Cómo sacar el máximo partido a esos regalos tan “esperados” en el Día de Reyes

Si hay algo especial en las Navidades de los españoles es que cuando al resto de países se les han acabado las fiestas, a nosotros todavía nos queda el gran día. El día de los Reyes Magos. El día previo a la vuelta a la rutina. Es casi como revivir el paso al 1 de septiembre. Algunos aseguran que después de este día, ¡tienen depresión posvacacional! Te vuelves a reunir con tus seres queridos pero esta vez, tendrás que ir cargado con todos esos regalos que has comprado con tanto cariño. O no…

Y, como sabemos que el regalo de la tía abuela mejora cada año, os proponemos una guía con los regalos más disruptivos de la temporada para que si se toca alguno, puedas ir ensayando cómo disimular que te HA ENCANTADO :

Artículos de belleza

Regalar ropa, libros, decoración para la casa… a veces es muy arriesgado. Puede ocurrir que la talla no les valga, que los libros ya los hayan leído o que el jarrón de porcelana no combine con el color de las cortinas. En cambio, los artículos de belleza no pasan de moda, además no distinguen entre sexo o edad. Así que si te regalan algo de esto, saca el lado positivo y a partir de ahora antes de irte a la cama, date esa crema de algas tan hidratante. No hay límite de edad para empezar a cuidarse

El regalo para la mascota

A veces es complicado encontrar un regalo para una persona. Así que, cuando no hay regalo para el dueño…la mascota es la víctima más fácil, como el típico disfraz de ayudante de Papá Nöel. Y oye aunque no sea algo directamente para ti, seguro que puedes presumir en tus redes sociales de lo bien que le queda el trajecito a tu querida mascota.

El típico balón

Un balón, de cualquier deporte, es un buen atajo. Es un regalo universal, que todos hemos utilizado en algún momento de nuestras vidas, y nunca queda mal. A lo mejor, a priori, no lo coges con mucho entusiasmo, pero en alguna situación, puede que lo llegues a considerar el mejor regalo de tu vida, e incluso tu mejor amigo.

El mejor regalo

Pero sin duda, te toque el regalo que te toque en este día piensa que no hay mejor regalo que el estar con la familia, amigos y seres queridos. Porque pasar tiempo con vuestros seres queridos es el mejor regalo así que este año, pon buena cara a tu tía abuela y haz el mejor de los brindis con una cerveza bien fría.

Tradiciones navideñas

Para bajar la cena y comida de Navidad nos hemos ido a dar una vuelta por el mundo y sus tradiciones para estas fechas.

Nosotros nos empeñamos en comernos 12 uvas en menos de 1 minuto todos los años pero no somos los únicos que hacen cosas “raras” a ojos de los demás y os hemos preparado este bonito vídeo para mostrároslas: 

¡Felices fiestas!

Cómo sobrevivir a los compromisos navideños

Nuestro blog tiene una nueva visita, en esta ocasión hemos llamado a Home Sapiens, expertos en guías de supervivencia para los emancipados, para que nos ayude con la que se nos viene encima: las fiestas de Navidad y todos los compromisos que conllevan. 

Sacad lápiz y papel que estos consejos hay que apuntarlos y memorizarlos:


logo_hs

En pocas líneas os vamos a dar las claves para organizaros y poder quedar con los amigos de la universidad; ver a los compañeros emigrantes que vuelven a casa por Navidad; cumplir con los suegros en el pueblo; evitar malos rollos en la cena familiar de Nochebuena; y volver al trabajo o a clase con las pilas cargadas (y unos cuantos tupper en la maleta).

La clave está en visualizarlo todo como un ‘círculo vicioso’ y aprovechar cada uno de los encuentros para sacar algo que nos ayude a superar con éxito el siguiente compromiso. Cuando el dinero escasea hay que recurrir al ingenio y así conseguiremos que la cuesta de enero no se convierta en un ascenso al Himalaya.

cervecear_navidad3

Todo empieza con la cesta de Navidad del trabajo o con una botella de cerveza edición limitada de Navidad de las que encontrarás un buen catálogo en las grandes superficies. Un pequeño detalle como ese con los suegros o con la familia del pueblo puede suponer la diferencia entre volvernos de allí con las manos vacías o con una paletilla de jamón.

