Rockeros hasta la médula

Esta semana algo grande ha ocurrido en nuestro país: los incansables AC/DC nos visitaron. Nosotros aún estamos nerviosos cual quinceañeras en la firma de discos de Justin Bieber mientras Highway to Hell sigue sonando a través de todos nuestros auriculares.

Y es que el evento se ha convertido ya en uno de los conciertos más destacables de 2015. Guitarras, leyendas del rock, himnos de los 70… ¡hasta fuegos artificiales! Mucho tendrá que pasar para que olvidemos ese momento en el que sonaba durante diez minutos el solo de guitarra de “Let there be rock” y podíamos disfrutar de nuestra cerveza fría en mano.

Pero claro, ahora estamos sedientos de rock. Queremos más conciertos, más música, más afonías y más cervezas. Sabemos que la agenda musical al día es muy difícil, y por ello os ayudamos con este listado de algunos de los mejores conciertos de este mes en nuestro país.

Para comenzar, no podéis perder la oportunidad de ir a los festivales que tienen lugar este mismo fin de semana. Y es que el 5 y 6 de junio en Valencia tendrá lugar el Festival De Les Arts.  En plena Ciudad de las Artes y las Ciencias podréis disfrutar de conciertos de artistas como The Wombats, The Wave Picture o Carlos Sadness.

Pero en estas mismas fechas y del otro lado de la península, en Alburquerque (Badajoz), encontraréis el Contempopránea. Pet Shop Boys, como cabeza de cartel, dará su único concierto en nuestro país en este festival que viene repleto de grandes artistas como Dover, Xoel López o Los Punsetes.

Para el siguiente finde os recomendamos un viaje al sur de España. A Sevilla en particular. Durante los días 12 y 13 la capital andaluza recoge las actuaciones de artistas como Afrojack, Dorian o The Ting Tings en su festival Territorios Sevilla_2015.

Para finalizar el fin de semana, y casi sin posibilidad de que os recuperéis del espectáculo sevillano, coged un avión a Barcelona o Madrid. ¿Por qué? El domingo 14 en Barcelona, y al día siguiente en la capital, Maroon 5 sacará todas sus armas artísticas para que no pares de cantar y bailar ni un segundo.

Pero no os mováis de Madrid o Barcelona porque los legendarios Kiss van a celebrar una gira en honor a su 40º aniversario. Este concierto acabará siendo otra de las citas musical de las que te arrepentirás toda una vida si no vas. Así que recuerda: 21 o 22 de junio, tenéis una cita con los estadounidenses.

Aprovechando vuestro posible paso por Madrid, debéis esperar al día 26 de junio y acercaos a Las Ventas. Allí podréis seguir de cumpleaños con el 30º aniversario de Hombres G y su vuelta a los escenarios con su rock ochentero que tanto nos gusta.

Y ya, como guinda del mes, dos festivales tendrán lugar el día 27. Una pena que tengan lugar el mismo día porque tendréis que decidir a cuál queréis ir. Por un lado, en Ourense, estará el Derrame Rock que siguiendo su nombre ofrecerá el rock más puro reuniendo a grupos como Los Suaves, Rosendo o Burning. Mientras tanto, en Elda (Alicante), La Habitación Roja, We are England o Neuman harán que un fin de semana más te dejes la voz cantando todos sus temas en el Emdivmusic festival.

Nosotros ya estamos sincronizando agendas para decidir a cuáles vamos a ir y dónde vamos a poder disfrutar de la mezcla de cerveza (con mnoderación) y música que tanto nos gusta. Así que no perdáis tiempo y mandad a vuestros amigos esta post para no escuchar de vuestros conocidos el clásico “tenías que haber venido”.

Brindemos por Julia Roberts

Que sí, que estamos hartos de este invierno tan largo y, sí, nos apetece que venga la primavera trompetera a la de ya. El sol, el comienzo del buen tiempo, las cañas con los amigos, los mil planes fuera de casa… ¡nadie se puede resistir!

Pero de repente, tras una semana de buen tiempo y felicidad ha llegado… ¿la primavera? ¡No! El invierno volumen II. Y es que aunque todo físico y todo calendario nos diga que el día 21 comienza la estación que “la sangre altera”, para nosotros sigue siendo un gris y frío invierno.

