Hoy celebramos el Día Mundial de la Tapa… ¡Y 7 de cada 10 brindarán con cerveza!

Siempre hay una excusa para salir a tomar algo y pasar un buen rato con amigos, compañeros de trabajo o familia. Pero hoy no hace falta que busquéis una excusa. Os damos una razón de las importantes, de las que no podéis obviar, para descolgar el móvil, llamar a un par de amigos y disfrutar de una tarde en la mejor compañía. ¿Y qué pasa hoy? Hoy celebramos el Día Mundial de la Tapa, una iniciativa impulsada por Turespaña y Saborea España. Porque sí, ellas también tienen un día reservado en el calendario y es nuestra responsabilidad darles el protagonismo que se merecen, y más desde que están a un paso de convertirse en Patrimonio de la Humanidad, ¡qué nivel!

Las tapas, al igual que la cerveza, forman parte de nuestra cultura, dos elementos gastronómicos convertidos en tradición que crean el binomio perfecto para celebrar este día tan especial. Y no es que lo digamos nosotros, son los bares, los hosteleros, las barras y vosotros quienes lo demostráis cada día, además la Federación Española de Hostelería (FEHR) lo confirma: 7 de cada 10 consumidores elige la cerveza la bebida favorita para acompañar a las tapas.

dia de la tapa cervecearCroquetas de todo tipo y tamaño, tortilla de patata, pulpo, solomillo con brie, cebolla caramelizada o foie, jamón serrano, salmorejo, gambas, calamares, chupa-chups de queso, sobrasada o pollo, papas con mojo picón, patatas con alioli, tortilla de camarones, ensaladilla… ¡Uf! Sólo de pensarlo nos rugen las tripas, creemos que por hoy podemos dejar aparcada la operación bikini ¿verdad? Eso sí, si vamos a hacerlo hagámoslo bien.

Como os comentábamos es muy complicado separar a las tapas de su partner in crime: la cerveza. Por eso y para que os sepa mejor este mejor este día, si cabe, os proponemos una serie de maridajes para acompañar a estos bocaditos typical spanish:

  • Si lo tuyo son las carnes, tienes que tener en cuenta las salsas y condimentos, cuando más fuerte sea el sazonamiento más oscura debe ser la cerveza. Por lo que si eliges una tapa de solomillo con brie y cebolla caramelizada, quizás puedas acompañarla con una cerveza abadía.
  • Si por el contrario eres más de pescados y mariscos debes optar por cervezas de menor fermentación para respetar el sabor a mar. Así que si te decides por esa tapa de pulpo que te está tentando desde hace un rato, puedes acompañarla de una cerveza lager extra.
  • ¿Y unos huevos rotos? Una cerveza de trigo es la compañera perfecta para ‘limpiar el paladar’ de la textura untuosa de la yema y del frito de las patatas.
  • Ahora con este calor, el cuerpo pide algo fresquito ¿no? ¿qué nos decís de un salmorejo o un gazpacho? Para este plato típico veraniego os recomendamos las cervezas tipo lager Pilsen, especial o de trigo. Estas combinan a la perfección con sabores más ácidos y amargos como ensaladas, escabeches o alcachofas.
  • Tranquilos, también tenemos una propuesta para los amantes de la cerveza negra: los quesos. El intenso sabor del queso junto con el aroma de una cerveza negra stout… mmmh… ¡un 10!

Estas son algunas de  nuestras propuestas pero como en todo, no hay reglas escritas (y mucho menos cuando hablamos de cocina y gustos). Lo bueno de las tapas y las cañas es que su reducido tamaño nos permite probar mil combinaciones y encontrar cuál es la que más se adapta a nosotros.

Tanto hablar de comida nos está despertando el apetito, así que nosotros nos vamos a ir a yendo a ver si nos dan una tapita de aperitivo en el bar de abajo, pero por si acaso vosotros tenéis más fuerza de voluntad, os dejamos un vídeo que os hará imposible no salir a la calle hoy en busca de una terracita para celebrar con nosotros el Día Mundial de la Tapa. Porque las pequeñas joyas de nuestra gastronomía se merecen que les dediquemos un día especial, y ¿qué mejor que hacerlo bajo el sol de junio, luciendo morenito y brindando con una caña?