Precisamente ese jamón (o un buen queso, por ejemplo) se cotiza al alza en el extranjero. Nuestros amigos emigrantes -con los que aprovecharemos para quedar y tomarnos unas cañas a su vuelta a España- seguro que pagarían bien por unos cuantos platos de este manjar. Nosotros nos conformaremos con que nos traigan algo típico del país donde residen.

¡Eso sí que nos vendrá bien para sorprender a los amigos de la universidad en la fiesta que vamos a montar en casa! Seguro que de una noche como esa salen unos cuantos chistes con los que triunfar en el grupo de WhatsApp familiar y amenizar la cena de Nochebuena.

Esa es la última parada de nuestro particular ‘tour’ navideño: una cena en la que no suele faltar de nada y de la que nos tendremos que llevar un buen surtido de tuppers con los que llenar el congelador de casa y afrontar con energía la vuelta al trabajo o a los estudios. Y si todo sale bien, brindaremos con un par de cervezas para celebrarlo.

¡Felices fiestas!

Home Spiens

¿Aún no sabes qué regalar estas fiestas?

En estas fechas se nos acumulan las ocasiones en las que tenemos que regalar: Navidades, regalos de empresa, amigos invisibles… Puede que tengamos en mente algunas ideas para las primeras compras pero, cuando nos toca hacer el cuarto regalo nos invaden las dudas. Aquí os ofrecemos algunas sugerencias para que tus regalos sean un acierto seguro por qué ya sabéis que, cuando se trata de cerveza, es muy difícil equivocarse.

  • Todos tenemos un amigo que siempre está haciendo planes, ese que no para de proponernos dónde y cuándo cervecear. Esa gente necesita un respiro y poseer algún artefacto para hacer la llamada a todo el grupo cervecero. Aquí os presentamos la campana de la cerveza. Solo tienes que agitarla cuando necesites una cañita bien fría para convocar a tus amigos
    ring for beer
  • Asumimos el frío propio de esta época. Hemos sacado todos los abrigos y nuestro arsenal de bufandas pero, hay algo que seguimos sin soportar: la cerveza caliente. Para ello te ofrecemos las siguientes soluciones, ¿con cuál te quedas?
    enfriador cerveza
  • La herramienta básica de todo cervecero: el abridor. Sabemos que son nuestros grandes aliados y por eso siempre tienes que tener uno a mano. Aquí os presentamos tres ejemplos de abridores para que vayas donde vayas, siempre tengas uno cerca.
    abridores cerveza
  • Y, por último, para los amantes de los buenos libros y, sobre todo, de las buenas guías tenemos el regalo perfecto: la guía “Cervezas Perfectas: Guía para profesionales”. En esta guía encontrarás toda la información sobre los tipos de cerveza, cómo tirar una caña e, incluso, maridajes. ¿Lo mejor? Puedes descargarla gratis directamente aquí.
    Portada Cervezas Perfectas

En estas fechas solemos sacar nuestro lado más sensible y como dar es mejor que recibir, al menos, ya que nos estiramos y nos ponemos a regalar… que sea algo útil que  a cualquier cervecero seguro que le encantará 😉

¿Y si toca?

El Gordo de la Lotería nos vuelve crazy como a Britney Spears. Es más o menos en verano cuando los bares empiezan a vender el número de toda la vida, la asociación del barrio te ofrece las participaciones y los familiares y amigos te piden que compres un décimo de cada ciudad que visitas. Es ahí cuando se genera la locura del “¿Y si toca?”

Pues eso es lo que te preguntamos hoy ¿qué harías si te tocara la lotería de navidad? A falta de cuatro días de que los niños de San Ildefonso canten la combinación ganadora, te invitamos a soñar y a que nos cuentes qué harías si tuvieras en tus manos 4 millones de euros.

Todos hemos oído en el bar las tertulias entre amigos. Para unos, el sueño es mandar el trabajo a freír espárragos y viajar por el mundo saltando de playas paradisíacas a selvas tropicales. Otros prefieren arrasar las tiendas o salir cada fin de semana a descubrir los manjares que cocinan en los restaurantes de su ciudad. Pero también están los que devolverían a sus padres la inversión que han hecho durante todos los años de estudios y becas. Muy merecida.