Así que vamos a retrasar unas semanas las ganas de tomarnos una cervecita al sol y seguiremos haciendo planes geniales, pero bajo techo. Qué mejor que conmemorar el 25 aniversario de la comedia romántica por excelencia “Pretty Woman”. La historia que protagonizaron Richard Gere y tumblr_mxay2kUoZL1r06q46o1_500Julia Roberts sigue presente en los corrillos que se forman los viernes por la tarde alrededor de unas cañas.

Por eso, te proponemos que busques tu cine retro porque ¿a quién no le apetece una sesión de peli con la ‘novia de América’ y salir a comentarla con los amigos mientras os tomáis unas cervezas?

Pues este plan no sólo se nos ha ocurrido a nosotros. De hecho, el grupo de actores, junto al director de la película, Garry Marshall, se han vuelto a juntar ¡25 años después! Aunque parezca imposible, un cuarto de siglo ha pasado desde que vimos por primera vez a Julia Roberts enfundada en esas altísimas botas de cuero, comprando por Rodeo Drive.

En días de lluvia nada apetece más que planes que nos alegren el fin de semana: la cerveza y una buena comedia. Así que para que no te dejes arrastrar por el tiempo y te vengas arriba, te dejamos con la mitiquísima canción de Pretty Woman:

“¿Qué sería de nosotros sin los bares?”

“Cuando llegué al primer local, y me encontré con dos hermanos que cocinaban la carne como dioses, todo fue sobre ruedas, en seguida caí en la cuenta de que aquello iba a ser muy fácil”. Esa es la sensación que transmite el fotógrafo Arturo Rodriguez, ganador de dos premios World Press Photo y encargado de inmortalizar el día a día de los Hostelhéroes de Las Palmas.

“Son HÉROES, en mayúsculas, no por mantener un bar abierto sino también porque miles de ocasiones hacen las veces de amigos o psicólogos con sus clientes”. Y así es, nuestros camareros se convierten en actores principales de nuestras vidas y los bares, en los escenarios centrales donde suceden las pequeñas historias que recordaremos y donde “el acto de beber una cerveza con alguien se ha convertido en una excusa en innumerables ocasiones para conquistar al amor de tu vida, para suavizar una relación laboral, para cerrar grandes tratos empresariales”.

En El Novillo Precoz lo saben bien, Guzmán de los Santos cuenta como “hay gente que empezó de niño a venir y ahora viene con sus hijos. Nosotros formamos parte de los acontecimientos importantes de las familias y los grupos de amigos, de la historia de las personas”. En el bar Marsala se trabaja para dar “cariño y tradición”. Así creció Alicia Rodríguez que cuenta como “mis abuelas y mi madre eran cocineras estupendas y siempre recuerdo el olor y los sabores, eso es lo que quiero dar a mis clientes”.  Tras la barra del Café Madrid, Vladimir Yanes trabaja con un solo objetivo, “que la gente se vaya contenta, como cuando quedas con los amigos en el bar para charlar con un par de cervezas, después te vas más contento de lo que entraste”.

No importa si han pasado diez minutos o dos horas desde que entramos por la puerta del bar hasta que salimos. Los Hostelhéroes saben cómo hacer que el tiempo con los tuyos y unas cervezas sea especial. Ya lo dice el fotógrafo Arturo Rodríguez: “en los bares se han gestado parejas, amistades, se han ocurrido ideas que han cambiado el mundo… ¿qué sería de nosotros sin los bares?”.

Allende

Imagen 1 De 10

Arturo Rodriguez

“Esos seres que trabajan atentamente a la sombra”

Hostel Heroes

“A través de diferentes locales de Zaragoza se ha querido homenajear con este reportaje fotográfico a los seres humanos sin los cuales, nuestra sociedad sería incompleta. El estrés de su trabajo, sus agobios, su pelea del día a día… El tiempo tras la barra y el tiempo en el que se trabaja a escondidas, antes y después de que hayan divertido al público”

Así resumía el fotógrafo Manu Brabo, encargado de retratar a los hosteleros de Zaragoza, su trabajo para Hostelhéroes.

