Cómo la lluvia puede ser nuestro mejor aliado para irnos de cañas

Nos sabemos si os habréis dado cuenta… pero últimamente parece que llueve por todas partes. La gente ha empezado a hacer comentarios sobre la lluvia, en las noticias aparecen vídeos sobre cómo llueve aquí, allí, en ese sitio al norte, en ese sitio al sur… en definitiva: ¡en todos lados! (Y ya tocaba.)

Aunque, esto nos viene muy bien, porque es un nuevo tema de conversación muy fácil de sacar. A más de uno hablar del tiempo le ha venido muy bien para romper el hielo. Porque hay veces que no sabes cómo empezar a charlar con alguien si no es con un “buff, qué calor hace hoy, ¿eh?” o “menudo aguacero ha caído. Aunque la verdad se agradece después de tanta sequía” y a partir de ahí enlazáis el tiempo con cualquier tema, desde un bar que conociste hace poco hasta los tipos de interés que acaba de establecer el Banco de Japón. Vale para todo. Gracias al tema del tiempo, y a la actual novedad, la lluvia, está en vuestra mano hacer de esos aburridos viajes en ascensor…

…algo memorable que será recordado el resto de vuestras vidas y que pasará a la historia.

Este truco del ascensor también os puede servir en los bares. Si no vas con amigos o familiares a un bar, puede parecer que en España es algo difícil hacer nuevos amigos en un bar. En cambio, cuando vemos películas o series de Estados Unidos siempre parece que es lo más fácil del mundo. Pero hay un tema común a todos ellos. Sus frases van sobre el tiempo (sobre todo frío glacial, vientos huracanados o inundaciones) o sobre lo duro que es vivir en ese “maldito pueblo desde que llegaron los osos”. Gracias a la lluvia podemos acercarnos a esos temas de conversación, aunque con la moderación de nuestro clima y entorno.

Seguramente muchas veces habéis pensado que una persona que está en el bar es vuestra media naranja, pero no sabéis cómo acercaros. Y un “Hola, ¿qué tal estás?” está abocado al fracaso más absoluto. Porque si responde con un “Bien, ¿y tú?” es un jaque mate a la conversación. Pero, si fuera del bar hay una ciclogénesis explosiva, ya tenéis tema de conversación. Podéis acercaros y decir “No te preocupes por la lluvia, tengo el barco amarrado en la puerta. ¿Quieres que te invite a una cerveza?”. A partir de ahí ya todo irá rodado y los temas de conversación saldrán sin parar.

La lluvia significa frío, humedad, mal tiempo, no poder sentarse en una terraza. Pero depende de vosotros darle la vuelta y convertir este evento en lo mejor que podía ocurrir:

Así que os invitamos a invocar a la lluvia. Esto no puede sino significar buenas conversaciones alrededor de una cerveza.

Marida el otoño y sus platos de temporada

La caída de temperaturas nos empieza a dejar claro que el otoño ya se ha instalado en nuestra vida y, en lugar de limitarnos a la típica peli y manta del domingo, Cervecear te propone que experimentes nuevos sabores y te dejes llevar por la variedad de maridajes de cerveza que ofrecen los platos típicos de esta estación.  Además, se acercan dos puentes en noviembre y diciembre, entonces… ¿qué mejor plan que disfrutar con tus amigos de una cena saboreando un plato otoñal y que tenga como protagonista una cerveza bien tirada?

Estas son algunas de las propuestas de Cervecear pero, como siempre, estáis invitados a compartir las que se os ocurran con nosotros.

Se trata de una ensalada muy completa cuyos ingredientes principaes son: setas, huevo, lechuga, nueces y un toque de miel. Las setas son el ingrediente de la temporada por excelencia pero, gracias al queso de cabra, podemos acompañar esta ensalada de una lager extra cuyos aromas y sabores recuerdan al lúpulo y los lácteos. Es una cerveza de color oro viejo con reflejos cobrizos y espuma cremosa.

Ensalada templada de setas

Con la llegada del frío apetece comer “de cuchara” y, para salir de los típico platos de legumbres os proponemos una crema de calabaza que por sus toques de curry marida a la perfección con una cerveza de trigo. Esta variedad de cerveza se caracteriza por su sabor afrutado y un intenso aroma a cereales.

Crema de calabaza al curry

Es un plato imprescindible de la temporada y, si además lo acompañas de una cerveza ale el acierto será seguro ya que es la compañera ideal de todo plato que contenga carne como ingrediente principal. Las tonalidades de esta variedad van desde el rubio claro hasta el cobrizo o rojo y se caracteriza por los toques frutales y la intensidad de la levadura.