Desde aquí te recomendamos que no seas tan rancio y seas de los que piensa que solo tienes más posibilidades de que te caiga un rayo a que te toque la lotería. Siempre puede tocar. Fijaos en Manuel, bajó por compromiso a felicitar a Antonio y su #hostelhéroe le sorprendió con 400.000 euros. Así que no seas tonto y compra el décimo de la empresa, el del bar de la esquina y comparte el del gimnasio con los amigos. Siempre toca y sino es el Gordo, es la pedrea.

Y si al final no es ni una cosa ni la otra, siempre nos quedará disfrutar unas cervezas entre buenos amigos, que para ser felices, no hace falta tener millones.

Se acerca la Navidad….y lo sabes

No te resistas porque sabes que, al final, vas a caer. Hay señales en cada esquina y todas indican que la Navidad va a realizar, en breves, un aterrizaje (forzoso) en tu vida. Desde hace unos días ya estamos viendo algunos indicios como los gorros, las guirnaldas y la nieve artificial que adornan los escaparates mientras que las tiendas de ropa se han convertido en la luz que te guía de tantas lentejuelas doradas que visten los maniquís. Y qué decir del supermercado del barrio que quiere adelantar las indigestiones navideñas con la cantidad de ofertas de polvorones y turrones, no nos dan tregua.

¡Que estamos en noviembre!Pero por más inevitable que sea, aparentar delante de tus amigos que eres el Grinch verde y malcarado que re-fun-fun-fun-ña cada vez que anuncian juguetes o cestas de Navidad repletas de jamón, quesos o mazapán en la televisión no sirve de nada. Si no es hoy, será dentro de un par de días cuando muestres públicamente que tienes unas ganas locas de las vacaciones y de dar la bienvenida con pandereta en mano a Papá Noel, al Caga Tió, al Olentzero o a los mismísimos Reyes Magos o, incluso, a todos a la vez. Por eso, déjate querer y disfruta de todos los planes que están por llegar.

De hecho, este fin de semana es el encendido de las luces en Madrid y Barcelona así que aprovecha y queda con los amigos para verlo. Después podéis ir de cañas a un bar para planear cómo sobrevivir a las fiestas navideñas.

Además, hoy es el Black Friday, así que te recomendamos adelantar las compras navideñas para asegúrate el éxito comprando a tus sobrinos la Tablet que te piden cada vez que te ven. Y si eres de los que te vas de viaje, seguramente tu madre te pedirá los décimos de lotería de cada pueblo que vas a visitar, y lo sentimos mucho porque no, no tienes escapatoria ni excusa alguna. Haz cola en las administraciones con alegría, paciencia y buen humor porque ¿y si toca?

Pero bueno, lo importante es entrar en estas fechas con ganas, unas cañitas y siempre, rodeado de los tuyos para disfrutar de todas las citas (obligadas) que tienes a partir de ya.

¿Sabes qué es una de las mejores cosas? Que tantos eventos harán que descubras nuevos restaurantes donde reunirte y en los que seguro celebrarás la mejor cena de empresa de toda la historia. Pero esto merece una publicación aparte porque tenemos muchas opciones cerveceras que ofrecerte.

Propósito de año nuevo: empezar a cumplir los propósitos de año nuevo

propósitos de año nuevo

“Todo parece imposible hasta que se hace”  Nelson Mandela

¡Ojo! Que está fenomenal esto de empezar el año poniéndose metas. Fenomenal. El gimnasio. Fenomenal. Las clases de inglés. Fenomenal. “De este año no pasa: me planto delante de mi jefe y le digo que esto no puede seguir así y que…”. Aham… Fenomenal. Pero os proponemos un nuevo objetivo, no para sumar a la lista, sino para llevar a cabo: cumplirlos. No se trata de enloquecer, sino de buscar propósitos asequibles y que la alegría de cumplirlos nos impulse a ir a por el siguiente. Por ejemplo:

Esas cañas pendientes con ese grupo al que no ves:
Toma las riendas. Haz un doodle para ver qué fechas le vienen bien a cada uno. Margen de un mes, más no (que nos conocemos). “Oooohhh… todos podemos el jueves 16 menos Lara Hernández…” Dos opciones:

  • Nada, chicos, lo dejamos para otro día en que podamos todos.