A estas alturas y con un Pulitzer en su palmarés, sobran las palabras para presentar a este fotoperiodista que ha puesto su objetivo en diferentes países alrededor del mundo para captar grandes momentos de la Historia contemporánea, como la guerra de Siria o las elecciones de Libia y Egipto, y otras pequeñas historias que su cámara también ha hecho grandes.

Con Hostelhéroes, Manu Brabo ha vuelto a su ciudad natal, Zaragoza, para sumarse a este homenaje a “esos seres que trabajan atentamente a la sombra” como a él le gusta llamarlos. Fiel a esta reflexión, los ha inmortalizado en un juego de luces y sombras alrededor de sus movimientos rápidos tras la barra, sus gestos instintivos al manejar el grifo de cerveza, el recital del menú, el gesto familiar al cliente de toda la vida…

Manu Brabo ha cambiado el campo de batalla por ese otro territorio de ‘combate’ que es el bar, el lugar donde “al ritmo de cañas, se intercambia la cultura popular, se disfruta de la compañía, se ríe o incluso se encuentran momentos de relax” y en él se ha manejado también con maestría porque como nos recuerda Brabo “en torno a las cervezas y a los bares se han creado movimientos artísticos, fundado partidos políticos, maquinado complots y revoluciones. Los hosteleros, como aquellos seres que trabajan atentamente a la sombra lo han hecho posible… Y la cerveza siempre ha estado presente”.

 

Allín Huza / Marengo

Imagen 1 De 20

Fotografía de Manu Brabo

*La exposición de Hostelhéroes Zaragoza podrá visitarse hasta el próximo domingo 29 de junio en el Centro Comercial Puerto Venecia de Zaragoza.

La cerveza, mejor con “Friends”

Cómo conocí vuestra madre

Una buena manera de relajarse y huir de la rutina es ocupar tu tiempo libre con las grandes historias que las series de moda nos ofrecen. Si eres un serieadicto, pasarás gran parte de tu tiempo libre frente a la televisión o el ordenador y… esto da sed, ¿verdad? Tranquilo, hoy te proponemos las mejores cervezas para acompañar algunas de las series del momento (¡y sin spoilers!).

 

Una cerveza ligera para las sitcom

Las comedias como Big Bang TheoryComo Conocí a Vuestra Madre o Modern Family pegan con una cerveza refrescante para tomar entre carcajadas. Las cervezas de baja fermentación son las compañeras ideales para beber durante estas series. La cerveza tipo Lager Pilsen es bastante ligera, lo que la hace perfecta para la corta duración de los capítulos de comedia. Además, el color rubio dorado con reflejos brillantes que suelen tener combina muy bien con el tono alegre de este tipo de historias.

 

Una de cal y otra de Lager especial 

¿Buscas historias que tengan drama y comedia a la vez? si es así, Orange Is The New Black es tu serie. Y hablando de equilibrio, una buena opción es la lager especial, que combina el sabor a malta con los amargos del lúpulo.

 

Sabores frutales y personajes dulces

Si te gustan los personajes un poco ingenuos como Jess de New Girl, te gustarán las cervezas con un sabor más afrutado, como las de trigo. Esta variedad suele tener una espuma abundante y un postgusto largo, como largos (y turbulentos) son los romances de The Client List o Hart of Dixie.

 

Vuelta al pasado

Para los amantes de las historias de época como Downton Abbey o The Paradise recomendamos las cervezas denominadas “De Abadía” elaboradas como lo hacían los monjes en el interior de monasterios. Los sabores afrutados de éste tipo de cervezas donde destacan los lácteos, la manzana y los toques a caramelo te harán sentirte como un verdadero caballero o una elegante dama de época.

 

Una negra para los más valientes

Igual que ocurre con las variedades de cerveza, existen series para todos, hasta para los que disfrutan con las historias más fuertes como las de Juego de Tronos, American Horror Story y Black Mirror. Como no podría ser de otra manera para las historias más oscuras, una cerveza negra tipo Stout es la compañera perfecta. Los aromas a café y sus robustas espumas las hacen ideales para digerir las fuertes escenas a las que nos tienen acostumbrados en éste tipo de series.
Así que ya sabes, ya seas de los Stark o de los Lannister, siempre habrá una variedad de cerveza adecuada para ti.