Codornices estofadas

Toda quedada gastronómica merece tener el dulce final que se merece y ¡como no! un postre a base de castañas es obligado y si también lleva chocolate podrás acompañarlo de una cerveza negra Stout. El particular color negro de esta cerveza se debe a un intenso malteado y su sabor recuerda al café y al regaliz unido al del lúpulo.

Tarta de castañas con chocolate negro

Buen fin de semana y si probáis alguno de estos platos, ¡no dudéis en contarnos vuestra experiencia!

¡Que ya es época de setas! ¡Una cerveza para celebrarlo!

Cerveza y setas

Como os dijimos hace unas semanas en nuestro Menú de Otoño, ha llegado la estación más gastronómica del año, y con ella una de las materias primas que más nos gustan y que más posibilidades nos ofrecen: las setas.

Hoy, Juan Muñoz, Sommelier-Masterclass y Presidente de la Academia de Sumillería Española, nos propone armonías entre distintas familias de setas y algunos tipos de cerveza para que podáis disfrutar de estas fantásticas combinaciones.

Empezamos disfrutando de la Boletus Edulis, una de las setas más apreciadas por su sabor y textura, ¡por algo recibe el nombre de ‘el foie grass del bosque’! Podemos elegir entre dos opciones (las dos te asegurarán el éxito, descuida): simplemente a la plancha o al horno. En la primera de las opciones, con una seta laminada y sutil. Si optas por el horno, con el boletus entero. Su sabrosura y sutilidad se verán acompañados a la perfección por una lager especial. También será idónea esta variedad, como nos dice Juan, si eliges acompañar los boletus con huevos y pimentón y revolver todo una vez emplatado. No. En serio. Pruébalo. ¡Es una locura!

Seguimos con el Níscalo, también conocido como ‘Robellón’. Para amantes del postureo, Cerveza y setasLactarius deliciosus. Pruébalos a la brasa de leña de frutal o bien de viñas, con un poco de aceite, ajo y perejil en el tronco. ¡Será como si te tomaras el bosque! Combínala con una cerveza extra y deléitate con una combinación que se impregna de aromas y marca el sabor.

Vamos ahora con las Trompetas de la muerte. El nombre en latín es imposible, pero os lo decimos para que veáis que hablamos idiomas: Craterellus cornucopioides. ¡Tranquilos! A pesar de su nombre no son venenosas. Todo lo contrario. Prueba a saltearlas con espárragos trigueros D.O. Huétor-tájar y acompáñalas con una cerveza de Abadía.

Y el último tipo de seta del que os hablamos hoy, la Amanita Caesarea, que quizá conozcáis también como ‘oronja’ o ‘huevo de rey’. Esta seta abierta es idónea para saltearla, pero Juan nos propone que probemos  a hacer un carpaccio con ella, bien cerrada, con un ligero toque de aceite de almendras que requiere elegancia e intensidad. Prueba a acompañarla con una lager especial.

Nos ha faltado una gran combinación para las setas, la cerveza de trigo. Juan nos recomienda armonizarla con un salteado de níscalos y trompetas con presa ibérica y ajos tiernos. ¡Qué bueno!

No dejéis que avance más esta ‘micoestación’ para empezar a disfrutar de la enorme variedad de setas que existe y armonizarlas con nuestro oro líquido.

Millones de gracias a Juan Muñoz por sus sabios consejos y ya sabéis… ¡a disfrutar!

Menú de otoño

Menú de otoño

“El otoño siempre ha sido mi estación favorita. El momento en que estalla todo con su belleza pasada, como si la naturaleza hubiera estado ahorrando todo el año para el gran final” (Lauren DeStefano)
Hay otros que no somos tan optimistas como Lauren y tenemos que buscar con mayor ahínco qué nos puede motivar en otoño, y… ¡lo tenemos! Es, para la gastronomía, una gran época. Por eso os proponemos un menú otoñal para que disfrutéis con vuestra bebida favorita: la cerveza. ¡A ver qué os parece!

Verduras: es la época de la coliflor, la calabaza, el calabacín, la berenjena y la alcachofa. Todas ellas verduras que maridan a la perfección con cerveza. Por ejemplo, prueba a combinar las alcachofas con cervezas de sabor intenso. El tono metálico dulzón de esta hortaliza amarga encuentra el contrapunto justo y el equilibrio perfecto en la cerveza. ¿No se te ocurren recetas otoñales con verduras? Visita Cocina de otoño de Directo al paladar, te darán buenas ideas.