Asúmelo. Ese día no va a llegar. Porque cuando Lara Hernández no tenga dentista será Lupe la que tenga muchísimo trabajo o Felipe el que tenga que poner lavadoras. Eso es así. Esta opción es, por lo tanto, repite con nosotros: incorrecta.

  • Bueno, pues quedamos los que estamos y que Lara se sume a la próxima.

Eso es. Muy bien. ¡Lo tienes! Pon tú el bar, que si no te digo yo que pierdes a alguno que otro durante el proceso de decisión: “Genial. Nos vemos entonces el 16 a las 20:00 en la Plaza Mayor para ir al Bar Quito. El que llegue tarde que llame y le mandamos ubicación”
Esta opción es, sí, efectivamente, todos juntos: correcta.

Si Lara Hernández os pone algún problema (sea quien sea vuestra Lara Hernández), reenviadle este post. Sabrá entenderlo.

Entrégate a la acción, deja de pensar en qué quieres cambiar y ¡cámbialo! Busca un bar en el que se haga tándem con alguien que hable otro idioma para tomar unas cañas y unas tapas mientras habláis de cine, o música o… ¡lo que sea! Así practicarás idiomas de forma divertida. ¿Que quieres hacer ejercicio pero sólo te da pereza y el gimnasio no es lo tuyo? Busca en Facebook el grupo Beer Runners de tu ciudad y queda con ellos para correr un rato y luego tomar una cervecita. Tooooodos los maridajes que os hemos propuesto en este blog, sin ir más lejos, ¡pruébalos! ¿Siempre has querido tener un bar en la zona en la que vives ahora en la que te pregunten: “¿qué va a ser? ¿lo de siempre?” pues búscalo. Habla con el dueño o camarero, apréndete su nombre, cuídale, ¡pero hazlo!
El que sea. Sea el propósito que sea el que te hayas marcado: ¡hazlo! “No, es que… hasta que no pasen Reyes, no tiene sentido porque…” Repite con nosotros otra vez, por favor: incorrecto. ¡A por ello! ¡A por el 2014! ¡Con alegría! Haz que este año sea un gran año. Nosotros esperamos y confiamos en que así sea.

Pide tu cerveza, también en Nochebuena

Cervezas para todos los gustos

Hace poco reivindicábamos las ‘cañas de navidad’ y, aunque seguimos siendo fieles a ese plan, hoy queremos hacer un nuevo llamamiento desde el blog: ¡Cerveza en Nochebuena!

Porque sí, ya os lo hemos comentado muchas veces, la cerveza es una estupenda opción para acompañar comidas y cenas y, además, ¡cómo luce en una mesa de fiesta! En su copa de cristal, con su color dorado brillante, su capa de espuma…

Por eso, esta semana con tanto festejo a la vista, os traemos una propuesta de menú de fiesta maridado con cervezas para animaros a no renunciar a nuestra bebida favorita esta Nochebuena.

Empezaremos la cena jugando con tres lager de baja fermentación y tres platos de temporada perfectos para celebrar una ocasión especial.

Las cervezas que hemos elegido para empezar son:

  • Lager Pilsen
  • Lager Especial
  • Lager Extra

Y los platos:

  • Crema de castañas y aire de trufa
  • Cocotxas al pil pil
  • Vieiras encebolladas

La idea es animarse a probar estos tres platos con las tres variedades de cervezas, sin miedo a experimentar para encontrar vuestra combinación perfecta. El único requisito, como siempre, es que la cerveza esté perfectamente servida. Ya sabéis, en copa de cristal fino, con un dedo de espuma… ¿Qué os vamos a contar a estas alturas que ya no sepáis? (y si hay algún despistado en la sala aquí os dejamos un enlace para refrescaros la memoria: Guía de las cervezas perfectas

Continuaremos la cena disfrutando de una armonía perfecta entre una cerveza de baja fermentación, de tipo Abadía y un solomillo a la pimienta. Llegados a este punto aconsejamos cerrar los ojos y dejarse llevar porque llega el postre.