Nueva estación, nuevos sabores

Sushi

Estamos en la recta final del verano, la lluvia de estos días y la ligera bajada de temperaturas nos avisan de que el otoño está llegando. Para nosotros eso no es excusa y queremos seguir proponiendo planes alternativos para todas las épocas del año, porque hay vida más allá de la típica peli de domingo con manta en el sofá.

Esta vez os animamos a probar sabores de otros países cuando salgáis por ahí a comer o cenar y, como sabemos que os gusta pediros una caña bien fría, os vamos a proponer un maridaje especial de platos internacionales con diferentes tipos de cerveza.

sushiJaponesa – Sushi
Es un plato a base de arroz cocido adobado con vinagre de arroz, azúcar, sal y otros ingredientes, incluyendo pescados o mariscos. Si lo tomas acompañado de wasabi le da un toque picante que va en perfecta armonía con una Lager Extra gracias a sus aromas y sabores marcados por el malteado tostado y recuerdos a lúpulo y lácteos.

Comida mexicanaMejicana – Mole Poblano
Consiste en una salsa de una gran variedad de ingredientes vertida sobre piezas de guajolote, nombre que se le da en México al pavo doméstico, aunque actualmente es común su uso con pollo u otras carnes, siendo uno de los platos más representativos de México. Al tratarse de un pato contundente con sabores intensos, lo mejor es acompañarlo de una cerveza de Trigo con aroma a cereales y sabores afrutados.

Comida chinaChina – Dim Sum
El dim sum es una comida china liviana que contiene combinaciones de carnes, vegetales, mariscos y frutas. Es perfecta para tomarla con una cerveza suave tipo Lager Especial dorada con reflejos ámbar. Aporta un agradable sabor a malta y buen equilibrio con los amargos del lúpulo.

Comida indiaIndia – Jalebi
El jalebi es un dulce de la cocina India. Es una mezcla de masa remojada en sirope (almíbar), con su particular forma azarosa de anillo o similar a un pretzel y de color naranja. Para postres o platos dulces la cerveza de Abadía marida muy bien gracias a su alta fermentación con aromas afrutados.
Estas son todas nuestras aportaciones, si se nos ha pasado alguna por alto ¡no dudes en compartirla!

Setas y cerveza, el must gastronómico del otoño

Foto de seta en otoño

Para todo hay una primera vez. Puede ir mejor, peor, gustar más o gustar menos, pero lo importante es lanzarse. Eso es lo que te proponemos este fin de semana, que te lances… ¡a recolectar setas!

Salir a cenar con los amigos durante estos meses significa saborear la mejor tapa de setas cocinada como solo tu hostelhéroe sabe. Pero si tanto te gusta este manjar, ¿porque no aprovechar este otoño para introducirse montaña adentro y recolectarlas? Será la excusa perfecta para organizar, a posteriori, una cena con amigos y hacer una cata de cervezas maridadas con hongos.

Así que antes de lanzarse con todas las ganas y la buena voluntad del mundo es mejor tener en cuenta una serie de consejos para terminar la primera jornada de recolección con éxito.

Lo primero que hay que hacer es tener en cuenta dónde vas a ir de excursión porque las setas son un manjar muy exquisito y no crecen en todos los sitios. Robelo de Chavela en Ávila, la comarca del Berguedà en Cataluña o Altube en Álava son tres destinos idóneos para pasar un día entre setas y amigos. También es importante navegar a través Google o, si eres más tradicional, ir a la biblioteca del barrio y sacar una guía para no llevarte a casa setas que no debías.

Setas al ajilloAntes de salir de casa es obligatorio calzarse las botas de montaña y enfundarse el polar, que han bajado las temperaturas y algunos ya se han constipado. Indispensable también es una navaja y una cesta. ¿Por qué? Porque no somos los únicos que queremos disfrutar de este placer, para que el año que viene vuelvan a crecer hay que cortar las setas enteras con un cuchillo. Y la cesta de mimbre, que te encanta pero que nunca has usado, servirá para conservar las setas hasta llegar a casa. Por supuesto, también te ayudará a quitarte, sólo un poco, la pinta de novato y hacerte respetar entre los experimentados “cazadores de setas”.

Pero la jornada no acaba aquí, la recolección termina en la mesa de un bar, con los amigos, compartiendo unas deliciosas setas a la plancha, con carne o pescado y, claro está, con unas cervezas para celebrar que ha sido la primera vez que te lanzas a recolectar setas pero ni mucho menos será la última.

