¿Qué habría pasado si se hubieran ido a tomar una cerveza?

Seguro que muchos de nosotros estamos de acuerdo en que las diferencias, las discusiones, se gestionan mejor tomando una cerveza en el bar para quitarle hierro al asunto. Esto mismo se puede aplicar a las películas.

Más de una vez he estado reflexionando sobre cómo un pequeño gesto, una idea, podría cambiar de manera radical todo. ¿Qué habría pasado si Mufasa, el rey león de la época, y su hermano Scar se hubieran ido de cañas para solucionar sus diferencias? No se habría producido la estampida y no habrían llegado las hienas. Aunque Simba no se habría hecho colega de Timón y Pumba…

Seguro que también os habéis preguntado… ¿Qué habría pasado si en “Los Padres de Ella”, Jack Byrnes y Gaylord Follen se hubieran ido a tomar una cerveza juntos para limar asperezas?Seguramente Follen habría sacado a la luz que el gato Gafe no le cae bien, pero es mejor sincerarse y tratar de llevarse bien en vez de ocultarlo. De todas maneras, a Jack no le habría caído bien el novio de su hija, así que habríamos seguido teniendo película…

En muchos casos, vemos que en las películas los protagonistas hacen cosas que no son necesarias. Y nos preguntamos por qué. Como en la película “Everest”. No había razón para subir a la cima con esa tormenta de tal magnitud que se avecinaba. Lo mejor habría sido que se fueran a un bar y pidiesen una cerveza y unas tapas mientras hablan de la vida, de la excursiones que han hecho… y luego ya si eso, después de la tormenta, intentar la subida.

Lo mismo puede decirse de la saga “Paranormal Activity”. Estaba claro que esas casas y esas familias daban miedo. No había necesidad de quedarse e invocar a los espíritus, y menos grabarlo todo. Eso que estaba ocurriendo no era natural, y no podía acabar bien. Habría sido mejor quedar con unos amigos y explicar el mal rollo que se te ha quedado alrededor de unas patatas bravas y unas cervezas. Quién sabe si esa maldición habría seguido…pero por lo menos Tobby no habría tenido tantas oportunidades para hacer el mal.

Las mentiras tampoco llevan a nada bueno. Una buena filosofía de vida es ser sincero y hablar de lo que sientes sin necesidad de mentir o aparentar algo que no eres. Esto nos recuerda a “Te quiero, Philip Morris”. En esta película Jim Carrey aparenta lo que no es, y estafa y engaña como si no hubiera un mañana. Lo mejor que habría podido hacer es haberse sentado en la mesa de un bar con su pareja, y haber pegado un sorbo de su copa de cerveza para después decir que no tiene dinero, pero que le quiere. Seguro que habrían sido felices juntos y no habrían tenido tantos problemas con la Justicia. Y todo con una simple cerveza y una tapa. Es increíble el poder que tiene un simple gesto de ir a un bar a tomar una caña y charlar un rato, pero, bien utilizado, puede cambiar el curso de las películas…y de las vidas.

Cerveceros cinéfilos: ¡Va por vosotros!

Seguro que para muchos los días de frío, lluvia y cielo gris son sinónimo de una cosa, y sólo una: manta, peli y palomitas. ¡Y si es en compañía mejor! Es el plan de domingo por excelencia. Da igual la peli que sea.

En verano ocurre algo parecido, pero con notables diferencias. El calor, las noches estrelladas y sin viento, nos invitan a salir a la calle. Pero nuestras ansias de película no se desvanecen con el verano. Por eso se inventaron los cines de verano. Grandes teatros al aire libre donde dejar volar nuestra imaginación. Una buena película (aunque sean reposiciones de grandes éxitos anteriores como “Sonrisas y lágrimas”; sí, puede que estemos un poco anticuados), unas palomitas y una buena cerveza para mitigar el calor, suenan a planazo.

Por eso, os invitamos a probar esta nueva experiencia y os indicamos siete sitios donde poder disfrutar del cine de verano. ¡A rodar!