Cervecearte

¿Es la cerveza tan sólo una bebida?

pintura cerveescultura cervezaSeguramente habréis visto mil maneras curiosas de hacer arte hoy en día, la imaginación de los artistas no tiene límite. Karen Eland es una pintora norteamericana que pinta retratos y cuadros solo con una mezcla de cerveza y agua. La artista declara que es parecido a pintar con acuarela aunque un poco más complicado, es un trabajo muy preciso porque la cerveza desaparece si se incluye más agua de la debida, lo que hace que cada capa deba cuidarse especialmente para conseguir un buen resultado. Eland, conocida por sus exposiciones en famosos bares y restaurantes, aconseja esta práctica para pasar un buen rato y maravillarse con la mezcla de colores dorados y marrones que dan un aspecto antiguo a las pinturas.

Templo budista con botellas de cervezaLa arquitectura también puede valerse de la cerveza. Concretamente de los botellines de vidrio como material de construcción. El templo budista Wat Pa Maha Chedi Kaew, en la ciudad de Khun Han (Tailandia) es un ejemplo para el reciclaje y la reducción de contaminación. Desde 1984, sus monjes han estado muy concenciados con el medioambiente y por ello decidieron utilizar los botellines usados en su edificio. El proyecto se inició en las celdas de los monjes, pero al poco tiempo, y visto el éxito que tuvo en la comunidad -no dejaban de llevar más y más botellines- se fue extendiendo hasta llegar a construir los 20 edificios que forman actualmente el templo.

Templo budistaCon más de un millón de envases reciclados, han conseguido decorar y sotener paredes, pisos y techos. Además, estos ilustres monjes decidieron no sólo utilizar los envases vacíos sino tambien las chapas a modo de mosaicos decorativos. Toda una maravilla de la bio-constucción que crea un juego de efectos entre transparencia y brillo.

 

Royal PavilionLa misma técnica se ha utilizado también en Occidente. En las Vegas se encuentra el que podría ser el edificio más grande del mundo hecho con botellines reciclados: el Royal Pavilion Morrow, construido con más de 50.000 cervezas. Aunque físicamente no se pueden observar los botellines, los ladrillos están formados por un vidrio mezclado con cenizas.

Y es que de la necesidad de reciclar pueden surgir ideas muy originales. ¿A ti que se te ocurre que puedes hacer con un botellín?

 

And the beer goes to…

Seguro que no te has perdido la gala de los Oscar de este año. Siempre es un planazo sentarse a comentar la gala con amigos y unas cervecitas. Nosotros, nos hemos dado cuenta de una cosa: parece que la cerveza y la obtención de un Oscar van de la mano. ¿Será que el dorado de la cerveza motiva a las estrellas para obtener el premio?

Brad Pitt cerveceandoSi viste la gala (y si no, nosotros te lo contamos) te darías cuenta de que, tras las dedicatorias de rigor, Alfonso Cuarón, ganador de la estatuilla al mejor director por la película “Gravity”, anunció que celebraría su victoria tomándose unas cervezas. ¡Cuánto sabe el mejicano! Y no es la única estrella presente en la ceremonia de este año que se declara amante de esta bebida. El protagonista de su película, el gran George Clooney, ha confesado en más de una ocasión que durante mucho tiempo uno de sus pasatiempos más preciados ha sido jugar al billar y beberse unas cañas con su amigo Brad Pitt ¡Por cierto!, a él también le han dado un Oscar por la producción de la película “12 años de esclavitud”.

Y es que parece que la cerveza es una bebida muy apreciada en Hollywood. En la película de Blue Jasmine -que se ha llevado la estatuilla a la mejor actriz por la interpretación de Cate Blanchett- la cerveza aparece en varias escenas. Está claro que las rubias dan suerte.