En otoño caen las hojas de los árboles, pero tu cerveza es perenne

Cervecear en otoño

Tus amigos lo han repetido hasta la saciedad, tu madre te envía whatsapps con preguntas como “¿has sacado ya la ropa de invierno?” y en la tele sólo ves anuncios de colecciones de soldaditos prusianos o taxis del mundo. Pero si aun así no te has percatado, haz el favor de salir a la calle y observar a la gente. Ya nadie lleva pantalones cortos y las chanclas han sido sustituidas por esos botines a conjunto con la gabardina verde. Y es que te guste o no, el otoño –como decían en Poltergeist– ya está aquí.

Una de las cosas que más nos gustan de esta estación, además del estreno de las nuevas temporadas de las series, son los colores. Los parques se llenan de amarillos, naranjas y marrones que transmiten una mezcla de melancolía, paz y relax. Son tantas las sensaciones como momento tiene el otoño para disfrutar de una cerveza.

El-vaso-ideal-para-disfrutar-tu-cervezaLa cerveza lager Pilsen, la rubia y brillante, la que más nos gusta a los españoles por su frescor y suavidad, es la variedad del día a día, la preferida para compartir los buenos momentos de nuestra rutina, que haberlos haylos. Porque que el verano sea más pasado que las cintas VHS no significa que no podamos seguir pronunciando esa frase mágica de “¿te vienes a tomar una caña?”.

El otoño también significa el inicio de un nuevo curso y, por lo tanto, las listas de buenos propósitos: que si aprender inglés, que si apuntarse al gimnasio, quedar con ese amigo que lleva todo el verano desaparecido. Ahí queríamos llegar: tardes dedicadas en exclusiva al amigo de la universidad con el que compartiste todo, desde las noches en la biblioteca y los viajes post-exámenes hasta los tuppers de la abuela. Las charlas interminables e ininterrumpidas se merecen una lager extra, tostada, cremosa y con aroma a regaliz.

Llevas tiempo pensando en invitar a tus padres a cenar en ese restaurante que descubriste hace unos meses, pero en verano, con tantos viajes, bodas y comuniones, no has tenido tiempo. ¡Hazlo ya! Les hará tanta ilusión que estarán abiertos a probar todo lo que les recomiendes. Será el momento de sorprenderles y pedir a tu hostelhéroe una cerveza de abadía. Con esas notas de caramelo y manzana las batallitas de la mili de tu padre te sonarán mucho mejor.

Si eres de las personas que necesitan un dulce a media tarde, la negra stout es tu variedad. Cambia el café por una cerveza negra, cremosa, robusta con sabores a regaliz y café, perfecta para acompañar al brownie que tanto te gusta. Después de probarla por primera vez, seguro que repites

En fin, que el cambio de estación te asalte en camiseta de tirantes o en jersey es de lo menos. Lo que cuenta es que te pille bien rodeado de tu gente, en ese bar donde siempre te sientes a gusto y con una cerveza en la mano mientras cuentas por enésima vez tu viaje a los fiordos noruegos.

¿Operación bikini? Sí, el verano está a la vuelta de la esquina.

Cerveza y Ensalada

Ahora que por fin llega junio y de un momento a otro llegará el calor para quedarse, apetece más que nunca disfrutar de una cerveza bien fresca. Ya está aquí el momento más esperado del año: las tardes de terrazas y largas conversaciones entre amigos con unas cervezas al sol. Pero tú, que no te has tomado muy al pie de la letra la operación bikini, piensas que deberías ponerte las pilas y renunciar a tus pequeños placeres. No te preocupes, aquí tienes unos consejos para disfrutar mientras mantienes la línea.

La ensalada, nuestro gran aliado. ¿Quién dijo que tenía que ser aburrida? Elige diferentes tipos de lechuga, que tenga queso, fruta o incluso frutos secos… ¡Hay mil combinaciones! Pero, sin duda, nuestra mejor propuesta es combinarla con una cerveza ligera de cuerpo de medio, una Lager Especial que hará que la ensalada te sepa a gloria.

Si tienes que bajar corriendo al bar de debajo de la oficina en ese hueco que tienes para comer y quieres cuidarte, te recomendamos que le pidas a tu camarero una buena brocheta de tomate cherry con mozzarella y albahaca, es un plato fresquito y una armonía perfecta para una cerveza SIN. Volverás como nuevo a trabajar.

Un manjar que no podemos dejar de lado es, sin duda, los espárragos con jamón. Nosotros te recomendamos tomarlos con una cerveza de trigo. No te olvides comerlos con las manos, saben mejor.