Revuelto meloso de huevos y setas: ¡es época de setas! Prueba a combinar un revuelto de setas con una cerveza clara, ligera y suave. La yema líquida recubre la boca con una capa grasa que llega a “taponar” las papilas gustativas de la lengua y este tipo de cervezas te limpiará la boca y te permitirá disfrutar de todo el sabor de las setas.

Lubina a la espalda: otro clásico del principio del otoño, la lubina. En la terminación a la espalda entra un sofrito picante y aromático de ajo, perejil, guindilla y vinagre. Maridará a la perfección con una cerveza, incluso oscura.
¡Y prepárate, porque llega ya el marisco! Y es otra de las combinaciones con cerveza que no podéis perderos.

Cerveza y queso

Lomo de Sajonia en salsa: sí, en salsa. ¿Nunca lo habías probado? Pues atrévete y pruébalo con una cerveza de cuerpo medio y aromática. En general, para cualquier carne, cuanto más fuerte sea el sazonamiento del plato, siempre que no sea muy picante, se escogerán cervezas más oscuras y de mayor cuerpo.

Y de postre… ¡queso!. Un buen queso manchego curado con cerveza de abadía. En ella predominan los matices florales y frutales de la manzana, y logra una armonía genial con las notas ligeramente ácidas y picantes de este maravilloso queso.
Estas son nuestras sugerencias. Pero no olvides que el verdadero sentido del placer de la degustación gastronómica es localizar tu punto de encuentro entre el placer de comer y el de beber. Déjate llevar por la intuición y tus gustos y descubre, con los cinco sentidos, el maravilloso mundo de las combinaciones con cerveza.

Bon appétit!

El otoño también sabe a cerveza

La cerveza es una bebida que se lleva muy bien con la comida por dos razones: por sus infinitas posibilidades de maridaje y porque es un ingrediente de cocina extraordinariamente versátil que da un toque diferente a nuestras recetas, a lo largo de todo el menú.

Ya os hablamos sobre la cocina cervecera en nuestra entrada ¡Cerveza hasta en la sopa!, refiriéndonos a  platos más bien propios de la primavera o el verano. En estas fechas en las que ya es evidente que el otoño ha tomado el relevo, os proponemos un menú más adecuado a esta época de mantita y peli que se avecina, en la que apetecen otro tipo de platos. Y es que toda estación tiene su encanto. Con la llegada de los primeros fríos, parece que buscamos más cervecear “al calor del amor en un bar” como decía la canción, o estar en la cocina cerveceando con recetas como éstas, que invitan a ser compartidas. Esperamos que os gusten.

Menú cervecero otoñal

Entrantes:

Para abrir boca os proponemos poner en la mesa estos entrantes:

  • Fish and chips: Un entrante muy americano, fácil de preparar y que gustará tanto a los más pequeños como a los mayores. Una manera segura de acertar
    Fish and chipsVer receta aquí
  • Paté de queso cheddar y cerveza negra: Un paté con un toque picante para acompañar el pan tostado. Esta receta bien sirve como entrante o aperitivo.
    Ver receta aquí

Primer plato

Empecemos con los fuertes:

  • Sopa-crema de queso y cerveza: Un primero de sabor fuerte pero que podéis rebajar con leche o nata al igual que se hace con otro tipo de cremas
    .Sopa-crema de queso y cervezaVer receta aquí
  • Sopa caliente de cerveza: Perfecta para entrar en calor los días de otoño e invierno.
    Sopa caliente de cervezaVer receta aquí

Segundo plato

Para completar nuestra comida con sabor cervecero, ¿qué os parece seguir con uno de estos platos?

  • Gnochis con salsa de nueces: Receta para los amantes de la pasta italiana muy apetecible con un acompañamiento de ensalada
    Gnochis con nuecesVer receta aquí
  • Picantones a la cerveza con patatas al “Caliu”: Un delicioso acompañamiento de la gastronomía catalana completa el exquisito sabor del picantón.
    Picantones con patatas al "caliu"Ver receta aquí

Postres

Para cerrar con tan buen sabor como empezamos:

  • Creppes crujientes y suaves: ¿Habías pensado alguna vez en usar cerveza para hacer las creppes? Un toque muy sabroso y distinto sin comerse el sabor propio de la creppe.Creppes suaves y crujientesVer receta aquí
  • Ciruelas y mazapán a la cerveza: perfecta combinación para esta época del año
    .Ver receta aquí

¿Os ha entrado hambre? Pues ya sabéis, ¡a ponerse el gorro de chef!

Esperamos que estas propuestas os sirvan de inspiración en vuestro menú y os invitamos a disfrutar y redescubrir los deliciosos sabores y momentos que nos regala el otoño.

¡Bon appetit!