Fescinal 2016, Madrid

Fescinal 2016

En pleno centro de Madrid, entre el Templo de Debod y el Río Manzanares, encontramos este cine de verano en el que podremos visionar dos películas por noche. Las entradas se pueden adquirir por Internet. Además, mientras vemos la película, podemos comprar diferentes tipos de comida acompañada de una buena cerveza. El plan ideal para aquellos que les toca pasar el mes de agosto en la capital ¡Todo ello sin salir de la ciudad!

Sala Montjuïc, Barcelona


Montjuïc

En pleno Castillo de Montjuïc, en un entorno único situado en el centro de Barcelona encontramos esta iniciativa que trae a la cartelera los mejores estrenos del año. Una excelente oportunidad para finalizar un tour cultural por la ciudad. La Sala Montjuïc ofrece la posibilidad de comer alimentos típicamente catalanes y maridarlo con una cerveza fresquita para acompañarlos. ¡Mejor imposible!

Autocine STAR, Valencia

Autocine Star Valencia

En Valencia podemos encontrar un autocine como el de las películas que tantas veces hemos visto en nuestras pantallas. Aquí podemos venir con nuestro coche y visionar una película mientras escuchamos el sonido del mar. Y no, no es que la película de “Everest” esté estropeada. ¡Es que este autocine está situado cerca del Mediterráneo!

Magma Open Air Cinema, Tenerife, Canarias

tenerife sur

Se trata de un cine permanente al aire libre. En él podremos ver películas durante todo el año eligiendo diferentes idiomas, en medio de la cálida noche canaria. Si la noche refresca, noches contadas en el año, podemos alquilar una manta… ¡No os quedéis dormidos!

El séptimo arte está de fiesta

“Para mí, el cine son cuatrocientas butacas que llenar.” De esta forma definía Alfred Hitchcock  el arte del cine, si bien hoy no tendría mucho problema para llenar esas cuatrocientas butacas y las salas de los cines que se propusiera. Y es que ayer comenzó la 10ª edición de la Fiesta del Cine en España y, como cada año, más de un millón de espectadores han reservado estos tres días en su agenda para acudir al estreno de esa película que tantas ganas tienen de ver.

Si la semana pasada os proponíamos salir a la calle para hacer ejercicio y divertiros, esta semana nos gustaría invitaros a acompañarnos a hacer una visita a las salas de cine de España y  disfrutar del séptimo arte en buena compañía, aprovechando que la lluvia está robándole el protagonismo al sol estos días.

Ir al cine siempre ha sido una buenísima excusa para desconectar y pasar un buen rato con amigos, así que ¿por qué no aprovechar que estos días es más accesible que nunca? Además, es sentarte en una butaca y convertirte automáticamente en un excelente crítico de cine y, como todos sabemos, todo debate que se precie necesita un toque de cebada y lúpulo de acompañamiento.

Quizás hasta podríamos rememorar los míticos ‘programas dobles’ de las no-tan-antiguas salas de cine y hacer doblete para alargar ese debate un ratito más, porque aunque el invierno parece estar asomando la cabeza estos días, el sol se sigue poniendo más tarde, las temperaturas siguen invitando a salir a la calle y las terrazas nos hacen ojitos para que les amenicemos las horas con nuestras disertaciones sobre una película u otra con nuestras teorías para arreglar el mundo desde el ‘centro de barperaciones de la esquina’.

Y por si cogéis gustito a eso de analizar personajes, tramas y giros argumentales, os proponemos cine de veranoque vayáis investigando  dónde queda el cine de verano más cercano y añadirlo a vuestra lista de lugares favoritos. No hay forma mejor de cerrar un día de playa que acercarte al cine de verano más veterano de España, el Autocine Drive-In de Denia, o a las Terrazas Aguadulce de Almería, el Cine abierto de Málaga, a la terraza del Centro de Arte Rupestre de Tito Bustillo, en Ribadesella o al Open Air de Madrid, entre otros. Son cientos las salas abiertas que tenemos repartidas por toda nuestra geografía, solo tienes que encontrar la tuya.

Ahora, tomando prestadas las palabras del novelista estadounidense Pedro Ruiz, te recordamos que lo bueno del cine es que durante dos horas los problemas son de otros. Así que ve comprando las palomitas, las cervezas y desconecta del mundo durante unas horas.

