Hostehéroes de tapa y espada

Hostehéroes de tapa y espada

Los superhéroes están de moda. Quizás “demasiado” de moda. Y es probable que por este motivo nos estamos empezando a cansar de los héroes estereotipados con identidades secretas, de capa y espada, con poderes secretos, de los mutantes (demasiados mutantes), de la chica en apuros, de los aliados que se convierten en villanos y de los villanos que se convierten en aliados. Con la intención de recuperar cierta “originalidad”, realizamos un homenaje definitivo a nuestros verdaderos héroes, los únicos en los que confiamos y los únicos que nunca nos defraudan: Los Hostelhéroes.

Cerveceros de España y Editorial Planeta editan un libro-homenaje a todos los maestros hosteleros del territorio español a través de una guía por los bares más emblemáticos de ciudades como Madrid, Barcelona, Sevilla o A Coruña para los amantes de la cerveza.

Retratados por el objetivo de varios fotógrafos de gran renombre como Jordi Vidal o Manu Brabo (ganador de un premio Pulitzer), los hosteleros han sido inmortalizados en su día a día, escuchando a sus clientes, colocando mesas, sirviendo cañas… y al mismo tiempo, haciendo nuestros problemas más llevaderos o nuestras alegrías más efusivas.

Lugares emblemáticos como Santa Bárbara en Madrid, El Rinconcillo de Sevilla, Bar Tomás en Barcelona o Pulpeira de Melide en A Coruña muestran un fiel retrato de la afición que más nos apasiona: la de cervecear acompañados de amigos y grandes profesionales de la hostelería. La profesión, pese a travesar un momento marcado por un contexto económico adverso, nunca ha perdido su esencia y a día de hoy siguen siendo el punto de encuentro perfecto de miles de personas que destilan pasión por este oro líquido.

Porque un buen hostelhéroe no necesita tener poderes para convertirse en un maestro cervecero imbatible. Nuestro maestro de “tapa y espada” sabrá perfectamente la temperatura perfecta que corresponde a cualquier caña de cerveza (por debajo de los cero grados), cual es el recipiente perfecto para servir nuestro brebaje (copa de cristal), el maridaje perfecto para cada plato y cada cerveza y la maestría de servir una caña, sabiendo inclinar la copa 45 grados a una distancia de 10 a 20 centímetros, creando una espuma perfecta.

Y por si no lo sabías… ¡estos hostelhéroes se han atrevido hasta con una serie de vídeos por capítulos donde hacen gala de todos sus poderes!

Y tú, maestro cervecero, ¿quieres hacerte con el libro de Hostelhéroes?

“Tenemos el poder de convertir la necesidad en experiencia”

HostelHeroina del Café Sol

Cada vez que el fotógrafo Jordi Vidal cruzaba la puerta, se encontraba con “amabilidad, sonrisas, charlas repletas de proyectos de futuro”. El fotógrafo especializado en el ámbito de los espectáculos ha bajado del escenario para entrar en los bares, “lugares de encuentro, refugio y, muchas veces, extensiones de nuestras salas de estar” y retratar a los Hostelhéroes de Barcelona con su visión más personal y pausada, “en blanco y negro para evitar distracciones con el entorno y centrar la mirada en el personaje”.

Para Vidal “el oficio de hostelero es un trabajo que requiere vocación y sacrificio” dos de los rasgos que definen a los profesionales de la hostelería. Antonio Betorz regenta uno de los locales más famosos de Barcelona, el Bar Tomás: “Cuando cogí el bar, lo cogí sin perspectivas de lo que es ahora. Hemos tenido una evolución gracias al boca a boca, haciéndolo lo mejor que podíamos hasta llegar a ser famosos por las bravas”. Otro de los locales que se ha convertido en un punto de referencia y en un lugar más que visitar es el Bar Zúrich que, como dice Andreu Valldeperas “quien ha vivido en Barcelona ha dicho alguna vez ‘¿quedamos en el Zúrich’” y eso “es un orgullo y nos motiva aún más para que siga siendo un establecimiento emblemático”.

Si un bar se convierte en el punto de encuentro de los amigos para compartir unas cañas y unas tapas es por el esfuerzo y la pasión de los hosteleros y también por los buenos momentos que se viven en el interior porque como dice Sofía Boixet de La Pepita, “todos tenemos la necesidad de comer y cenar, pero nosotros tenemos el poder de convertir la necesidad en experiencia”.

Los Hostelhéroes de Barcelona inmortalizados con el objetivo de Jordi Vidal cierran el ciclo de las exposiciones que han mostrado a “los héroes del día a día” en Sevilla, Madrid, A Coruña, Zaragoza y Las Palmas, pero nosotros queremos que el homenaje continúe por eso te animamos a compartir tu momento cervecero con tus #Hostelhéroes a través de las redes sociales.