Y para terminar, creemos que un oasis en forma de postre de vez en cuando no viene nada mal, ¿un brownie? ¿un coulant de chocolate? Cualquiera que tenga chocolate para combinarlo con una stout negra. ¿Te atreves?

Ahora que conoces estas armonías, no tienes excusas para cuidar tu peso sin renunciar a disfrutar al placer de seguir tomando tu cerveza bien fresca.

Cerveceros 27

Menú detox armonizado con cerveza

Cerveza y dieta

Los excesos navideños pesan, y nunca mejor dicho. Pero más que esos kilillos de más (que, tranquilos, tan rápido como vinieron, se irán) tenemos la necesidad de ‘limpiar’. Esos momentos ‘boa’ vividos en las navidades nos han creado una sensación de pesadez, de desasosiego… ¡sí! ¡sí! ¡De desasosiego hemos dicho! Que queremos quitarnos ¡lo necesitamos!. Y eso se consigue con una alimentación sana y deporte, sin hacer locuras. Se puede comer bien, un menú variado y de calidad, sin ninguna necesidad de pasar hambre, y proceder así a ‘la desintoxicación  turronístico-pulardera’.

Mira si somos afortunados, nosotros los cerveceros, que podemos acompañar nuestros menús detox (término moderno que debes utilizar en lugar de menú para desintoxicación turronístico-pulardera si quieres estar ‘in’) con cerveza. Según el estudio Asociación entre el consumo moderado de cerveza tradicional y sin alcohol y la composición corporal, elaborado por el Consejo Superior de Investigaciones Científicas, el consumo moderado de cerveza no modifica el peso ni la composición corporal. La cerveza sólo contiene 90 kcal, 34 kcal si es cerveza sin alcohol. ¡Y puedes acompañar tu menú detox con una cervecita! ¿No es el mundo maravilloso?

Te proponemos algunas recetas concretas para elaborar tu menú detox acompañándolo con cerveza, para que puedas buscar armonías perfectas y disfrutar de la ‘desintoxicación’. Las dos primeras, extraídas del libro ‘Alimenta tu corazón. Recetas mediterráneas para cuidar la salud’, de la Dra. Carmen Garcés y el Dr. Carlos Lahoz:

  • Menestra de verduras con cerveza Extra:

Ingredientes:

Judías verdes 200 g
Guisantes 200 g
Espárragos 200 g
Zanahoria 200 g
Corazón de alcachofas 100 g
Jamón serrano 100 g
Patatas 200 g
Aceite de oliva 4 cucharadas 40 ml
Cebollas 1 unidad 250 g
Ajo 2 dientes 250 g
Sal Una medida estándar. Ya tú sabeh.

Preparación:

Cuece al dente cada verdura por separado en agua con sal. Corta la patata en dados y ‘píntala’ con aceite. Haz un sofrito con la cebolla y el ajo y, cuando estén transparentes, añade el jamón. Dale unas vueltas. En una cacerola, mezcla las verduras y las patatas y añade el sofrito. Pon la cacerola al fuego y voltea para que no se deshagan las verduras.

Las menestras de verduras son muy difíciles de armonizar con diferentes bebidas por sus sabores agresivos. Por ejemplo, el tono acuoso y delicuescente de los espárragos o el sabor metálico y dulzón de las alcachofas arruinarían un buen vino. La cerveza, en cambio, atenúa los amargores y, gracias a la intensidad de la tipo extra, lograremos acompañar a la perfección la menestra.

  • Chicharros al horno con cerveza de trigo

Que es época. Su carne es más fresca y jugosa durante los meses fríos. Recuerda comprarlos rígidos y brillantes y consumirlos lo más rápidamente posible.

Ingredientes

Chicharros 3 unidades 600 g
Aceite de oliva 2 cucharadas 20 ml
Ajo 2 dientes 20 g
Zumo de un limón

Medida estándar. Ya tú sabeh.

Perejil picado
Sal

Preparación

Sala los chicharros y colócalos sobre una fuente de horno o cazuela de barro ligeramente ‘pintada’ con aceite. Pela los ajos, pícalos y saltéalos en el aceite añadiendo el perejil picado al final. Unta los chicharros con la mezcla, rocíalos con el zumo de limón y mete la fuente en el horno a 180 ºC durante 5 minutos.