Combinación navideña: Cerveza, palomitas y cine

Basta con ver media hora de televisión para saber que las Navidades se acercan. Sí, los primeros copos de nieve ya han caído, el anuncio de la lotería aparece en casi todas las conversaciones cuando nos vamos de cañas, gorritos y bufandas se convierten en el complemento por excelencia en todas las fotos de Instagram, las luces de colores  adornan las calles, y… ¡los estrenos de cine empiezan a llegar a las salas de nuestro país!

Por ello, no se nos ocurre un plan mejor para estas semanas de frío que quedar para tomar unas cañitas y unirlo a una sesión de peli. Además, durante estas fechas se estrenan algunos de los títulos que más sonarán el resto del año y estamos seguros que tú también quieres estar a la última de las novedades cinematográficas.

Por eso, aquí os mostramos alguno de los estrenos que no te puedes perder durante las próximas semanas:

    • Los juegos del hambre: Sinsajo. Parte 2 (27 de noviembre)

Desde 2012 llevamos siguiendo las historias de Katniss Everdeen y su lucha contra el Capitolio. Después de tres películas y varios años, tras una larga espera estas Navidades se pone fin a la saga de Suzanne Collins con la segunda parte de la película “Sinsajo”.

  • La Novia (11 de diciembre)

En el panorama nacional, ‘La Novia’ nos dejará sin respiración. Con esta película viajamos hacia el mundo de Lorca y su obra ‘Bodas de Sangre’. Este clásico lleno de pasión y traiciones cuenta con una cuidadísima fotografía de la que te enamorarás en cada plano.

  • Star Wars: El despertar de la Fuerza (18 de diciembre)

Star Wars o el estreno de los estrenos. La saga que comenzó en 1977 y cuya última película se estrenó en 2005, vuelve diez años más tarde con una última entrega “El Despertar de la Fuerza”. Poco más hay que añadir sobre este esperadísimo regreso que seguro reunirá a millones de fans.

 

  • El desafío (The Walk) (25 de diciembre)

Protagonizada por el actor Joseph Gordon-Levitt, ‘El desafío’ nos cuenta el relato del funámbulo francés Philippe Petit, conocido por cruzar en una cuerda floja entre las Torres Gemelas de Nueva York en 1974. Una historia de vértigo que estamos seguros que será todo un gran éxito.

  • Navidades, ¿bien o en familia? (Love the Coopers) (25 de diciembre)

¿Qué es una Navidad sin una comedia romántica? No, nosotros tampoco lo concebimos. Este año llega la familia Coopers y su reunión anual para celebrar las fiestas en familia: mentiras, tensiones familiares, nuevas parejas… y mucho humor. Una película para dejar tus preocupaciones fuera y relajarte.

Pon una fecha, escribe a tus amigos, ve pidiendo una ronda de cervezas y continúa el planazo con unas palomitas viendo alguna de las películas que llegan a la cartelera ¡Qué comience el show!

El cine ya no es lo que era. Es mejor.

Lo antiguo, si parece nuevo, dos veces bueno. Esa es la filosofía que siguen las nuevas tendencias para realmente, hacer lo de siempre. Ahora disfrutamos de la cerveza de afterwork y de las fotografías con filtros vintage. Sí, volver al pasado se ha convertido en el plan del presente y si no, pensemos en un par de planes para cualquier fin de semana de verano.

Hoy que podemos decidir entre salas en tres dimensiones, efectos increíbles, mejoras en la calidad de la reproducción y sillones que ya nos gustaría tener en casa… elegimos un clásico, los cines de verano.

Gente reunida en un espacio abierto por y para disfrutar de una película. Por supuesto, no todo el mundo va igual de provisto para este tipo de eventos; está el tipo que lleva la merienda o la cena, siempre lleno de bocadillos, patatas fritas y dulces para que a su grupo no le falte de nada; la señora que lleva cojines, lo que en principio parece ridículo, a los 20 minutos se convertirá en la más envidiada de toda la sesión; el que lleva una mantita, que aunque pasemos por la tercera ola de calor, él tiene la costumbre de taparse hasta arriba, y aunque lo intentéis nunca se quitará ese pedazo de felpa de encima.  Y por último, nuestro favorito,el que propone comprar unas cervezas frías para poderlas beber mientras disfrutan de la película.

