Tómate una caña con (tu) Pilar

El Pilar Zaragoza

Probablemente ya sepas que esta semana están teniendo lugar las fiestas en honor a la patrona de Zaragoza: los míticos Pilares. Los zaragozanos ya llevan algunos días celebrándolo por todo lo alto, pero si no tienes la suerte de vivir en la ciudad del Ebro, te habrás dado cuenta de que… ¡Este año no hay puente!

Así se ha decidido y nos han dejado a todos sin esos maravillosos días de descanso. Días para planear una escapada, para redescubrir tu ciudad o, simplemente, para quedar con tus amigos en el bar. Como sabemos que perder un puente es muy duro, desde Cervecear queremos proponerte que lo celebres igualmente allí donde estéis.

Cervecear en ZaragozaÚnete a los mañicos y rinde homenaje a todas las Pilares que conoces. ¿Tu madre? ¿La amiga con la que compartiste horas de biblioteca en la Universidad? ¿La vecina del segundo B? ¿Esa compañera de trabajo que siempre te presta dinero? ¿La camarera que te sirve una tapa irresistible con tu cervecita? Y, como no podría ser de otra manera, el tributo que recomendamos es invitarles a una caña.

Por ejemplo, a tu madre seguro que le hace muchísima ilusión que por una vez te acuerdes de su santo. Puede que si unes a tu suegra al plan le haga menos gracia pero, nunca está de más crear lazos de unión con la familia política. Pilar, Pili la de la universidad, con la que tantos buenos ratos has pasado mientras fotocopiabais los apuntes de Semiótica de la Comunicación II también estará encantada de compartir ese momento cervecero y de paso recordar ese puente del Pilar en el que os fuisteis a Praga.

Y, por supuesto, ten un gesto con esa camarera que siempre te sirve unas tapas para chuparse los dedos y que se llama Pilar. ¡Convídala tú a una cerveza esta vez!

Oye y que si no tienes ninguna Pilar en tu vida, no pasa nada, porque el 12 de octubre también es el Día de la Hispanidad. ¿Y con qué bebida marida a la perfección la gastronomía latina? Bingo: la cerveza es el mejor contrapunto del picante mexicano o del cebiche peruano. Así que tú decides, o por tu Pilar o por la cocina del otro lado del charco, pero brinda con una cerveza.

#Quierosaliramihora

Sair a tu hora

Ayer se celebró en nuestro país el Go home on time Day (Día para irse a tiempo a casa), una costumbre que aterriza de ciudades como Londres, Australia o Canadá. Como su propio nombre indica, trata de promover que los empleados salgan a su hora para poder compaginar la vida familiar con la laboral de la mejor manera posible. Y tú, ¿lo celebraste?

Sabemos que sois muchos los que en vuestro contrato, el horario de salida es de lo más parecido al popular término que se originó tras la publicación de la obra Utopía de Tomás Moro.

Sí, seamos realistas. Son pocos los afortunados que habitúan a salir a la hora exacta en la que se acaba su jornada pero que conste, que no nos queremos quejar ni lanzar una campaña reivindicativa para todos los altos cargos de las empresas. ¡Ni mucho menos!

Sabemos que a todo el mundo le surgen tareas de última hora, cosas que en el último momento de la jornada hay que “darles una vuelta”, asuntos urgentes… Qué ¿por qué?, pues porque sí, porque el mundo laboral es así y a veces no hay alternativa.

Sin embargo, aunque no pretendamos cambiar la realidad pura y dura, hoy nos hemos levantado con fuerza y energía. Es jueves, estamos a tope y por eso, queremos tirar una piedra (bien grande) para animar e impulsar esta bonita costumbre: Acabar a nuestra hora (por lo menos uno o dos días a la semana).