Con este pescado azul de sabor intenso contrasta muy bien una cerveza con cierto cuerpo para equilibrar la fuerza del bocado.

  • De postre, queso de Burgos con armonía ‘sorpresa’:

Porque, sorprendentemente para muchos, los quesos de Burgos pueden ser acompañados con total garantía de éxito tanto por una cerveza sin alcohol como por una stout negra. La cerveza sin alcohol aporta un sabor a cereal dulce que nos recordará al perfecto ensamblaje que consigue el queso con el pan. Si, como opción, elegimos la cerveza negra, nos dará la impresión de que el queso está regado con miel de brezo. ¡Eh! ¡es en serio! ¡pruébalo!

Ánimo con este periodo detox, y ya verás cómo notas hasta en tu ánimo que tu cuerpo se va limpiando. Pero nunca, recuerda, ¡nunca! Dejes de disfrutar.

 

Cerveza, productos con denominación de origen y alumnos de hostelería: armonías de lujo

Esta semana hemos vivido dos jornadas llenas de armonías en todos los sentidos. Por un lado las armonías entre cervezas y productos con denominación de origen, y por otro armonía entre la ilusión de los jóvenes hosteleros que se están formando y el empaque y ‘savoir faire’ de un gran profesional de la sumillería, Juan Muñoz. Formar a los profesionales de la hostelería en el correcto servicio de la cerveza e incrementar el conocimiento sobre la relación entre esta bebida y la gastronomía han sido los objetivos de estas jornadas de formación desarrolladas por Cerveceros de España.

Gema Parejo presenta su Tataki de caballa marinada en soja con confitura de tomate y lager Pilsen  Alumnos CETT presentando sus maridajes con longaniza de Vic

Escuela de Hostelería del CETT en Barcelona

La primera presentación tuvo lugar el miércoles en Barcelona, en la Escuela de Hotelería del CETT con la colaboración del Consejo Regulador de la Indicación Geográfica Protegida de la Longaniza de Vic. Los protagonistas, indudablemente, fueron los alumnos se la Escuela que respondieron al reto de Cerveceros de España de elaborar un plato, a partir de la IGP Longaniza de Vic, que combinase con un determinado tipo de cerveza. Las tres propuestas presentadas aunaron la tradición de la cocina catalana con un toque vanguardista. Así, por ejemplo, Víctor Rodenas se decantó por un clásico “mar y montaña” de calamar de potera relleno de longaniza, combinado con una cerveza de trigo; la propuesta de Albert Llorens incluye un solomillo lacado de pato con falso arroz de patata, acompañado de una lager extra. También eligió esta variedad Javier Padilla para acompañar una versión de uno de los platos más tradicionales de la gastronomía catalana, el canelón de longaniza de Vic. Todos ellos se podrán encontrar en la carta del Aula Restaurant del CETT a partir de la próxima semana.

Como dice el propio Juan Muñoz, estas acciones “demuestran la gran versatilidad de la cerveza en la gastronomía. Desde el sabor afrutado de una cerveza de trigo como contrapunto a la combinación de carne y marisco hasta la intensidad de una lager extra para acompañar los platos más contundentes”.

Escuela Superior de Hostelería de Sevilla

La segunda de las presentaciones ha tenido lugar hoy, jueves, en la Escuela Superior de Hostelería de Sevilla con la colaboración del Consejo Regulador de las Denominaciones Específicas Melva y Caballa de Andalucía. Esta vez los protagonistas han armonizado sus platos marineros con cervezas de distintos tipos. Alma Rodríguez ha rendido homenaje a su Cádiz natal con “Lo que La Caleta perdió en Barbate”, una mousse de melva recubierta de Tataki de caballa con lager Pilsensucedáneo de caviar rojo y panecillos de algas, acompañada de una lager especial; Gema Parejo recurre a la gastronomía japonesa, una de las mejores armonías de la cerveza, con su Tataki de caballa marinada en soja con confitura de tomate y lager Pilsen. Joaquín Martínez, por su parte, se ha decantado por una Caballa con dados de manzana y gel de cítricos e hinojo con cerveza de abadía.

El correcto servicio de la cerveza en hostelería, ya sea de grifo o de botella, ha sido uno de los aspectos más destacados por el Presidente de la Academia de Sumillería, Juan Muñoz, en estas jornadas: “Para ofrecer al consumidor de cerveza una experiencia perfecta en el bar o restaurante en el que trabajéis, es fundamental cuidar todos los detalles: la temperatura, la espuma, la presentación en la mesa, el recipiente adecuado a cada variedad, etc.”