Y como no podía ser de otro modo porque estamos en Navidad, el postre será a base de turrón, exactamente os proponemos una crema de chocolate con espuma de turrón y el toque sorpresa lo conseguimos al combinarla con una cerveza negra que nos ofrecerá el mejor fin de fiesta.

Llegados a este punto no nos queda más que decir que desearos ¡buen provecho!

Felices fiestas amigos cerveceros

Yo soy más de los Reyes Magos

Reyes magos

Queridos Reyes Magos:

Hace años que no os escribo. Es lo que tiene la mayoría de edad A LA QUE ESTÁS OBLIGADO SI HAS ENTRADO EN ESTA WEB. Pero lo he estado pensando y creo que ha llegado el momento de abriros el corazón: soy muy pro vosotros.

No es que tenga yo nada contra ese gordito de barbas, que los regalos siempre son y serán bienvenidos, pero como buen cervecero que soy he descubierto:

    • Que no sois uno. Sois tres. Y tres son multitud. Y multitud es lo que más me gusta para cervecear. Gente, ¡gente! Con uno que cuenta sus chistes malos, otro que se queja por todo, otro que te cuenta sus aventuras, otro que se ríe y no aporta más que eso pero se ríe y eso siempre está bien…
    • Que sois muy nuestros. Que todo el mundo os conoce, pero sois muy nuestros. Como la cervecita, la tapita… Vayas donde vayas conocerán la cerveza, pero el cerveceo: ¡muy nuestro!
    • Que nos hacéis muy felices. De hecho, mantengo la sonrisa desde el año en que nos regalasteis a mis hermanos y a mí el Scalextric. Esa misma sonrisa que se me dibuja involuntaria cuando salgo de currar y veo un Whatsapp de: ¿hacen unas cañas?
    • Que os gusta el deporte, porque recorrerse el desierto entero a camello no es tontá. Ni el mismísimo Calleja. Y me juego un maravedí a que al llegar os tomasteis una cervecita. Los tres. Echando un mus con algún lugareño o algo. ¡Igual que yo! Bueno, yo a camello no monto, pero juego al tenis, y me sienta igual de bien.
    • Que os queremos a los tres por igual, pero siempre hay un rey favorito (¡y no! ¡no os diré cuál es el mío! ¡que no quiero que a Melchor o a Gaspar os siente mal!) Como la cerveza, que así, como concepto, ya me flipa, pero cada momento te pide un tipo distinto, una cerveza para cada ocasión y una favorita que siempre tira más.
    • Que sois de toda la vida. ¡Ojo! Sin querer faltar. Que para tener más de 2.000 años os conserváis fenomenal. Pero que, como la cerveza, habéis estado siempre ahí. Y seguís estando. Y… madre mía… creo que voy a llorar…

¡Y ya está! Ni pediros cosas ni nada (Que todo será bienvenido el día 6, tampoco quiero hacerme el duro). Sólo daros las gracias, volver a pediros perdón por el pequeño desliz que tuve en 3º de E.G.B. al contarle a Laura Checa que vosotros… que vosotros… no combináis bien los colores… ¡pero es que era muy mayor para no haberse dado cuenta de que rojo y rosa no van! ¡NO VAN! Y desearos todo lo mejor en estas fechas en las que tenéis que estar hasta arriba de compras, recibís, vales y packagings (ahí, international). Que seáis tan felices como nos hacéis a nosotros.

Seguiré diciéndolo siempre: “Yo, de los Reyes Magos, muy fan”

Un fuerte abrazo cervecero:

Un fan.

El origen del brindis

Brindis con cerveza

Ponte que has quedado con tus amigos o tu familia para tomar unas cañas navideñas. Ponte que quieres quedar bien, parecer “alguien leído”. Ponte que alguien propone brindar. ¡Ahora!

Es tu momento. Ataca:

– Chicos, ¿sabéis de dónde viene lo de brindar?