Porque hay que luchar para que la rutina sea un simple concepto del que nos habla la gente pero que no se implante en nuestras vidas. Os animamos a crear un movimiento para salir a la hora y así despejar la mente tomando una cervecita en uno de esos bares que tanto nos gustan de la ciudad. Eso sí, ya que en nuestro caso el objetivo de terminar a la hora es dejar a un lado la rutina, queda terminantemente prohibido hablar de cosas relacionadas con el trabajo. ¿Y qué os parece que cada semana vayamos a un bar distinto?

Siempre viene bien hacer un poco de networking con los compis de la empresa e incluso quedar entre semana con amigos para brindar y suplantar el hashtag de #Quierosaliramihora por el de #Hoyhesalidoamihora. ¡Las penas, quejas y agobios brindando con una caña fresquita dejan de serlo y sobre todo si se toman en buena compañía!

Ya lo sabes, crea tu propia campaña de marketing para hacer realidad esta iniciativa. Seguro que son muchos adeptos los que están a favor. Estamos seguros de que cada mañana los empleados llegarán al trabajo con sus mejores sonrisas después de haber disfrutado el día anterior de una tarde de cañas.

A orillas de la playa

El chiringuito

¿Quién no ha querido dejarlo todo alguna vez y montar un chiringuito de playa? ¡Ay! el chiringo, el quiosco playero, las casetas, la taberna de verano, la terracita del paseo marítimo… son muchos los nombres que designan a ese gran lugar en el que arreglamos el mundo durante las vacaciones y en el que nos gustaría pasar más días al año. Indispensable oasis para combatir el calor en los meses de julio y agosto, cómplice de nuestros mejores momentos playeros y como no, guardián de la cerveza fresquita. Por todo esto y mucho más, hoy le dedicamos nuestro post en el blog.

Ponte en situación: la una del mediodía, cremita en la frente, tus amigos, el ruido de las olas, unas bravas, dos cañitas y una paella encargada para cinco. ¿Se puede vivir mejor? Lo dudamos.

La verdad es que lo hemos hecho todos y en todas las épocas, nuestros padres y abuelos también, sí. De hecho, los orígenes de este mágico lugar se remontan a principios de los años cincuenta, a las playas del litoral catalán, concretamente en Sitges. Y por si no lo sabíais, tiene un pasado literario.

El primer establecimiento que da nombre a todos los demás se inauguró en 1913 con el nombre de ‘kiosket’. Fue a mediados de los años cuarenta cuando un ilustre parroquiano, escritor y por aquel entonces colaborador del periódico La Vanguardia, César González Ruano, sugirió al dueño del local que cambiara el nombre a Chiringuito. Para César era un lugar especial donde encontraba la inspiración para escribir sus novelas y sobre todo, donde disfrutaba en compañía de buenos amigos.

Muchos años han pasado, y muchos otros locales a lo largo de la costa española se han ido abriendo, pero su esencia sigue imborrable. El chiringuito, ya sea de madera o azulejo, con manteles de papel o de tela, es ese sitio donde puedes desconectar, darte una tregua del sol y sobre todo, disfrutar de una cerveza fría y unas tapitas, ya que en el fondo es lo que nos gusta.

Así que ya sabéis, este verano (toalla en mano), no dejéis de acercaros a vuestro chiringuito favorito, porque es el planazo del verano, y no lo decimos nosotros, que ya nos lo cantaba Georgie Dann.

8 planes para sacar todo su jugo a la jornada intensiva

Si tú también eres de los que te quedas en verano en tu ciudad pero tienes la suerte de que tu jornada se reduzca unas horas y tienes más tiempo libre, te recomendamos algunos planes:

1. Escápate a la piscina o playa a disfrutar de esos rayos de sol, del chiringuito y de la buena compañía. Todo acompañado de una cerveza bien fresca y un aperitivo. ¿A que en verano todo sabe un poco mejor?

2. Disfruta de tus hijos. Sales antes de trabajar y no tienes excusa para llevarles al parque de atracciones, a la piscina o a ver a sus abuelos. Aprovecha el tiempo.