Sólo nos queda felicitar a los alumnos de las Escuelas de Hostelería por su trabajo y su entusiasmo. La hostelería es uno de los sectores con más expectativas de generación de empleo en nuestro país, y nuestra fama está asegurada en manos de estos grandes y prometedores profesionales.

Menú de verano contra el calor

Ya hemos dicho muchas veces que contra el calor, no hay nada como una cerveza bien fresca… por eso queremos proponeros un estupendo menú de verano maridado con diferentes variedades de cervezas. Nosotros lo probamos en la Librería A Punto de Madrid (Centro Cultural del Gusto) de la mano de la experta gastronómica Sara Cucala que nos ayudó a encontrar las mejores armonías, esperamos que a vosotros os sirva de inspiración para disfrutarlo en vuestra terraza favorita, si puede ser, ¡al lado de la playa!

Lager Pilsen con…

Trilogía de sopas frías (gazpacho, ajoblanco y remolacha)

Las notas herbáceas y el retrogusto amargo de la Lager Pilsen armonizan a la perfección con los vinagres de los gazpachos. El ácido del tomate, el punto de dulzor de la remolacha e incluso esa fusión entre ajo y almendra se resalta con el primer trago de este tipo de cerveza y su personal sabor a heno, a la cebada.

Gazpachos-con-lager-pilsen-y-lager-especial

Lager especial con…

Ensalada de varias lechugas, foie micuit y manzana
Caballa en escabeche con verduritas encurtidas

Las cervezas del tipo Lager especial recogen en el gusto y postgusto notas de cereales tostados e incluso un ligero matiz a ahumados y regaliz. Es una cerveza redonda en boca y muy aromática. Todas estas propiedades la ponen a la cabeza como una de las preferidas para maridar con escabeches y encurtidos. Hace que los amargos y ácidos se equilibren gracias a los tostados del cereal; y también al ser suntuosos en boca se convierte en una ‘pareja de hecho’ deliciosa para un buen foie.

Cerveza de abadía con…

Hamburguesa de ternera con mahonesa de mostaza en grano, cebolla encurtida, canónigos en pan de brioche. Acompañado de ensalada de aguacate y tomate; y chips de patata nueva

Hamburguesa-con-cerveza-abadía

Con mucho cuerpo, aromáticas y con deliciosas notas frutales, son cervezas de trago lento que dejan un postgusto seco. Estas características las hacen ideales para platos contundentes de carnes rojas como la hamburguesa de ternera. La mostaza aporta un punto de acidez.

Stout Negra con…

Bombones de chocolate (negro con pimienta rosa, curry y chile)

A caramelo, café, chocolate fundido… La cerveza negra recoge un abanico de notas aromáticas muy sorprendentes y golosas, por eso es el trago perfecto para acompañar chocolates puros bien especiados. Por sorprendente que resulte la stout negra es un estupendo trago para poner el broche final a una comida.
¡Que aproveche!

Armonías con cerveza: Un menú primaveral

sardina asturias

Hoy continuamos nuestra serie de las armonías de la cerveza proponiendo un menú muy primaveral que, por supuesto, regaremos con nuestra bebida favorita.

Y es que ahora que por fin parece que llega el buen tiempo para quedarse apetece más que nunca disfrutar de una cerveza bien fresca. Llega el momento de las terrazas, las cañas al sol y también es la época de disfrutar de los manjares propios de esta temporada como es el caso de la sardina.

La sardina, es una de las joyas de nuestros mares, un producto con muchos beneficios para la salud y el paladar que llega a nuestras mesas a partir del mes de mayo y alcanza su mejor momento en San Juan, el 23 de junio, como dice el refrán: “Por San Juan la sardina moja el pan”.

Los pescados azules como la sardina tienen un alto contenido en grasa y gustos más marcados que los pescados blancos, por eso armonizan muy bien con la cerveza, una bebida que ‘limpia’ el paladar y aporta el contrapunto refrescante.

La cerveza, por tanto, es una gran compañera de la sardina, igual que sucede con los atunes, bonitos, boquerones, salmones, lampreas, pez espada. Todos los pescados que se ahúman, se marinan, se escabechan, se preparan en conserva o se someten a salazón, en todas sus variantes, combinan muy bien con las cervezas.