Ohhhh!! (admirativo)

(¡Ojo! ¡que no parezca que te lo has aprendido hoy en la revista de la sala de espera del dentista! Dale un aire natural, “kásual” que dicen los modernos. Sin darte importancia…)

Hay varias teorías al respecto:

  • La primera habla de que proviene del siglo IV a.C. Como era usual envenenar al prójimo (fea costumbre) a través de su bebida, se chocaban fuertemente los recipientes para mezclar los líquidos y así asegurarse de que si uno palmaba, palmaban los dos.
  • Mucho más bonita es la siguiente teoría: como muestra de confianza en el anfitrión, en un caso como el anterior, se chocaban leve y amistosamente las copas como diciendo: “sé que no vas envenenarme, confío en ti” ¿No es precioso? El sentimiento de confianza en general, no el hecho de confiar en que no te envenen que, entendemos, a día de hoy, no debería pasarte.
  • La siguiente teoría sitúa el origen del brindis en el siglo XVI. Es la típica horquilla que le puede bailar a un historiador, sí. La anterior hablaba del S. IV a.C y ésta del S. XVI d.C. 2.000 años arriba o abajo… cosas que pasan. Si te casas con un historiador no tengas en cuenta que no se acuerde exactamente de la fecha de vuestro aniversario. Perdón, decía que la siguiente teoría tiene como motivo la celebración de la victoria en Roma del ejército de Carlos V. Lactancio, caballero mancebo de la corte del Emperador (cuyo título no me queda nada claro, por lo que pensaré que era un señor al que le gustaba mucho la leche) convenció a “el Arcediano del Viso” (de este nombre no te vas a acordar al contarlo, cuenta con ello, así que piensa que es uno que vio el saqueo y di: “Lactancio, un señor al que le gustaba la leche, convenció a uno que pasaba por allí…”) de que Carlos V no tenía culpa de nada porque el saqueo era designio divino, y brindaron todos juntos diciendo “bring d´irs” (“yo te lo ofrezco”)
  • ¡Más teorías! La de “se me ha acabado la cerveza”. En las sociedades romana y griega, en sus fiestas, levantaban y chocaban sus copas para que los sirvientes, con el sonido, se dieran por aludidos y las rellenaran. Efectivamente, nuestros referentes en la cultura occidental eran más bien tirando a vaguetes. Lo de levantarnos a pedir con educación la siguiente ronda nos debe venir de otra rama.
  • Y la última… brindar es la forma de que participen en el disfrute de la cerveza tus cinco sentidos. Porque el color dorado (“con matices del color de los campos de trigo en Soria al atardecer” que diría mi tía, lo que viene siendo dorado) ya lo ves, el olor a lúpulo, cebada, malta… ya lo hueles, el sabor lo disfrutas, de eso no hay duda, el recipiente lo coges y así haces partícipe al tacto, pero… ¿oírlo? Sí, escuchas las risas y conversaciones que rodean a las cañas y a las tapas, pero brindar hace que integres también el oído en ese momentazo y así, te entregues en cuerpo y alma al rito cervecil.

No sé yo si alguna de estas teorías es estrictamente cierta: los siglos bailan, “bring d´irs” es bávaro y no significa exactamente “yo te lo ofrezco” (no sé si es culpa de Lactancio, que no dominaba la lengua, o de una traducción posterior) (pensaré en que es algo reciente porque a Lactancio le he cogido cariño)… pero sé que todo esto tiene sentido. Porque brindar es demostrar confianza, celebrar u ofrecer algo y hace que el momento cañeo sea redondo.

Y ahora: familia, amigos… (Acaba tu discurso “kásual”. No dejes para mañana un postureo que puedas hacer hoy): levantemos nuestras cañas y brindemos, sabiendo por qué lo hacemos, por los griegos, los romanos, Carlos V y sus secuaces, los historiadores y la paciencia de sus consortes, el bávaro y Soria y por todos los que alguna vez han brindado con motivo o sin él. Porque siempre tengamos algo que celebrar, ofrecer, agradecer. Alguna broma que hacer. Gente con la que tomar una caña. Vosotros. Mi gente. (Cuidado que ahí alguien llora. Manéjalo bien. Sonríe. ¡Les tienes! ¡Ahora mismo te aman, fiera!, ¡sigue!) ¡Por mí, por todos mis compañeros y por mí el primero! (mal. ¿Ves? Te has venido arriba) Por la vida, por disfrutarla, por la cerveza en la mejor compañía (Mírales a los ojos, les has recuperado, sigue mirándoles y cierra esta maravilla que has hecho hoy…)