3. Si no tienes aire acondicionado en casa y hace mucho calor, tienes dos opciones: puedes pasearte por la sección de congelados del supermercado hasta que se ponga el sol o sentarte en una terraza a la sombra con una cervecita. ¿Qué plan prefieres? 😉

4. También puedes aprovechar y hacer todos esos recados que normalmente no puedes hacer… Aunque también es verdad que en verano a todos nos gusta escaparnos a tomar algo con nuestros amigos. Compagina planes, te sentará genial.

5. Sal corriendo de la oficina, haz ejercicio, ve a correr o a hacer unos largos a la piscina y como buen Beer Runner… tómate tu cerveza de recompensa. Recuerda que puede ayudar a la rehidratación del deportista.

6. Ve con tu pareja a pasear, al cine de verano al aire libre o a un buen concierto, tomaos un perrito caliente en ese bar que tanto os gusta y acompañadlo de una cerveza. Le reconquistas, seguro.

7. ¿Tu perro no echa de menos la luz del sol? ¿Hace cuánto no le sacas a pasear de día? Seguro que te lo agradece. Llévale al parque que está un poco más lejos pero tiene juegos, convence a tus amigos, seguro que si les invitas a una cerveza después, les sacas una sonrisa y a tu perro también.

8. Y no hay julio sin rebajas… Nos gustan a todos y a las mujeres, incluso más. Junta a tus amigas para una tarde de rebajas (tenemos que reconocer que a las chicas les sacas una sonrisa con la palabra “descuentos”). Cuando terminéis, podéis reponer fuerzas y juntaros con los que no son tan “pro-rebajas” para tomar una cerveza. PLA-NA-ZO.

Volver a la rutina en 5 cómodos (y cerveceros) pasos

Cerveceando

Salvo en el caso de aquellos afortunados que las disfrutan precisamente este mes, septiembre significa para el común de los mortales el fin de las vacaciones. Sucumbir o resistir a la rutina parecen, a simple vista, las dos únicas opciones que nos quedan; sin embargo, existe una tercera vía menos explorada que consiste en combinar lo mejor de cada estación. Porque sí, a septiembre también se le puede sacar el lado positivo y, aunque desde Cervecear no confiamos en soluciones milagrosas para superar la “vuelta al cole”, sí creemos en los beneficios de estos consejos. Advertencia: ponerlos en práctica es tan fácil como parece.

  1. ¿Cuándo fue la última vez que quedaste con los amigos de la facultad? ¿Qué sabes de ese antiguo compañero de trabajo con el que te llevabas tan bien? En la mayoría de los casos las personas importantes están a un whatsapp, mensaje de Facebook o –para los amantes de lo vintage- una llamada de distancia. Una vez recuperada la comunicación, la mejor manera de ponerse al día en materia de novios, amantes, jefes ingratos o cotilleos de la oficina es hacerlo con unas cañas en aquel bar donde solíais quedar. En el 99% de los casos acabarás repitiendo la experiencia.
  1. “De este año no pasa…” Reconócelo: muchos de los propósitos de nuevo año se quedaron en eso: propósitos. La forma de estructurar el tiempo en cursos escolares nos ofrece la oportunidad de hacer propósito de enmienda y renovar nuestras mejores intenciones en septiembre. Si una de ellas tenía que ver con el ejercicio físico, prueba a salir a correr con unos amigos para terminar tomando unas cervezas. Que tus amigos rechacen el plan de correr ya no sirve de excusa, porque en www.beerruners.es puedes encontrar grupos de corredores en tu ciudad o crearlos tú mismo.
  1. Existen lugares que abren (casi) los 365 días del año. No hay ciudad o pueblo sin uno. Suelen tener mesas, sillas, una barra repleta de pinchos o tapas seductoras, y un camarero que te sirve la cerveza como a ti te gusta. Efectivamente, hablamos de los bares. Para que regresar al entorno habitual no se haga tan duro, lanzamos un desafío: ¿conoces los bares de tu barrio? ¿Y los que han abierto en el último año?
  1. Las tendencias no están sólo en las revistas de moda. Parte de la clave del éxito de superar la vuelta a la rutina reside precisamente en que esta no lo sea tanto. No hace falta que a mitad de la semana compres un billete para Cabo Verde, basta con que incluyas en tu vocabulario nuevas palabras (brunch, drunch, etc.) y que las combines con tipos de cerveza  que no conoces tanto, como una lager extra, una de trigo o una abadía.
  1. Viaje gastronómico. Mientras llegan las siguientes vacaciones, puedes amenizar la espera, o incluso planificar la siguiente escapada, descubriendo sabores de otros países. La gastronomía de Perú, México o Japón, con sus numerosas opciones, nos permiten crear uniones sorprendentes con las variedades de cerveza elaboradas aquí.  Y todo esto sin salir de tu ciudad.

