ponerse al volante y trasladarse a Llanes, un lugar para terminar el día con un homenaje: una buena mariscada. Y un brindis con una cerveza de abadía es una buena forma de celebrar los días que nos quedan por delante.

Si sois de los afortunados que viajarán al archipiélago canario, La playa del Inglés es una apuesta segura. Considerada como una de las mejores de La Gomera, sus arenas negras de origen volcánico os sorprenderán. Y aunque suene obvio, después de un día disfrutando del atlántico, para ir conjuntados con el paisaje, que mejor que una cerveza negra para terminar el día de la forma más dulce.

Y para los que el lunes vuelven a entrar por la puerta de la oficina a las siete en punto, decirles que las penas con cañas son menos penas, así que después de las ocho horas de trabajo reglamentarias, poneos las gafas de sol, salid a la calle, id a vuestro terraza preferida y pedid al camarero una cerveza, por favor.

 

Imagen de Leo Hidalgo (@yompyz)