La situación es idílica: 28 grados, ligera brisa veraniega, chanclas, rodeado de amigos, una buena historia y una cerveza para refrescarte en los momentos de mayor tensión de la trama. A su vez, todo es como una película americana de los 80. Así que todo se vuelve completamente nostálgico.

No podréis decir que no es un gran plan. Sin embargo, si sois de los que además del cine, adoráis ser estrellas de la canción en la intimidad, tenemos el plan perfecto. Al fin, ¡han llegado a España los cines-karaoke! Sesiones en las que ya no tienes que ocultar tus gallos tras un chorro de agua en la ducha, porque todos los asistentes hacen lo  mismo. Pensad en Grease o The Rocky Horror Picture Show. Ahora imaginad a una masa enloquecida gritando “tell me more, tell me more”, mientras sigue la película. Y nadie te critica. De hecho el personal coge su botellín de cerveza y lo usa como micrófono. Eso, amigos, es otro planazo de cine para estos días de calor que nos acompañan.

Nosotros hemos probado ambos planes y somos muy fans de ellos. Ahora os toca a vosotros, salid a la calle, poneos vuestras mejores galas y disfrutad del cine en todas sus posibilidades.

Ahora

Brindemos por Julia Roberts

Que sí, que estamos hartos de este invierno tan largo y, sí, nos apetece que venga la primavera trompetera a la de ya. El sol, el comienzo del buen tiempo, las cañas con los amigos, los mil planes fuera de casa… ¡nadie se puede resistir!

Pero de repente, tras una semana de buen tiempo y felicidad ha llegado… ¿la primavera? ¡No! El invierno volumen II. Y es que aunque todo físico y todo calendario nos diga que el día 21 comienza la estación que “la sangre altera”, para nosotros sigue siendo un gris y frío invierno.

Así que vamos a retrasar unas semanas las ganas de tomarnos una cervecita al sol y seguiremos haciendo planes geniales, pero bajo techo. Qué mejor que conmemorar el 25 aniversario de la comedia romántica por excelencia “Pretty Woman”. La historia que protagonizaron Richard Gere y tumblr_mxay2kUoZL1r06q46o1_500Julia Roberts sigue presente en los corrillos que se forman los viernes por la tarde alrededor de unas cañas.

Por eso, te proponemos que busques tu cine retro porque ¿a quién no le apetece una sesión de peli con la ‘novia de América’ y salir a comentarla con los amigos mientras os tomáis unas cervezas?

Pues este plan no sólo se nos ha ocurrido a nosotros. De hecho, el grupo de actores, junto al director de la película, Garry Marshall, se han vuelto a juntar ¡25 años después! Aunque parezca imposible, un cuarto de siglo ha pasado desde que vimos por primera vez a Julia Roberts enfundada en esas altísimas botas de cuero, comprando por Rodeo Drive.

En días de lluvia nada apetece más que planes que nos alegren el fin de semana: la cerveza y una buena comedia. Así que para que no te dejes arrastrar por el tiempo y te vengas arriba, te dejamos con la mitiquísima canción de Pretty Woman:

And the beer goes to…

Seguro que no te has perdido la gala de los Oscar de este año. Siempre es un planazo sentarse a comentar la gala con amigos y unas cervecitas. Nosotros, nos hemos dado cuenta de una cosa: parece que la cerveza y la obtención de un Oscar van de la mano. ¿Será que el dorado de la cerveza motiva a las estrellas para obtener el premio?

Brad Pitt cerveceandoSi viste la gala (y si no, nosotros te lo contamos) te darías cuenta de que, tras las dedicatorias de rigor, Alfonso Cuarón, ganador de la estatuilla al mejor director por la película “Gravity”, anunció que celebraría su victoria tomándose unas cervezas. ¡Cuánto sabe el mejicano! Y no es la única estrella presente en la ceremonia de este año que se declara amante de esta bebida. El protagonista de su película, el gran George Clooney, ha confesado en más de una ocasión que durante mucho tiempo uno de sus pasatiempos más preciados ha sido jugar al billar y beberse unas cañas con su amigo Brad Pitt ¡Por cierto!, a él también le han dado un Oscar por la producción de la película “12 años de esclavitud”.