¿Has oído hablar de las #cervezasperfectas?

Existe una cerveza perfecta para cada momento y cada persona.

El amplio abanico de variedades de cerveza ofrece multitud de matices y posibilidades para degustar con todo tipo de platos, por eso siempre decimos que esta bebida tiene mucho que aportar en cualquier momento gastronómico.
Sin embargo, no siempre se cuida su servicio como se merece. Por ejemplo, ¿sabías que la cerveza debe servirse en una copa de cristal fino?, ¿sabías que la copa debe estar fría pero nunca congelada porque apaga el sabor de la cerveza y afecta a la formación de la espuma?

¿Sabes reconocer cuando en un local de hostelería te sirven una cerveza perfecta?

Si todavía no sabes de qué hablamos, aquí tienes algunas pistas para aprender a reconocer las #cervezasperfectas.

1. El recipiente sí importa
El recipiente perfecto para servir una cerveza es el de cristal fino. Con el cristal se percibe mejor el color y el brillo de la cerveza y se suele huir de los recipientes de mayor grosor porque impiden apreciar cualquier bebida en su plenitud. En el caso de las copas, encontramos otra ventaja porque el agarre por la caña evita que la cerveza no gane temperatura y se caliente.

2. El servicio de la cerveza paso a paso
Los recipientes deben estar fríos pero nunca escarchados o congelados porque el frío excesivo modifica el sabor y aroma de la cerveza e impide la formación de la espuma.
Es aconsejable humedecer el recipiente para eliminar posibles restos de detergente o abrillantador y favorecer que la cerveza resbale por el interior evitando que el líquido explosione contra el cristal y pierda parte del carbónico.
Situar la copa o vaso bajo el caño con una inclinación de 45 grados para que la cerveza se bata suavemente con el fondo y permita la formación de espuma.
La cerveza debe resbalar por el interior del recipiente sin provocar espuma y cuando se haya llenado el vaso en sus ¾ partes se endereza hasta que se queden unos 2 centímetros para llegar al borde, entonces se corta el grifo.
Si se desea obtener una cerveza con espuma de aspecto compacto, este procedimiento se debe hacer en varios tirajes, dejando reposar el líquido entre ellos.

3. La cerveza, ¡bien fresquita!
En España solemos tomar la cerveza bien fresca. La temperatura de servicio recomendada puede oscilar entre los 5-10 grados, dependiendo del tipo de cerveza (más fría para las cervezas más ligeras y sin alcohol y más templada para las cervezas de mayor cuerpo).

4. Mejor con espuma
La espuma mantiene los aromas y el sabor de la cerveza y permite una liberación del carbónico más lenta. Se recomienda servir la cerveza siempre con espuma, preferiblemente de un mínimo de 1,5 centímetros de grosor.

En este vídeo podrás encontrar muchas #cervezasperfectas:

Cervezas y mucho más en Las Palmas

Este fin de semana nos vamos a Las Palmas con Beer Runners. Después de haber visitado A Coruña, Barcelona, Madrid, Zaragoza, León, Sevilla y Valencia damos el salto desde la península para disfrutar de la cerveza y el deporte en las Islas Canarias. Por eso en esta entrada del blog os proponemos una ruta de cañas por la capital de Gran Canaria. ¿Nos acompañáis?