Blue Jasmine
Blue Jasmine

¿Será que la cerveza agudiza el ingenio o simplemente hace más llevadera la vida tan ajetreada de los actores? Lo que es indiscutible es que constituye uno de los pequeños placeres de la vida…ya lo decía Morgan Freeman en “Cadena Perpetua” cuando aparece tomando unas cervezas con sus compañeros de condena: “Es uno de los mejores momentos de mi vida”. Porque no hay mejor placer que tomar cerveza rodeado de buena compañía.

Armonías de cine

¿Qué tienen en común San Sebastián y Venecia? Además de ser probablemente dos de las ciudades más fotogénicas de Europa, ambas se convierten en ciudades cinematográficas durante este mes. Efectivamente, septiembre es época de festivales de cine, pero también puede seguir siendo – recordad que el verano termina oficialmente el 21 de septiembre – tiempo de disfrutar del cine de verano. Un plan al que muy a menudo le sigue otro no menos apetecible, como es el de destripar o ensalzar, entre cervezas, la película. Pero, ¿y si, en lugar de hablar de cine entre cañas, imaginásemos armonías entre variedades de esta bebida y películas?

La lager Pilsen es una cerveza ligera y refrescante, como la historia de tres primos que vuelven al pueblo de sus vacaciones de la infancia para recuperar los mejores momentos de aquella. Recuerdos de otros veranos, planes de futuro, confidencias embarazosas… Pocas cosas no se comparten entre unas cañas, más aún si les sumas la compañía de esos amigos de toda la vida, sean o no primos.

 

 

Una lager especial pide a gritos una comedia sofisticada, una historia que transcurra en Nueva York, una chica con los ojos grandes y una debilidad especial por las joyas de Tiffany”s. En la vida siempre hay algún momento en que te sientes Holly Golightly o un joven escritor en busca de su musa. Momentos en que todo es más intenso sin dejar de ser alegre: los paseos por la ciudad, las tiendas de regalos o, por qué no, el sabor de una cerveza.

 

 

La lager extra se caracteriza por ser una cerveza muy sabrosa, con cuerpo y personalidad, determinadas por la malta tostada; pero, sobre todo, se trata de una cerveza con un final de boca largo y un amargo intenso y agradable. Como intensa y amarga es la relación entre Meryl Streep y Robert Redford a los pies de las colinas del Ngong. El sabor de una lager extra perdura en el paladar como lo hace en el recuerdo la imagen de Karen Blixen y el cazador Denys Finch-Hatton sobrevolando en una avioneta los paisajes de Kenia. Menos mal que para disfrutar de esta cerveza no hay que viajar hasta África.

 

 

Decía Pessoa que “no hay metafísica en la tierra como el chocolate” y, sin ánimo de cuestionar al escritor luso, estamos convencido de que habría cambiado su frase si hubiese conocido la armonía entre chocolate negro y la cerveza negra stout. Un descubrimiento que tampoco le habría venido mal a Lasse Halstrom, director de Chocolat. Y es que cualquiera de los postres elaborados por Juliette Binoche maridan con la cerveza negra y su gusto a regaliz y frutos secos.

 

 

Esta es sólo una pequeña muestra de las numerosas armonías entre dos mundos de infinitas posibilidades y matices: cerveza y cine. Por cierto, ¿y tú, con qué película acompañarías una cerveza de abadía? ¿Y una de trigo?

Cerveza y música: una amplia gama

Cerveza y música

Cada momento de tu vida tiene una música diferente, ¿a que sí? No sólo hablamos de épocas con banda sonora, también de que cada momento de tu día a día pide su propia canción. Porque no es lo mismo escuchar jazz de día que de noche o reggaeton en la discoteca o a las 8 de la mañana camino del trabajo. Tu estado de ánimo, la compañía, el lugar en el que estés escuchándola harán que te apetezca más un estilo que otro.

También existe una amplia gama de cervezas que puedes maridar a la perfección con cada momento de tu día a día. Y como nos encantan la música y la cerveza, nos hemos dado licencia para que se nos vaya esta entrada de las manos y vamos a intentar proponeros una variedad de cerveza para cada estilo de música, ¡a lo loco!:

Hay canciones que podrías escuchar mil veces seguidas. Siempre apetecen porque suenan a verano, amigos, risas y diversión. Como esa cerveza fresquita y rubia, del tipo Lager Pilsen, la que siempre apetece. Música y cerveza refrescantes y ligeras.