BAR LAMBER

Imagen 1 De 20

Fotógrafo: Jordi Vidal

“¿Qué sería de nosotros sin los bares?”

“Cuando llegué al primer local, y me encontré con dos hermanos que cocinaban la carne como dioses, todo fue sobre ruedas, en seguida caí en la cuenta de que aquello iba a ser muy fácil”. Esa es la sensación que transmite el fotógrafo Arturo Rodriguez, ganador de dos premios World Press Photo y encargado de inmortalizar el día a día de los Hostelhéroes de Las Palmas.

“Son HÉROES, en mayúsculas, no por mantener un bar abierto sino también porque miles de ocasiones hacen las veces de amigos o psicólogos con sus clientes”. Y así es, nuestros camareros se convierten en actores principales de nuestras vidas y los bares, en los escenarios centrales donde suceden las pequeñas historias que recordaremos y donde “el acto de beber una cerveza con alguien se ha convertido en una excusa en innumerables ocasiones para conquistar al amor de tu vida, para suavizar una relación laboral, para cerrar grandes tratos empresariales”.

En El Novillo Precoz lo saben bien, Guzmán de los Santos cuenta como “hay gente que empezó de niño a venir y ahora viene con sus hijos. Nosotros formamos parte de los acontecimientos importantes de las familias y los grupos de amigos, de la historia de las personas”. En el bar Marsala se trabaja para dar “cariño y tradición”. Así creció Alicia Rodríguez que cuenta como “mis abuelas y mi madre eran cocineras estupendas y siempre recuerdo el olor y los sabores, eso es lo que quiero dar a mis clientes”.  Tras la barra del Café Madrid, Vladimir Yanes trabaja con un solo objetivo, “que la gente se vaya contenta, como cuando quedas con los amigos en el bar para charlar con un par de cervezas, después te vas más contento de lo que entraste”.

No importa si han pasado diez minutos o dos horas desde que entramos por la puerta del bar hasta que salimos. Los Hostelhéroes saben cómo hacer que el tiempo con los tuyos y unas cervezas sea especial. Ya lo dice el fotógrafo Arturo Rodríguez: “en los bares se han gestado parejas, amistades, se han ocurrido ideas que han cambiado el mundo… ¿qué sería de nosotros sin los bares?”.

Allende

Imagen 1 De 10

Arturo Rodriguez

Los Hostelhéroes de A Coruña sonríen al ‘mal tiempo’

En la cocina o entre las mesas, delante o detrás de la barra, tirando una caña o sacando una tapita. Los Hostelhéroes no descansan, siempre están atentos para ofrecer el mejor servicio al cliente. Y, si algo hemos aprendido de los retratos que ha hecho el fotógrafo Xurxo Lobato a los hosteleros de A Coruña, es que lo hacen con una sonrisa.

Esa frase que dice ‘al mal tiempo buena cara’ es el hilo conductor que nos guía por la exposición Hostelhéroes A Coruña. “Realicé esta serie de retratos con la sonrisa como elemento común. Intenté que transmitieran naturalidad, frescor, optimismo, mirar al futuro en positivo. Y lo hacen con una cerveza en la mano” explica Xurxo Lobato.

Sus fotografías hablan (y ríen) por sí solas y nos dicen muchas cosas, como sus protagonistas:

“El hostelero perfecto es el cliente. Siempre hay que ponerse en la piel del cliente, hay que salir de la barra para ser el mejor detrás de ella”, habla José Luis Castro detrás de una frondosa barba, todo un veterano del sector ahora al frente de El Trastero.

Otro veterano, Domingo Canosa de Alma Negra, también habla de sus clientes: “Después de todos estos años… el consejo que doy es tratar bien a los clientes y a los trabajadores”

Y los más jóvenes están de acuerdo con ellos: “Un camarero es bueno cuando el cliente no se da cuenta de que estamos” esto nos lo dice Luís Rodríguez desde su restaurante Barlovento, un nuevo concepto de restauración en la ciudad que sopla aire fresco  sin olvidarse de lo más importante en hostelería, el cliente.

“Hay clientes a los que he visto crecer y otros me han visto crecer a mí” confiesa Gorka Rodríguez de La Pulpeira de Melide en la que lleva trabajando desde que era niño y ayudaba a sus padres en el negocio.

Cecilia Pérez y Rubén Rey llevan menos tiempo al frente de O Cunqueiro pero destacan lo mismo, sus clientes: “Conoces lo que quiere cada cliente porque hay muchos que vienen casi todos los días. Cuando entran por la puerta ya tienen su pincho y su caña en la barra”.