Las Palmas puede presumir de ser la ciudad más grande y más poblada del archipiélago, de su clima -con unos 22 grados de temperatura media anual-, de sus playas, de ser la tierra que vio nacer a Galdós, Javier Bardem, Alfredo Kraus, Juan Negrín… y también de su gastronomía.

En el recetario tradicional canario, el de los palmenses, encontramos platos tan exquisitos como los potajes de jaramagos, los pejines con gofio, el sancocho o los caldos de millo o de papas.

[slider crop=”yes” slide1=”http://www.cervecear.com/wp-content/uploads/2013/03/caldo-papas-41.jpg” slide2=”http://www.cervecear.com/wp-content/uploads/2013/03/Caldo-de-Millo.jpg”][/slider]

Hay muchas zonas en las que se puede disfrutar de estos platos y acompañarlos de unas cervezas, no podía ser de otro modo. Desde la ciudad histórica hasta la zona de Tafira, el Monte y sus alrededores o los barrios de San Cristóbal y La Isleta, donde se pueden probar los mejores pescados de la ciudad. Pero nos gustaría detenernos en un sitio en especial: el Mercado del Puerto.

Con una ubicación inmejorable, en el istmo de Santa Catalina, el Mercado del Puerto es un espacio en el que conviven los puestos tradicionales del mercado con nuevos locales de hostelería en los que se puede disfrutar tanto de platos de la cocina canaria ‘de la de toda la vida’ con propuestas más exóticas de gastronomía internacional.

Os recomendamos leer este artículo publicado recientemente en El Viajero sobre el Mercado del Puerto, y visitar su página en Facebook para conocerlo un poquito mejor.

Aquí os dejamos otras sugerencias para ‘cervecear’ en esta ciudad y, sobre todo, os animamos a enviarnos las vuestras: La Marinera. En la playa de Las Canteras, en la zona de la Puntilla, su especialidad es el pescado fresco traído directamente por los pescadores. También en el Paseo de las Canteras está la cervecería Las buenas pulgas, un buen sitio para disfrutar de un aperitivo al lado del mar. En la misma zona de la Peña La Chica están La Guarida y La Barca. Allende (Allende Muelle, Allende Puerto y Allende Triana), tres restaurantes que comparten una cocina excelente. Deliciosa Marta, otro restaurante que apuesta por la cocina elaborada y que se ha ganado al público.

León: Lúpulo y tapas

Una de las muchas cosas buenas de Beer Runners es que nos dan la excusa para descubrir las ciudades anfitrionas desde un punto de vista cervecero. En esta ocasión, os invitamos a probar una muy pequeña muestra de las posibilidades que ofrece esta histórica ciudad a la hora de cervecear. Porque, aparte de su famosa catedral y no menos famosa cecina, León tiene mucho que ofrecer.

La provincia del lúpulo

La provincia de Léon merece el agradecimiento de los amantes de la cerveza porque en ella se produce la gran mayoría del lúpulo utilizado para su elaboración. En esta entrada de nuestro blog  encontraréis información sobre la importancia del lúpulo y sobre la comarca donde se produce.

Un tapeo como una catedral

Si la provincia de León produce un ingrediente de la cerveza, la ciudad de León ofrece un sinfín de lugares en los que degustar el resultado final, acompañado de una gran variedad de tapas y platos.

Foto de una calle de tapeo típica de la ciudad de LeónLa gastronomía de León recopila los diferentes platos típicos de la gastronomía autóctona, adaptada al frío clima provincialmediante platos energéticamente ricos que permitían afrontar las tareas cotidianas durante los fríos inviernos leoneses.

El embutido es pieza clave en este aspecto, por lo que en la ciudad de León se pueden saborear productos como la cecina de León, la morcilla de León, el chorizo de León y el Botillo del Bierzo, entre otros. Platos de mayor consistencia como el cocido Maragato, la sopa de trucha, la trucha frita y fría y el lechazo asado también son muy relevantes en la gastronomía de la ciudad, compendio de la presente en el resto de la provincia. Todo ello sin olvidar los platos de legumbres y hortalizas provenientes de las huertas leonesas, tales como las alubias de La Bañeza, pimientos de El Bierzo y de Fresno de la Vega y puerros de Sahagún.