(“Funketon”, de Efecto Pasillo, una de las candidatas a “canción del verano”)

Pero la conversación empieza a ponerse interesante y a coger cuerpo, y la música que acompaña a ese momento ya no puede ser la misma. Porque a ti y a tus amigos os apetece más saborearla, comentarla, “¿has oído su último disco?” “¿en qué festival tocan?”. Como esa cerveza que quieres degustar cuando ya has calmado la sed, una lager especial o extra, con más matices y aromas, más intensas.

(“Little talks”, de Of Monsters and Men)

Y das con alguien que entiende de música. Y te habla de nuevos temas, de grupos que nunca habías escuchado y te enseña a descubrir en sus notas algo más que el postureo de conocer grupos que poca gente más conoce. Como en las cervezas, cuando la fermentación, la intensidad y las tonalidades van subiendo, y no se trata de conocer nombres o marcas, ¡sino de disfrutarla! Notas frutales para una cerveza bock o una ale… ¡marchando!

(“Little lion man”, uno de los temas más conocidos de Mumford and sons)

Porque para gustos: colores, sonidos y sabores. Y si a ti hay una música o una cerveza que te gusta, que nadie te venga con cuentos. Música dulce, sabrosa y seca, como la cerveza de abadía.

(“Across 110th Street”, de Bobby Womack)

Y para esos momentos intensos, en los que te apetece paladear música o cerveza con cuerpo, intensa, robusta. De esa que sabe a regaliz y dejan buen sabor de boca. Música y cerveza negra stout o de trigo para ocasiones especiales.

(“Ain´t got no”, de Nina Simone)

¿Qué música escuchas cuando conduces? ¿La radio? Esos cd´s con remixes que rescatas de tu guantera… ¡merecen un homenaje!. Cualquier música que escuches en el coche irá siempre al ritmo de los molinos de viento que ves mientras conduces ¿te habías fijado? Que sepas que después de haberlo leído no podrás dejar de fijarte. Música y cerveza versátiles. Para la carretera, y aquí no hay duda, la única variedad que armoniza a la perfección, es la sin.

(“Molinos de viento”, de Mägo de Oz)

Tanta música y cerveza como momentos para disfrutar.

Luces, cervezas, ¡acción!

Después de ver algunas de las mejores armonías entre cerveza y gastronomía, esta semana queremos hablar de otra completamente distinta, la que forman la cerveza y el cine. Y es que la cerveza ha ‘chupado mucha cámara’ a lo largo de la historia del celuloide, ha compartido cartel con grandes estrellas de Hollywood y ha hecho gala de su versatilidad al interpretar con soltura todo tipo de papeles y géneros.

Su mejor papel

Sin lugar a dudas, y en esto coinciden todos los críticos de cine, su mejor papel es el del ‘camarada perfecto’. La cerveza lo ha interpretado como nadie en multitud de filmes.

El Hombre Tranquilo de John Ford y Cadena Perpetua son dos de nuestras favoritas.

Aquí os dejamos una escena de la segunda, un excelente reflejo de lo que es para nosotros una cerveza fresca en un día de calor.

 

A los dos lados de la cámara

Uno de los actores más célebres de todos los tiempos, Paul Newman, es el mejor ejemplo de que la relación entre la cerveza y el cine se consolidó a los dos lados de la cámara. Este actor de físico incombustible fue también un apasionado cervecero. Él mismo reconoció que sus pasiones eran el cine, los coches, la familia y la cerveza (y no necesariamente por ese orden).

Tom Cruise es otro de los actores de Hollywood que se ha declarado un auténtico apasionado de esta bebida y lo demuestra tanto en la ficción como en la vida real. Delante de las cámaras, nuestra escena favorita, es la que nos ofreció Marilyn Monroe en la película Bus Stop con una escena así de sugerente.

Después de ver estos fotogramas no hay duda de que la cerveza es más que un placer para el paladar, un bálsamo para la sed y la máxima expresión de la amistad, también es puro glamour.