“En hostelería el reconocimiento lo tienes al momento, con un gracias y una sonrisa” así lo resume Antón Sáez desde la barra de A Bica… y quizá esté ahí el secreto, quizá sea esa la causa por la que los Hostelhéroes de A Coruña le sonríen al ‘mal tiempo’.

 

Antón Saez / Bara A Bica

Imagen 1 De 20

Fotografía de Xurxo Lobato

“Esos seres que trabajan atentamente a la sombra”

Hostel Heroes

“A través de diferentes locales de Zaragoza se ha querido homenajear con este reportaje fotográfico a los seres humanos sin los cuales, nuestra sociedad sería incompleta. El estrés de su trabajo, sus agobios, su pelea del día a día… El tiempo tras la barra y el tiempo en el que se trabaja a escondidas, antes y después de que hayan divertido al público”

Así resumía el fotógrafo Manu Brabo, encargado de retratar a los hosteleros de Zaragoza, su trabajo para Hostelhéroes.

A estas alturas y con un Pulitzer en su palmarés, sobran las palabras para presentar a este fotoperiodista que ha puesto su objetivo en diferentes países alrededor del mundo para captar grandes momentos de la Historia contemporánea, como la guerra de Siria o las elecciones de Libia y Egipto, y otras pequeñas historias que su cámara también ha hecho grandes.

Con Hostelhéroes, Manu Brabo ha vuelto a su ciudad natal, Zaragoza, para sumarse a este homenaje a “esos seres que trabajan atentamente a la sombra” como a él le gusta llamarlos. Fiel a esta reflexión, los ha inmortalizado en un juego de luces y sombras alrededor de sus movimientos rápidos tras la barra, sus gestos instintivos al manejar el grifo de cerveza, el recital del menú, el gesto familiar al cliente de toda la vida…

Manu Brabo ha cambiado el campo de batalla por ese otro territorio de ‘combate’ que es el bar, el lugar donde “al ritmo de cañas, se intercambia la cultura popular, se disfruta de la compañía, se ríe o incluso se encuentran momentos de relax” y en él se ha manejado también con maestría porque como nos recuerda Brabo “en torno a las cervezas y a los bares se han creado movimientos artísticos, fundado partidos políticos, maquinado complots y revoluciones. Los hosteleros, como aquellos seres que trabajan atentamente a la sombra lo han hecho posible… Y la cerveza siempre ha estado presente”.

 

Allín Huza / Marengo

Imagen 1 De 20

Fotografía de Manu Brabo

*La exposición de Hostelhéroes Zaragoza podrá visitarse hasta el próximo domingo 29 de junio en el Centro Comercial Puerto Venecia de Zaragoza.

Pero… ¿quiénes son los Hostelhéroes?

Cruzas la puerta. Levanta la cabeza. Te mira. Le miras. Sonríe. Sonríes. Saluda. Saludas. Y antes de tomar asiento ya tienes en la mesa tu cerveza bien fresca, tirada con todo el amor del mundo y acompañada de la tapa que tanto te gusta. Ahí lo tienes, ahí está tu Hostelhéroe. El que sabe qué te gusta y cómo te gusta, el que acaba siendo un amigo más con el que celebrar las alegrías, resolver el mundo y, también, al que pedir consejo cuando hace falta. La semana pasada os hablamos de los de Sevilla, y hoy toca el turno a los Hostelhéroes madrileños. Para muchos madrileños Casa González es su segunda casa y Francisco Carmona es su Hostelhéroe de toda la vida, con él han vivido de todo (desde la coronación a la abdicación de Juan Carlos I). Lo mismo sucede con Luis Torres que tras la barra de Casa Julio ha visto crecer a muchos de sus clientes o a Marcos Fenoy que después de tantos años de experiencia considera a sus clientes en Santa Bárbara “más que amigos”. También hay otros hosteleros emprendedores y valientes que se han atrevido a abrir las puertas de sus negocios en plena crisis económica. Es el caso de Tamara Marqués y Enrique Arias de La Bicicleta, a los que vamos conociendo poco a poco y queremos seguir haciéndolo porque cada vez que vamos, nos sorprenden. Ellos son algunos de los hosteleros madrileños que han sido retratados por el objetivo del fotógrafo Luis Gaspar y que protagonizan la exposición Hostelhéroes que se puede visitar hasta el próximo domingo 15 de junio en la Plaza Sánchez Bustillo (frente al Museo Reina Sofía). Muéstranos a tus #Hostelheroes a través de Instagram y Twitter.

Antonio Gonzalez / La Fria

Imagen 1 De 20

Fotografía de Luis Gaspar