Sin embargo, las tapas son sin lugar a duda el mayor exponente de la gastronomía de la ciudad. Pueden ser de todo tipo, desde guisos y platos calientes pasando por fritos, arroces hasta la más ligera de platos fríos y sencillos. La tapa leonesa se sirve gratuitamente junto a la bebida en la mayoría de los bares de la ciudad, aunque sin duda el lugar donde el tapeo alcanza su máximo esplendor es en el Barrio Húmedo, donde la concentración de bares y el esmero de los propietarios de los mismos a la hora de preparar las tapas ha propiciado el ambiente idóneo para el tapeo.

En la variedad está el gusto

Es imposible recopilar aquí todos los buenos bares y restaurantes que ofrece León para tentar al viajero o al residente. Si queréis tener un recorrido más completo de los locales de la ciudad, os recomendamos estas páginas:

Aytoleon

El Palillo Leonés

A continuación resaltamos unos cuantos ejemplos, que nos sirven para mostrar la variedad de las propuestas, desde tascas casi centenarias a locales temáticos o con un aire más renovador. Hay tanto para elegir:

  • Sports (C/ del Fuero, 7). Restaurante-Bar-Cafetería con un concepto innovador de restauración temática deportiva que se desmarca de cualquier negocio de restauración en el Mercado Leonés. Ofrece una gastronomía cuidada y de calidad dentro de una ambientación y actitud de carácter deportivo, con la exposición dinámica de imágenes, noticias y elementos deportivos en constante actualización.
  • El Capricho (Plaza de san Marcelo, 9) Después de un siglo en la plaza de San Marcelo,  la vieja taberna se transforma en moderno restaurante. Un referente de la hostelería leonesa. Espectacular su secreto de cerdo ibérico, junto a otros entrantes adaptados al picoteo popular: mollejas guisadas de ternera, codillo de cerdo, callos al Capricho, revuelto de gulas, setas y gambas, pulpo con cachelos, además de unas sensacionales ensaladas.Imagen de tapa de pulpo con cachelos
  •  Casa Blas (Sampiro, 1) Lasa Blas se encuentra otra vez en su lugar original, tras una estancia anterior en la calle Lucas de Tuy. La especialidad de Casa Blas, como bien conocen todos los leoneses, son sus patatas fritas, para muchos, las mejores de León. Picantes o no, con su toque de ajo, son patatas del campo leonés.
  •  Seaki (C/ del Fuero, 11) Uno de los bares más conocidos de León, especialmente por los universitarios que acuden en masa a “estudiar” al Albéitar… Como para tapear siempre hay tiempo, seguro que muchos de nuestros lectores leoneses estaban deseosos de acabar de estudiar para comer la abundante tapa del Seaki, llamada por algunos “El reino de los rebozados”.
  • Casa Coneso (Plaza Torres de Omaña, 5). Una cocina de hoy con los sabores de siempre. Especialistas en el bacalao y carnes de la tierra. Ofrece tapas, menú del día y una carta variada. Perfecto para hacer una pausa reconfortante mientras se visita el barrio romántico.Calle del Barrió Romántico de León
  • Camarote Madrid (C/Cervantes, 8). También en el barrio romántico , uno de los lugares de mayor confianza, por la calidad de sus productos, es una propuesta algo más sofisticada y moderna.
  • Cervecería Gótica. (Avenida de los Cubos) con un estilo antiguo, basado en la madera y en imágenes y aperos de la provincia, La Cervecería Gótica nos hace sentir cómodos a pesar de la gran cantidad de gente que suele tapear en el local. La maestría del camarero hace que todavía sepan mejor las diferentes tapas que se ofrecen.
  • Ribera. (Fernando Gómez Regueral,8) uno de los bares más reputados de León. Bar clásico y con solera, siempre lleno de gente. Su decoración castiza, inspirada en temas populares y tradicionales de León, convive en este local con alguna que otra alegoría del espíritu colchonero colgada en sus paredes. En cuanto a la tapa, se puede elegir entre albóndigas, champiñones, asadurilla, mejillones y sus famosas e irrepetibles patatas.