De todas las preparaciones posibles, nuestra favorita, y una de las más típicas en esta época del año es tomarlas asadas o a la brasa. En este caso, proponemos completar el menú con otro plato que también mejora si se disfruta con una cerveza, la ensalada.

ensalada

El hecho de que las ensaladas se suelan aliñar con vinagre deja fuera de juego a la mayoría de los vinos, en cambio las cervezas se desenvuelven con gran soltura con las ensaladas, especialmente las cervezas  ligeras de cuerpo medio.

La cerveza combina con ensaladas convencionales, de verduras dulzonas y de hojas amargas y va bien con cualquiera de sus aderezos, desde los vinagres de reserva de Jerez, vinagres dulces de Módena, aliños más sencillos e incluso con hierbas aromáticas, quesos rallados o mostaza.

Ya no hay excusas a la hora de experimentar con las ensaladas, un plato que muchas veces se ha tachado de aburrido pero que ofrece muchas posibilidades y, además, consigue una excelente armonía con la cerveza.

La cerveza… ¡que te la den con queso!

Queso

Seguro que muchas veces has oído eso de… ¡que no te la den con queso! Este dicho popular viene de la costumbre de algunos bodegueros de ofrecer queso antes de dar a probar los vinos mediocres, porque el fuerte sabor de este alimento impide degustar en su plenitud esta bebida. Ante un queso de sabor fuerte el vino parecía mejorar pero una vez en casa el comprador descubría que el caldo no era de la calidad apreciada en la bodega. Esto no ocurre con la cerveza que por su capacidad de limpiar el paladar consigue una armonía perfecta con los quesos.

cerve y queso

Continuamos nuestra serie de armonías con cerveza proponiendo la combinación de esta bebida con un alimento que ocupa un lugar destacado en nuestra gastronomía, tanto por variedad como calidad, el queso. ¿Preparados para que os la den con queso?

La mayor parte de afinidades entre cervezas y quesos se dan con los quesos de vaca, a excepción de uno de nuestros más característicos y populares quesos, el manchego curado de oveja. El queso manchego curado, con notas ligeramente ácidas y picantes, logra una gran armonía con las cervezas de abadía, donde predominan los matices florales y frutales de la manzana.

En el caso de los quesos de vaca, en general, podemos afirmar que las cervezas lager, ligeras y frescas, casan bien con los quesos jóvenes de vaca donde predominan las texturas blandas o semiblandas porque neutralizan bien la grasa y acidez del queso.

A medida que los quesos ganan maduración y son más añejos, requieren también cervezas de mayor grado, cuerpo y aroma. Los de vaca añejos combinan bien con las negras y los quesos pestosos con las cervezas aromáticas.

Os damos algunas propuestas de armonías entre quesos y cervezas:

Lager especial con Tronchón-cabra

La cerveza lager especial, por su cremosidad y notas de ahumados leves es ideal para acompañar la acidez de este queso histórico.

Lager extra con Afuega el Pitu

Una cerveza cremosa y frutal como la lager extra controla y equilibra esta variedad de queso de final picante e intenso.

Lager extra con Mahón

El queso de Mahón, intenso y cremoso, con notas muy lácteas consigue un perfecto equilibrio de sabores con una cerveza de carácter y cuerpo como las lager extra.

Lager negra con queso de Abadía

Un queso ‘de los de antes’, cremoso, intenso y con pasta lavada que expresa unos aromas muy potentes con un fondo lácteo dulce, consigue una excelente armonía con las cervezas de tipo lager negra; robustas, tradicionales, donde el regaliz y los torrefactos equilibran y aportan acidez y frescura.

Cerveza sin alcohol y stout negra con queso de Burgos

Cerveza y queso

Los quesos de Burgos nos ofrecen singulares armonías con dos tipos de cerveza bastante dispares: sin alcohol y stout negra. En el caso de la cerveza sin alcohol, su sabor a cereal dulce hace que esta combinación nos recuerde al matrimonio del queso con pan. En cambio, la armonía con cerveza negra da la impresión de que estamos regando el queso con miel de brezo.

Cervezas tostadas con queso ahumado San Simón

Su sabor es muy parecido al queso de tetilla gallego con la particularidad del ahumado exterior que le presta una tonalidad cerosa y oscura. Precisamente ese sabor ahumado sumado al gusto lácteo consigue una armonía perfecta con
las cervezas más tostadas: extras y negras.