Y es que parece que la cerveza es una bebida muy apreciada en Hollywood. En la película de Blue Jasmine -que se ha llevado la estatuilla a la mejor actriz por la interpretación de Cate Blanchett- la cerveza aparece en varias escenas. Está claro que las rubias dan suerte.

Blue Jasmine
Blue Jasmine

¿Será que la cerveza agudiza el ingenio o simplemente hace más llevadera la vida tan ajetreada de los actores? Lo que es indiscutible es que constituye uno de los pequeños placeres de la vida…ya lo decía Morgan Freeman en “Cadena Perpetua” cuando aparece tomando unas cervezas con sus compañeros de condena: “Es uno de los mejores momentos de mi vida”. Porque no hay mejor placer que tomar cerveza rodeado de buena compañía.

Armonías de cine

¿Qué tienen en común San Sebastián y Venecia? Además de ser probablemente dos de las ciudades más fotogénicas de Europa, ambas se convierten en ciudades cinematográficas durante este mes. Efectivamente, septiembre es época de festivales de cine, pero también puede seguir siendo – recordad que el verano termina oficialmente el 21 de septiembre – tiempo de disfrutar del cine de verano. Un plan al que muy a menudo le sigue otro no menos apetecible, como es el de destripar o ensalzar, entre cervezas, la película. Pero, ¿y si, en lugar de hablar de cine entre cañas, imaginásemos armonías entre variedades de esta bebida y películas?

La lager Pilsen es una cerveza ligera y refrescante, como la historia de tres primos que vuelven al pueblo de sus vacaciones de la infancia para recuperar los mejores momentos de aquella. Recuerdos de otros veranos, planes de futuro, confidencias embarazosas… Pocas cosas no se comparten entre unas cañas, más aún si les sumas la compañía de esos amigos de toda la vida, sean o no primos.

 

 

Una lager especial pide a gritos una comedia sofisticada, una historia que transcurra en Nueva York, una chica con los ojos grandes y una debilidad especial por las joyas de Tiffany”s. En la vida siempre hay algún momento en que te sientes Holly Golightly o un joven escritor en busca de su musa. Momentos en que todo es más intenso sin dejar de ser alegre: los paseos por la ciudad, las tiendas de regalos o, por qué no, el sabor de una cerveza.

 

 

La lager extra se caracteriza por ser una cerveza muy sabrosa, con cuerpo y personalidad, determinadas por la malta tostada; pero, sobre todo, se trata de una cerveza con un final de boca largo y un amargo intenso y agradable. Como intensa y amarga es la relación entre Meryl Streep y Robert Redford a los pies de las colinas del Ngong. El sabor de una lager extra perdura en el paladar como lo hace en el recuerdo la imagen de Karen Blixen y el cazador Denys Finch-Hatton sobrevolando en una avioneta los paisajes de Kenia. Menos mal que para disfrutar de esta cerveza no hay que viajar hasta África.

 

 

Decía Pessoa que “no hay metafísica en la tierra como el chocolate” y, sin ánimo de cuestionar al escritor luso, estamos convencido de que habría cambiado su frase si hubiese conocido la armonía entre chocolate negro y la cerveza negra stout. Un descubrimiento que tampoco le habría venido mal a Lasse Halstrom, director de Chocolat. Y es que cualquiera de los postres elaborados por Juliette Binoche maridan con la cerveza negra y su gusto a regaliz y frutos secos.

 

 

Esta es sólo una pequeña muestra de las numerosas armonías entre dos mundos de infinitas posibilidades y matices: cerveza y cine. Por cierto, ¿y tú, con qué película acompañarías una cerveza de abadía? ¿Y una de trigo?

Luces, cervezas, ¡acción!

Después de ver algunas de las mejores armonías entre cerveza y gastronomía, esta semana queremos hablar de otra completamente distinta, la que forman la cerveza y el cine. Y es que la cerveza ha ‘chupado mucha cámara’ a lo largo de la historia del celuloide, ha compartido cartel con grandes estrellas de Hollywood y ha hecho gala de su versatilidad al interpretar con soltura todo tipo de papeles y géneros.