Y podríamos seguir y seguir, pero seguro que después de leer esto ya tenéis ganar de salir corriendo… a tomar una tapita con su cerveza en recuerdo de León.

 

Al mal tiempo, buena caña

Caña de cerveza

En tiempos de incertidumbre, es bueno tener certezas.

En estos días de crisis generalizada, nos podemos ver privados de algunas cosas, pero la mayoría de nosotros tenemos claro que no renunciamos al pequeño placer cotidiano de tomar una cerveza y unas tapas.

Así pudimos constatarlo en la presentación de la encuesta “BARometro de la crisis“, elaborada por Quota Research para Cerveceros de España, que tuvo lugar en la cervecería Santa Bárbara de Madrid, con la presencia de Jacobo Olalla Marañón, Director General de Cerveceros de España.

Los datos son muy significativos: en un momento en el que 9 de cada 10 ciudadanos reconocen que el consumo se ha visto afectado por la situación económica, más del 60% asegura no haber prescindido de la costumbre de tomar unas cervezas. Incluso habiendo tenido que renunciar a ciertos planes, como ir a conciertos, al teatro o al cine como medidas de ahorro, 6 de cada 10 entrevistados admiten no haber renunciado a tomar una cerveza a pesar de la crisis.

¿A qué se puede deber el que ir de cañas sea la opción de ocio no gratuita a la que el 90% de los encuestados nunca renunciarían, por delante de salir a cenar fuera o las excursiones de fin de semana?

Probablemente la clave esté en que irse de cañas va mucho más allá de beber cerveza; es un momento para disfrutar de la compañía de amigos o familiares, compartiendo otras muchas cosas además de la caña y las tapas: conversación, información, emociones, inquietudes…

Ese aspecto tan social que tiene la cerveza  en nuestro país hace que la mayoría (73%) siga prefiriendo los establecimientos hosteleros para disfrutar de esta bebida y además, servida preferiblemente con una tapa (64%).

Veraneantes de ciudad

Nuestro capacidad para viajar o salir de vacaciones también se ha visto afectada por la crisis. De hecho, desde 2009 se ha duplicado el número de españoles (42% en 2012) cuya economía les obliga a permanecer en su lugar de residencia.

Estos “veraneantes residentes” aprovechan el tiempo libre para vivir su ciudad de una forma más relajada, casi como turistas y en consecuencia, el plan de quedar con amigos para tomar unas cañas ha ganado adeptos. Si en 2009 solo el 8% de los encuestados lo elegían como su plan favorito en caso de no viajar fuera, en 2012 estos ya son un 44% del total.

“Estos datos prueban el fuerte arraigo en la cultura española de la cerveza como una bebida que, consumida con moderación, nos ayuda a combatir el calor, nos permite compartir buenos momentos con amigos y familia, y para muchos constituye ya su único lujo”, afirma Jacobo Olalla Marañón, director general de Cerveceros de España.

No sin mi caña

Además, con la llegada del calor el ocio cambia; para la mayoría no es tiempo de ir al cine ni de copas, y se prefiere estar más en la calle, lo que explicaría que más de la mitad de los encuestados admiten ser tan fieles a las cañas en esta estación como durante el resto del año.

Y tampoco hay crisis que pueda romper el idilio entre la cerveza y el aperitivo: constituye la bebida favorita en ese momento del día para 9 de cada 10 españoles. Lo que sí ha variado es la frecuencia: mientras que hace tres años más de la mitad (51%) de los encuestados salían a tomar el aperitivo al menos una vez por semana, ahora sólo el 36% mantiene esa asiduidad.

