Un San Valentín cervecero, ¿te apuntas?

Aaaaiaiiiiiiii will always love you… ¡pii,pii! ¡Arriba! El despertador suena con la canción más romántica de la radio para recibir el día del amor… pero tú ni te acordabas.

¿Te has despertado sorprendido por Cupido? ¿Tu pareja espera que la sorprendas y tú acabas de enterarte de que es San Valentín? ¡Los cerveceros estamos para ayudarnos!

Así que no te preocupes, tenemos unos planes de última hora que tanto a ti como a tu pareja os encantarán.  Parecerá que lo llevas planeando toda la semana y ¡lo mismo te invitan a una caña de agradecimiento! Solo por esto merece la pena leer nuestras propuestas, ¿verdad?.

Para que no tengas que volverle a tu pareja con eso de “San Valentín para mí es todos los días” (en serio, no cuela) o tengas que bajar a por una caja cutre de bombones, te proponemos algunos planes que estamos seguros de que hace mucho que no lleváis a cabo, y que no podréis esperar a repetir.

Y por supuesto, todos ellos al más puro estilo cervecero, porque eso de las rosas, cenas románticas y luz tenue está muy visto.

1. Convertíos en un niño yendo a un parque de atracciones

¡Apostamos lo que sea a que hace años que no vais a divertiros a uno! Puede que os parezca un poco infantil, pero ¿qué puede ser mejor que soltar las tensiones del trabajo o la universidad gritando en la montaña rusa? ¡Creemos que no hay mejor manera de que os olvidéis de las preocupaciones diarias por unas horas y de que disfrutéis como niños!

Después, siempre podéis reponeos con unas buenas tapas y unas cervecitas.

2. Disfruta de una jornada relajante en un spa en tu ciudad

¿Cuándo fue la última vez que dedicasteis unas horas a relajaros y a cuidaros? ¡Hace demasiado tiempo! Sorprende a tu pareja con una tarde de spa en la ciudad, te lo agradecerá. ¡Y seguro que después, cae alguna cañita de agradecimiento! 

Abc GIF - Find & Share on GIPHY

3. Demuestra tu destreza jugando una partida de bolos

¡Ir a la bolera es uno de nuestros planes preferidos! Y seguro que uno de los vuestros también. Los cerveceros somos disfrutones por naturaleza y lo que más nos gusta es pasarlo bien y reír, además de la cerveza. Por ello, una tarde de bolos en pareja puede ser perfecta para una cita de San Valentín sin mucha planificación previa incluso con esos zapatos tan monos que te dan en la bolera.

4. Visita a un pueblo cercano

Este fin de semana salid de la ciudad por unas horas. ¡Id al pueblo más cercano de las afueras y celebrad San Valentín respirando aire fresco y saliendo de tapas por allí!

Aunque ya tengáis identificados vuestros bares favoritos en la ciudad, ya los tenéis muy vistos, ¡probad uno nuevo y puede que encontréis vuestro nuevo rincón cervecero preferido! Suena bien, ¿verdad?

5. Diviértete yendo a un bar con música en vivo

Si salís tarde de trabajar, estáis en época intensa de estudio o no tenéis tiempo de salir de la ciudad, siempre quedarán los planes que pueden hacerse cerca de casa. ¿Qué tal un concierto? O sino, ¿por qué no un bar con música en vivo? Sorprende a tu pareja llevándola a un bar con música en vivo y así tendréis el plan perfecto para cualquier cervecero: música, tapas y cerveza.

Como veis, os guste o no celebrar el día del amor, San Valentín puede ser la excusa perfecta para hacer esos planes que no hacéis de normal y sobre todo ¡para cervecear en la compañía que más os gusta! ¿Os apuntáis?

Ojo, que sabemos que muchos cerveceros son más de difrutar estos planes con colegas, así que, sea con quien sea, lo importante es disfrutar de planes nuevos en buena compañía.