Su mejor papel

Sin lugar a dudas, y en esto coinciden todos los críticos de cine, su mejor papel es el del ‘camarada perfecto’. La cerveza lo ha interpretado como nadie en multitud de filmes.

El Hombre Tranquilo de John Ford y Cadena Perpetua son dos de nuestras favoritas.

Aquí os dejamos una escena de la segunda, un excelente reflejo de lo que es para nosotros una cerveza fresca en un día de calor.

 

A los dos lados de la cámara

Uno de los actores más célebres de todos los tiempos, Paul Newman, es el mejor ejemplo de que la relación entre la cerveza y el cine se consolidó a los dos lados de la cámara. Este actor de físico incombustible fue también un apasionado cervecero. Él mismo reconoció que sus pasiones eran el cine, los coches, la familia y la cerveza (y no necesariamente por ese orden).

Tom Cruise es otro de los actores de Hollywood que se ha declarado un auténtico apasionado de esta bebida y lo demuestra tanto en la ficción como en la vida real. Delante de las cámaras, nuestra escena favorita, es la que nos ofreció Marilyn Monroe en la película Bus Stop con una escena así de sugerente.

Después de ver estos fotogramas no hay duda de que la cerveza es más que un placer para el paladar, un bálsamo para la sed y la máxima expresión de la amistad, también es puro glamour.

¿Qué tienen en común Cleopatra y Maribel Verdú?

¿En qué se parece la reina más famosa del antiguo Egipto a la actriz española? Como no podía ser de otro modo, la respuesta a este acertijo nos la da nuestra bebida favorita. Porque estas dos mujeres, separadas por miles de años, comparten el gusto por la cerveza.

Además de Cleopatra, otros personajes célebres han quedado retratados como grandes amantes de la cerveza, Herodoto, Hipócrates, Carlos I… Y si la cerveza ha desatado la pasión de dioses y reyes a lo largo de la historia ¿cómo iban a resistirse los famosos de hoy? Son muchos los que han hecho pública su pasión por esta bebida, desde cantantes hasta actores, actrices y modelos, todos se rinden a la rubia de oro.

Cerveza y música, el maridaje perfecto

Al mezclar cerveza y música se consigue una de las mejores armonías. Si juntamos a todos los artistas que se han declarado amantes de esta bebida el resultado es una fusión de estilos que van desde la ópera hasta el pop o el flamenco.

La soprano Montserrat Caballé ha explicado en más de una ocasión que muchos profesionales de

Fuente de la imagen: Glamour.es

la ópera beben una cerveza para refrescar la garganta tras una actuación. Tanto ella como su colega Ainhoa Arteta llevan a la práctica esta teoría.

Hasta Julio Iglesias suele pedir que no falten unas cervezas en su camerino cuando va de gira. Y parece ser que al cantante le gusta maridarla con jamón ibérico.

Cañas y amigos, un plan ‘de cine’

Otros profesionales de la música que se confiesan cerveceros son Dani Martín, los hermanos Estopa, el guitarrista Vicente Amigo…

“Cualquier momento es bueno para disfrutar de esta bebida, sobre todo en la comida y en la cena” y no lo decimos nosotros (que también) sino la actriz española Maribel Verdú. Está de acuerdo con ella Blanca Portillo que afirma: “No hay nada más rico que un bocata de calamares y una cerveza fría”.

Y no son las únicas profesionales del cine que disfrutan de la cerveza. El último chico Almodóvar, Hugo Silva, dice que desconecta con unas cervezas con amigos. En la lista encontramos también a Charlize Theron y hasta al mismísimo James Bond. En la última aventura de 007, el personaje creado por Ian Fleming aparecía en escena disfrutando de una cerveza.

Más caras conocidas

Otras caras conocidas que comparten nuestra pasión por esta bebida son Jordi Évole, que se declara fan de la pizza y la cerveza. La top entre las top, Claudia Shiffer, que en alguna ocasión ha confesado ‘que se muere por una cerveza sin alcohol’ o la presentadora Paula Prendes que asegura que todos los días del año se toma una cerveza.