Resumiendo: en tiempo de crisis sabemos que, por el precio de unas cañas, creamos momentos para disfrutar de cosas como la amistad o el cariño de la familia, que no tienen precio.

Perfect Serve de la cerveza. ¿Existe la cerveza perfecta? (I)

La respuesta es sí, y no solo una, sino muchas, siempre y cuando sepamos darle el tratamiento que se merece. Esta es la conclusión a la que llegamos el pasado martes tras la sesión de Perfect Serve de la mano de Paco Patón, jefe de restauración de Derby Hotels en Madrid.

En el encuentro se dieron cita prestigiosos periodistas y blogueros: Mª Jesús Gil de Antuñano, José Carlos Capel, Carmelo Prieto, Rosa Ardá, Pepa Maqueda, Eva Celada, Héctor Parra, Belén Otero, Luis García… Junto a ellos, algunos de los nombres más destacados de la hostelería madrileña; los jefes de restauración y maitres de algunos de los espacios más prestigiosos de la ciudad: Hotel Ritz, Hotel Palace, O’Clock, Eccola Kitchen Club, Hotel Puerta de América, La Terraza del Casino y Zalacaín

Comunicadores y profesionales de hostelería con un mismo objetivo: demostrar la necesidad de redescubrir el valor de la cerveza. El hecho de que nos resulte una bebida amigable y por así decirlo “desenfadada” no impide que una cerveza bien elegida, bien tirada y bien presentada sea un producto digno del mayor disfrute gastronómico. Como el propio Patón indicó, “A pesar de que la cerveza forma parte de nuestra cultura mediterránea desde hace miles de años, no siempre le damos el trato que se merece y no estamos explotando todas las posibilidades que nos ofrece”.

La sesión comenzó con una introducción de Jacobo Olalla, director general de Cerveceros de España, en la que subrayó algunas interesantes cifras acerca del papel que juega el sector cervecero.

Paco Patón comenzó su exposición con un breve resumen de la historia de la cerveza. También tuvimos ocasión de familiarizarnos con las materias primas y la elaboración de la cerveza.

Pero sin duda, la lección más importante era la que daba nombre a la sesión: ¿cómo servir la cerveza perfecta? Conseguir una cerveza bien tirada de manera que la bebida no pierda ninguna de sus propiedades no siempre es fácil, pero ayuda mucho que sigamos ciertas pautas.

– Primero, elegir el recipiente. Paco Patón explicaba que “aunque hay tantos recipientes como cervezas y cada fabricante propone el suyo”, el más adecuado sería una copa con tallo largo, para no calentar la bebida al sujetarla, y más estrecha en la boca que en la base.

– Mojar la copa ayuda, y mucho: no solo elimina cualquier resto de jabón o abrillantador, también contribuye a que la cerveza “resbale” por el cristal a medida que cae y lo que es mejor, refresca el contenido.

– “Nunca se debe congelar la copa”, ha afirmado Patón, intransigente en este punto porque “acaba aguando la cerveza”. Además, tampoco hay que servirla del congelador, sino a una temperatura de entre 4 y 7 grados centígrados (o más, según el tipo de cerveza).

– La cerveza hay que servirla desde el grifo o la botella, con la copa inclinada en un ángulo de entre 60 y 45 grados y, cuando tres cuartas partes del recipiente estén llenas, “enderezar, estrangular el grifo y echar la crema -espuma- en una capa de unos tres centímetros hasta el borde”.

– La crema es un elemento esencial, que debe permanecer durante todo el tiempo que se esté disfrutando de la cerveza porque impide que pierda gas y conserva los sabores.

– Para saber si una cerveza se ha servido bien, según vayamos bebiendo se irán quedando marcados unos aros en el interior del cristal; es el rastro que va dejando la crema en cada trago.

-Y con estas premisas, ya hemos conseguido una cerveza perfecta.

La sesión continuó en la terraza del Hotel con una serie de presentaciones y maridajes, que os contaremos la semana que viene. Hasta entonces, ¡id practicando con la cerveza perfecta!